Actualidad

Corte Suprema permite a Biden terminar con el plan «Quédate en México» de Trump

253 Vistas
Corte Suprema permite a Biden terminar con el plan «Quédate en México» de Trump

Los defensores de los derechos de los inmigrantes han criticado durante mucho tiempo la medida creada en diciembre de 2018 e implementado en enero de 2019 por la Administración Trump.

Redacción | Primer Informe

La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó el jueves que la Administración Biden tiene la autoridad para poner fin a la controvertida política de inmigración de la era Trump conocida como “Quédate en México”. El dictamen representa una victoria para Joe Biden y la capacidad de su Administración para determinar su propia estrategia de inmigración.

En una decisión de 5 a 4, la Corte Suprema afirmó la autoridad de la Administración Biden para supervisar el procedimiento fronterizo entre EEUU y México, y le permite continuar con sus esfuerzos para poner fin a “Quédate en México”—oficialmente llamados Protocolos de Protección al Migrante (MPP)— la política de la era Trump de devolver a México a los migrantes que han solicitado asilo mientras se adjudica su caso.

El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, escribió la opinión de la mayoría, junto con el juez Brett Kavanaugh y los tres liberales de la corte. La jueza Amy Coney Barrett disintió, acompañada en parte por los otros conservadores de la corte.

LEA TAMBIÉN: Inmigrantes detenidos que buscan ser liberados recibieron un fallo en contra en EEUU

Sobre el dictamen de la Corte

En la opinión mayoritaria, Roberts dijo que las acciones de la Administración para poner fin a la política no violaron la ley en la forma en que habían argumentado los estados republicanos que desafiaron la medida. Esto podría despejar el camino para que Biden deje de inscribir a los inmigrantes en el programa. Pero Roberts señaló que las acciones de la Administración podrían impugnarse por otros motivos, específicamente señalando una sección de la Ley de Procedimiento Administrativo (APA), y envió la decisión de regreso a los tribunales inferiores para procedimientos adicionales sobre cuestiones legales separadas.

La decisión se produce solo cuatro días después de que un presunto incidente de tráfico de personas en un camión con remolque causara la muerte de 53 migrantes en San Antonio, Texas. Algunos expertos y defensores de la inmigración culpan a las políticas estrictas en la frontera entre Estados Unidos y México, como el MPP, de incentivar los peligrosos cruces fronterizos no autorizados orquestados por traficantes de personas.

“La decisión de la Corte Suprema allana el camino para que la Administración Biden adopte un proceso de inmigración más ordenado en la frontera”, dice David Bier, director asociado de política de inmigración del Instituto Cato, de tendencia libertaria. “‘Quédate en México’ fue un fracaso. Trató a los solicitantes de asilo de manera tan inhumana que, en lugar de ‘permanecer en México’, cruzaron la frontera ilegalmente en repetidas ocasiones”.

La Administración Biden ha estado intentando poner fin al MPP desde junio de 2021, pero los estados conservadores cuestionaron la medida y argumentaron que el poder ejecutivo no tenía la autoridad para poner fin al programa de la forma en que lo hizo. La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito falló a favor de los estados en enero, dictaminando que la Administración estaba obligada a detener a los solicitantes de asilo en EEUU o hacerlos esperar en México, lo que significa que la política tendría que permanecer vigente hasta que el Congreso asignara miles de millones de dólares para ampliar las capacidades de detención del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

El jueves, la Corte Suprema dictaminó que el Quinto Circuito estaba equivocado, y Roberts escribió en su opinión que la interpretación del Quinto Circuito de la ley de inmigración “impone una carga significativa sobre la capacidad del Ejecutivo para entablar relaciones diplomáticas con México, una carga que el Congreso probablemente no pretendía imponer en la ley de migraciones”.

“La historia política más amplia detrás de este caso es la incapacidad de varias décadas de las ramas políticas para proporcionar al DHS suficientes instalaciones para detener a los no ciudadanos que buscan ingresar a los Estados Unidos en espera de sus procedimientos de inmigración”, escribió Kavanaugh en su opinión concurrente. “Pero este Tribunal tiene autoridad para abordar solo los asuntos legales que tenemos ante nosotros. No tenemos autoridad para poner fin al estancamiento legislativo o para resolver los problemas de política subyacentes”.

En su opinión disidente, Barrett escribió que estaba de acuerdo con el análisis de la mayoría sobre las cuestiones legales, “pero no con su decisión de llegar a ellas”. Barrett escribió que primero habría remitido el caso a los tribunales inferiores.

Celebran el fallo

Los defensores de los derechos de los inmigrantes celebraron el fallo de la Corte Suprema y pidieron a la Administración Biden que comience de inmediato a permitir que aquellos que actualmente se encuentran en el MPP esperando en México ingresen a los EEUU para llevar a cabo el resto de sus casos de asilo.

“Aplaudimos la decisión de la corte”, dijo Priscilla Orta, abogada supervisora ​​del Proyecto Corazón de Abogados por el Buen Gobierno en Brownsville, Texas, una organización que brinda asesoramiento legal pro bono a las personas inscritas en el MPP. “En este momento, miles de personas se han inscrito en este programa a lo largo de la frontera. Viven en refugios en ruinas y en condiciones peligrosas sin acceso a un abogado. A la luz de esta decisión, ahora hacemos un llamado a la Administración Biden para que detenga de inmediato todas las audiencias pendientes y otorgue la libertad condicional a los inscritos para que puedan buscar asilo de manera segura”.

Los fiscales generales conservadores que presentaron la demanda para impedir que la Administración Biden rescindiera el MPP expresaron su decepción. “La decisión de hoy de la Corte Suprema de los EEUU es desafortunada y creo que se tomó una decisión equivocada”, dijo el fiscal general de Texas, Ken Paxton, en un comunicado. “La decisión de hoy empeora la crisis fronteriza. Pero no es el final. Seguiré adelante y me concentraré en asegurar la frontera y mantener seguras a nuestras comunidades en la docena de otras demandas de inmigración que estoy litigando en los tribunales”.

Los defensores de los derechos de los inmigrantes han criticado durante mucho tiempo el MPP, que fue creado en diciembre de 2018 e implementado en enero de 2019 por la Administración Trump. Más de 71.000 personas se inscribieron en MPP, según Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC), una organización de investigación de la Universidad de Syracuse. Muchas personas con pocos recursos se quedaron en peligrosas ciudades fronterizas mexicanas como Matamoros, al otro lado de la frontera con Brownsville, Texas, lo que resultó en la formación de campamentos de tiendas de campaña improvisados ​​a lo largo de tramos de la frontera, albergando a cientos de migrantes en condiciones precarias. La violencia contra los migrantes es común.

La Administración Biden dejó de inscribir a nuevas personas en el MPP en enero de 2021 y comenzó a permitir que las personas que ya estaban inscritas en el programa ingresaran a los EEUU mientras un juez de inmigración revisaba su solicitud de asilo. Para mayo de 2021, solo unos 10.300 de los más de 71.000 inmigrantes inscritos en el MPP fueron admitidos en EEUU, según un análisis de TRAC. En junio, el secretario del DHS, Alejandro Mayorkas, emitió un memorando dando por terminado oficialmente el programa.

Luego vino la demanda presentada por los fiscales generales de Texas y Missouri, Paxton y Eric Schmitt, que argumentaron que Mayorkas no siguió la letra de la APA cuando despidió al MPP. Debido a que la instancia inferior se puso del lado de los fiscales generales, el MPP relanzó. En los seis meses transcurridos desde entonces, más de 5000 nuevas personas se han inscrito en el programa, según TRAC. Solo 1.109 de esos casos se han completado en los tribunales, y de ellos, solo a 27 personas se les concedió asilo.

“La decisión de la Corte Suprema de permitir que la administración Biden termine el MPP no soluciona todos los problemas complejos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México”, dice Austin Kocher, profesor asistente e investigador de TRAC. “Pero elimina una barrera importante para el proceso de asilo legal”.

Título 42 en la mira

Aunque los defensores de los inmigrantes aplauden el fallo de la Corte Suprema, otra política de la era Trump conocida como Título 42 sigue siendo la principal barrera para el sistema de asilo de EEUU.

El 1 de abril, la Administración Biden anunció planes para levantar el Título 42, una autoridad de salud pública que el gobierno federal ha invocado para expulsar de inmediato a cualquier persona que intente cruzar sin autorización a los EEUU con el fin de prevenir la propagación de COVID-19. A diferencia del MPP, los migrantes pueden ser expulsados ​​en masa bajo el Título 42 sin que se les otorgue el derecho a presentar una solicitud de asilo.

Varios estados presentaron demandas, argumentando que poner fin al programa crearía caos y, a fines de mayo, un juez federal ordenó a la Administración que siguiera aplicando el Título 42 hasta que finalice el litigio, tal como lo habían hecho los tribunales con los esfuerzos de la Administración para poner fin al MPP. Ese litigio actualmente se está abriendo camino a través del sistema judicial, lo que significa que una batalla legal sobre la autoridad del ejecutivo para supervisar la política de inmigración podría terminar ante la Corte Suprema nuevamente bastante pronto.

“El litigio continuo sobre la política federal ha socavado el funcionamiento razonable de nuestro sistema de inmigración y la capacidad del poder ejecutivo para crear e implementar políticas para gestionar la migración en la frontera”, dice Theresa Cardinal Brown, directora general de inmigración y política transfronteriza del Bipartisan Policy Center. “Los jueces no son expertos en fronteras o inmigración y no deberían hacer políticas para los Estados Unidos sobre estos asuntos y, sin embargo, lo han hecho cada vez más”.

Con información de TIME.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Biden o similares.
Últimas Noticias: