Actualidad

Todo lo que enfrenta Bielorrusia tras secuestrar un avión comercial y capturar a un opositor exiliado

0 Vistas
Todo lo que enfrenta Bielorrusia tras secuestrar un avión comercial y capturar a un opositor exiliado

Siguiendo órdenes del dictador Aleksandr Lukashenko, autoridades de Bielorrusia obligaron aterrizar un aeronave de la aerolínea Ryanair bajo una falsa amenaza de bomba.

Redacción | Primer Informe

Este domingo, Bielorrusia acaba de iniciar un incidente internacional de consecuencias incalculables. Bajo órdenes del régimen de ese país, jets militares secuestraron y obligaron a un avión comercial a aterrizar en su territorio.

La finalidad de la maniobra era arrestar al periodista disidente Roman Protasevich, una de las voces más activas en contra de la dictadura bielorrusa.

El aterrizaje forzoso se produjo mientras el avión sobrevolaba el espacio aéreo bielorruso de camino a Lituania. El avión comercial de la aerolínea Ryanair había despegado de Atenas y transportaba a 171 pasajeros.

Se encontraba a apenas unos kilómetros de la frontera con Lituania cuando un jet de combate bielorruso MiG-29 ordenó al avión que hiciera un cambio de sentido. Lo obligó a aterrizar en Minsk, la capital del país. 

A bordo del ese vuelo de Ryanair se encontraba Roman Protasevich. Por temor a ser arrestado, había huido de su país en 2019 para vivir en el exilio en la vecina Lituania, reseña el periodista Glenn Greenwald.

Protasevich retornaba de Atenas. Allí asistió a una conferencia sobre economía con la principal líder de la oposición de Bielorrusia, Svetlana Tikhanovskaya. Su retorno a casa se malogró cuando el avión fue desviado por la fuerza.

LEA TAMBIÉN: Venezuela se alía con Bielorrusia para coartar discusiones sobre violaciones de DDHH en Ginebra

Bielorrusia secuestra un avión comercial y enfrenta la ira internacional
El avión de Ryanair fue retenido por varias horas en el aeropuerto de Minsk, mientras se hacía un registro por una posible bomba. En realidad, fuerzas de seguridad buscaban al opositor Protasevich a quien bajaron del avión junto a su acompañante. Los dos quedaron detenidos. Protasevich se enfrenta a una posible pena de muerte en su país donde es acusado de terrorismo por la dictadura de Lukashenko.
Una orden del dictador

El propio servicio de prensa de Lukashenko dijo que el avión de combate fue desplegado por orden del propio líder. Al piloto de Ryanair  le dijeron, falsamente, que creían que había una bomba u otra amenaza para el avión a bordo.

Varias aerolíneas dijeron el lunes que evitarían el espacio aéreo bielorruso después del incidente.  Los líderes de la Unión Europea (UE) reunidos el lunes por la noche tenían previsto prohibir a las aerolíneas bielorrusas el espacio aéreo de su bloque. También iban a pedir a las aerolíneas con sede en la UE que eviten volar sobre la ex república soviética, según un borrador de declaración visto por Reuters.

Los líderes de los 27 estados miembros también considerarán ampliar la lista de personas bielorrusas que ya sancionan. También pedirán a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) que investigue con urgencia el incidente del domingo, informó Reuters. 

«La reacción debe ser rápida y severa», dijo a los periodistas el primer ministro belga, Alexander de Croo.

Mientras tanto, el secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken, condenó el desvío del avión para arrestar al periodista. Adelantó que estudia los próximos pasos a dar con sus socios de la Unión Europea.

Piratería aérea de estado

Al parecer, la arriesgada maniobra ordenada por Lukashenko va a terminar con un mayor aislamiento de su país con Occidente. Las relaciones ya estaban en punto crítico luego de las cuestioandas elecciones del año pasado (en las que ganó Lukashenko).

Y también por la brutal represión que siguió a las protestas de ciudadanos que reclamaban fraude en las votaciones.

Irlanda fue más allá  en sus declaraciones. El ministro de Relaciones Exteriores de ese país,  Simon Coveney, utilizando un lenguaje que fue repetido por varios otros países de la UE, dijo: «Esto fue efectivamente piratería de aviación, patrocinada por el estado». La aerolínea Ryanair está basada en Irlanda. 

Un portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que estaba «profundamente preocupado» por el incidente y pidió una investigación completa.

Los tres estados bálticos dijeron que el espacio aéreo bielorruso debería declararse «inseguro». En medio de la tensión, Bielorrusia y Letonia intercambiaron expulsión de embajadores. 

Algunas aerolíneas y países no esperaron a recibir orientación sobre cómo responder al desvío del vuelo de Grecia a Lituania mientras volaba por el espacio aéreo bielorruso.

Roman Protasevich, cuando era adolescente, se convirtió en un disidente opuesto al líder autoritario de Bielorrusia. Desde el exilio, era una voz destacada de la oposición a través de canales de Telegram, uno de los pocos medios que quedan a los disidentes para expresarse. En noviembre pasado, fue incluido en la lista oficial de “terroristas” que elabora el servicio de inteligencia bielorruso que todavía conserva su nombre soviético KGB.
Bielorrusia más aislada

Gran Bretaña dijo que estaba emitiendo un aviso para instruir a las aerolíneas británicas que cesen los vuelos sobre Bielorrusia y que suspendería el permiso aéreo para la aerolínea nacional de Bielorrusia, Belavia, con efecto inmediato.

La aerolínea letona airBaltic y la aerolínea escandinava SAS dijeron que dejarían de usar el espacio aéreo bielorruso. Avia Solutions, registrada en Chipre, dijo que sus aerolíneas con sede en Lituania harían lo mismo.

El ministro de Transporte de Lituania, Marius Skuodis, dijo que LOT de Polonia y la aerolínea húngara Wizzair tampoco utilizarían el espacio aéreo bielorruso y dijo que todos los vuelos desde y hacia los aeropuertos lituanos deben evitar el espacio aéreo bielorruso a partir de la medianoche.

Cuál será la suerte del opositor Protasevich

El opositor Roman Protasevich se debe a que es una de las pocas voces independientes en el país. Casi todos los medios  medianamente independiente cerraron en 2020, obligados por la represión de Lukashenko tras las protestas contra el fraude electoral. 

El canal de Telegram que edita Protasevich fue clave en la convocatoria de esas protestas. Compartía con sus seguidores detalles sobre la hora y el lugar de cada manifestación.

Cuando el vuelo se disponía a aterrizar en Minsk otros pasajeros lo oyeron gritar que se exponía «a la pena de muerte». La policia arrestó a Protasevich poco despúes.

Apenas tuvo margen para pasar su ordenador a su acompañante, Sofia Sapega, una estudiante de 23 años que viajaba con él y que finalmente también fue detenida

La falsa amenaza de Hamás

Mientras tanto, la policía lituana abrió una investigación de secuestro por el aterrizaje forzoso del avión. Interrogó a los pilotos luego de que aterrizarán en Vilna el domingo. La policía lituana considera sospechoso que seis personas que iban en ese vuelo, incluido el periodista, se quedaran en Bielorrusia tras el aterrizaje de emergencia.

Algunos eran bielorrusos y otros eran rusos. La principal sospecha es que estén relacionados con la caza a este joven periodista.

Las autoridades bielorrusas dieron por fin sus explicaciones. Aseguran que  recibieron una amenaza al vuelo en un correo electrónico. La comunicación supuestamente, provenía de Hamás, la organización islamista palestina.

«Nosotros, soldados de Hamás, exigimos que Israel cese el fuego sobre Gaza. Reclamamos que la Unión Europea cese su apoyo a Israel (…)», decía el corre. Amenazaban con una bomba en Lituania. 

¿Un paralelismo con el incidente de Evo Morales en 2013?

Mientras tanto Rusia, la principal aliada del régimen de Lukashenko, acusó a Occidente de hipocresía. Recordó que 2013 un vuelo desde Moscú que transportaba al presidente de Bolivia de regreso a su país, fue desviado a Austria ante la sospecha de que Edward Snowden pudiese estar a bordo.

Entonces, los funcionarios bolivianos anunciaron que, en pleno vuelo, Francia, España e Italia revocaron el permiso para sobrevolar su espacio aéreo. Sin combustible suficiente para volar una ruta alternativa, el piloto boliviano se vio obligado a dar un giro en U y aterrizar en Viena.

A los funcionarios bolivianos se les dijo que el motivo de la negativa en el aire de estos países, se debía a información de que Snowden estaba en el avión con Morales y que viajaba porque Bolivia le había otorgado asilo.

Después de que el avión de Morales se viera obligado a aterrizar en el aeropuerto de Viena, los funcionarios austríacos anunciaron rápidamente que habían registrado el avión y determinaron que Snowden no estaba en él.

Mientras tanto, todo el tiempo que esto sucedió, Snowden estuvo en Moscú. De haber ido en el avión, los funcionarios austriacos lo habrían detenido instantáneamente y lo habrían entregado a Estados Unidos. Washington ya había emitido una orden de arresto internacional.

Con información de Reuters, Glenn Greenwald y El Mundo.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Alexander Lukashenko o similares.
Últimas Noticias: