Actualidad

Biden apunta a Maduro con nueva orden ejecutiva sobre presos y rehenes estadounidenses

1.320 Vistas
Biden apunta a Maduro con nueva orden ejecutiva sobre presos y rehenes estadounidenses

La medida permite a las agencias federales imponer sanciones financieras a las partes implicadas en la toma de rehenes o en las detenciones ilegales.

Redacción | Primer Informe

El presidente Joe Biden emitió el martes una orden ejecutiva destinada a repatriar a los rehenes estadounidenses y a otros ciudadanos estadounidenses detenidos injustamente en el extranjero.

La medida permite a las agencias federales imponer consecuencias -como sanciones financieras- a las partes implicadas en la toma de rehenes o en las detenciones ilegales. También autoriza a partes del gobierno estadounidense a compartir información relevante con las familias sobre la situación de las personas y los esfuerzos de Estados Unidos para asegurar su liberación o retorno. Finalmente,  recurre a expertos para desarrollar estrategias que disuadan de futuras tomas de rehenes y detenciones ilegales.

La administración también anunció que iba a añadir un indicador «D» a los avisos de viaje del Departamento de Estado. Con esto alertarán a los viajeros estadounidenses del riesgo de detención ilegal por parte de un gobierno extranjero.

«Este indicador de riesgo adicional pondrá de relieve el elevado riesgo al que se enfrentan los estadounidenses en determinados países y proporcionará a los estadounidenses información exhaustiva sobre seguridad y protección con la que podrán tomar decisiones de viaje con conocimiento de causa», declaró un alto funcionario de la administración.

Esta medida se produce en un momento en el que los estadounidenses encarcelados en el extranjero, desde Rusia hasta China, pasando por Venezuela, aparecen en los titulares, presionando a la administración para que tome medidas.

LEA TAMBIÉN: Maduro mantiene a 30 norteamericanos secuestrados secretamente en Venezuela

Presionan a Biden

Los defensores de los derechos humanos han pedido repetidamente la liberación de la estrella de la WNBA Brittney Griner, detenida en Rusia desde febrero por posesión de cannabis. Biden y la vicepresidenta Kamala Harris hablaron con la esposa de Griner, Cherelle Griner, este mes, después de que ella escribiera una carta a la Casa Blanca pidiendo a Biden que hiciera más por traer a la jugadora de baloncesto estadounidense a casa.

Una fundación creada para honrar el legado de James Foley -periodista estadounidense cuya decapitación por parte de las fuerzas sirias en 2014 desató la indignación internacional- elogió la orden, pero pidió al gobierno de Biden que fuera aún más lejos para proteger a los detenidos actualmente en el extranjero. La fundación, cuyo objetivo es proteger a los periodistas estadounidenses en el extranjero mediante la formación en materia de seguridad y la promoción de la acción gubernamental, afirma que un total de 64 estadounidenses están detenidos injustamente en 18 países de todo el mundo.

«Si bien la nueva Orden Ejecutiva aborda medidas más estrictas de disuasión y rendición de cuentas que son esenciales para prevenir la toma de rehenes por parte de actores estatales y no estatales, no olvidemos la urgencia y la importancia de trabajar por la liberación de los 64 estadounidenses que actualmente están retenidos como rehenes o detenidos injustamente en el extranjero», dijo el grupo en un comunicado. «Imploramos al gobierno de EE.UU. que utilice todos los medios necesarios para conseguir su liberación».

La administración también se ha enfrentado a una creciente presión sobre China. El mes pasado, los familiares instaron al gobierno de Biden a que presionara al gobierno de China para que liberara a los estadounidenses encarcelados allí.

La Fundación Dui Hua, un grupo sin ánimo de lucro que aboga por la liberación de prisioneros, calcula que 200 estadounidenses están detenidos arbitrariamente en China, y que hasta 30 de ellos están sujetos a prohibiciones ilegales de salida.

Aunque los funcionarios de la administración han dicho que asegurar su liberación es una prioridad, los legisladores y los miembros de la familia han pedido a la administración que sea más dura en su enfoque, ya sea negociando la liberación de los estadounidenses a través de intercambios de prisioneros o condicionando cuestiones bilaterales como los aranceles y el comercio a su libertad.

La administración señaló el martes que la orden ejecutiva fue «informada» por las frecuentes comunicaciones con estas familias y otras partes interesadas que trabajan para asegurar la liberación de sus seres queridos.

Carstens en Venezuela

La orden ejecutiva también llega justo después de los últimos -y fallidos- movimientos ejecutados por una comisión de alto nivel de la administración Biden que buscaba la liberación de los estadounidenses presos en Caracas.

Varias visitas este año y en especial la última ocurrida a finales de junio, buscaron la liberación de los presos estadounidenses en Venezuela. En especial EEUU negociaba la salida de Matthew Heath, un ex marine detenido desde 2020 y que cuenta con un intento de suicidio debido a las condiciones y a las torturas recibidas en las mazmorras maduristas.

Después de la fracasada visita, se conoció que Venezuela encarceló a tres estadounidenses más este año. Los detenidos están acusados de ingresar ilegalmente a Venezuela y de otros delitos no especificados. El Departamento de Estado confirmó la información.

Juan González, director de Asuntos Hemisféricos del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, dijo que «estas conversaciones a veces toman tiempo».

Quien es considerado el coordinador de los acercamientos con el régimen de Maduro, agregó que están «abogando para buscar una ruta para volver a unir a estos individuos con sus familiares».

Sin embargo, un prestigioso periodista estadounidense sostiene que a la administración Biden se le escapó de las manos el tema con los rehenes de Nicolás Maduro.

Ante esto, el periodista estadounidense John Sweeney, experto en geopolítica, energía y seguridad, reveló que la dictadura de Caracas lleva a cabo operaciones de secuestro «romántico» en el exterior para hacerse de más rehenes estadounidenses.

En un hilo publicado en su perfil en Twitter, el veterano periodista asegura que «entre 20 y 30 ciudadanos estadounidenses están actualmente encarcelados en Venezuela». La información contrasta con el número oficial de detenidos estadounidenses en Venezuela, que se reduce a 8. Estos son, además de Matthew Heath y los 5 gerentes de CITGO restantes, Airan Berry y Luke Denman. Estos son unos efectivos retirados de las Fuerzas Especiales que fueron arrestados en 2020 después de que intentaron invadir Venezuela en barco como parte de un complot fallido para derrocar a Maduro.

Sweeney dijo que los otros estadounidenses presos en su «mayoría fueron atrapados por agentes del gobierno venezolano en Colombia, Panamá y otros países cercanos».

«Puede que este no sea el caso de Matthew Heath, pero conozco personalmente dos casos de jóvenes estadounidenses atraídos a Venezuela por mujeres venezolanas… que son enviadas a países cercanos para encontrar y seducir a ciudadanos estadounidenses varones que posteriormente son «invitados» a acompañar a las mujeres de vuelta a Venezuela para más «romance». Cuando cruzan la frontera son detenidos inmediatamente y entregados a la DGCIM», escribió el periodista.

Caso Matthew Heath

Matthew John Heath es un ex marine de Knoxville que está detenido en Venezuela desde septiembre de 2020. Fue acusado en relación con un complot terrorista para sabotear las refinerías de petróleo y el servicio eléctrico con el fin de provocar disturbios, dijo el ex fiscal jefe de Venezuela Tarek William Saab.

Heath fue acusado de tener vínculos con la CIA y de recibir ayuda de tres conspiradores venezolanos que fueron detenidos con él cerca de un par de refinerías de petróleo en la costa del Caribe, según Saab.

Saab dijo que había fotos de posibles objetivos en los teléfonos de los hombres. También mostró fotos de un lanzagranadas, explosivos plásticos, un teléfono satelital, así como otros equipos que, según dijo, les fueron confiscados a los hombres cuando fueron detenidos.

Heath fue acusado de terrorismo, tráfico de armas ilegales y conspiración.

La orden ejecutiva de Biden refuerza la Ley de Recuperación de Rehenes y Toma de Rehenes de 2020 Robert Levinson para reforzar la capacidad del gobierno de apoyar a las familias de los rehenes, así como dar la autoridad para imponer sanciones a los implicados en la detención, dijo un alto funcionario administrativo de la Casa Blanca.

«Los Estados extranjeros que se dedican a la práctica de la detención ilícita, ya sea para hacer presión política o para buscar concesiones de Estados Unidos, amenazan la integridad del sistema político internacional y, además, la seguridad de los ciudadanos estadounidenses y otras personas en el extranjero», dijo el funcionario. «Y lo mismo puede decirse de las organizaciones terroristas, los grupos criminales y otros actores malintencionados que toman rehenes para obtener beneficios financieros, políticos o de otro tipo».

La orden también aumentaría la comunicación con la familia del estadounidense sobre su estado, así como los esfuerzos para traerlo a casa.

«Francamente, todos los que trabajamos en estos temas estamos asombrados por el valor y el liderazgo que muestran las familias en estas horribles circunstancias en un esfuerzo por hacer que nuestro gobierno y todos nosotros mejoremos en la resolución de estos casos», dijo el funcionario.

«Su transparencia también mostrará a los gobiernos que incurren en este tipo de prácticas reprobables, y de hecho al mundo, nuestro compromiso de denunciar este tipo de comportamiento», dijo el alto funcionario administrativo.

De los seis países que recibieron un indicador de riesgo D, uno de ellos fue Venezuela.

«Debo subrayar aquí que este trabajo para castigar a los responsables de este tipo de comportamiento, para aumentar la transparencia, para compartir los riesgos sobre la toma de rehenes y las detenciones ilícitas, todo esto se suma al trabajo muy duro y muy importante que hacemos con el NSC, con el Departamento de Estado, el FBI y otros colegas en todo el gobierno todos los días para resolver asuntos particulares de rehenes y detenidos ilícitos», dijo el funcionario a WVLT TV.

Agregó que la medida de Biden «no es un sustituto, es un complemento. Y es una forma de aumentar la transparencia a través del indicador, de imponer costes a través de la orden ejecutiva y, en general, de intentar evitar que el próximo grupo de familias pase por este horrible calvario».

La liberación de Heath estuvo muy cerca de realizarse, sin embargo, según fuentes del periodista John Sweeney, una fotografía desató la ira del dictador Nicolás Maduro y detuvo la entrega.

Después de que Roger Carstens se reunió con Jorge Rodríguez, mano derecha de Maduro y presidente de la Asamblea Nacional al servicio del régimen, el negociador constató la salud de Matthew Heath en el centro hospitalario.

Sweeney detalla que «Mientras Carstens se reunía con los voceros del régimen de Maduro, Story se reunía por separado con Juan Guaidó». Fue este encuentro el que causaría toda la discordia.

«Story se reunió con Guaidó como un gesto de reafirmación del apoyo de Estados Unidos a la presidencia interina», dice el periodista. »

«Se tomaron fotos oficiales de Story con Guaidó, porque las fotos transmiten legitimidad (sarcástico, pero cierto). Cuando Maduro se enteró de la reunión de Story con Guaidó y de las fotos, tuvo una rabieta furiosa y anuló el acuerdo», escribió Sweeney.

El acuerdo implicaba la liberación de Heath y de un segundo rehén, quienes habrían regresado a EEUU con Carstens. Según Sweeney, Maduro también le negó un segundo grupo de reuniones con otros prisioneros estadounidenses a la delegación de Biden.

Con información de POLITICO, WVLT.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Biden o similares.
Últimas Noticias: