Actualidad

Por qué EEUU dio libertad condicional al empresario venezolano acusado de sobornos supuestamente pagados a Luisa Ortega Díaz

1.538 Vistas
Por qué EEUU dio libertad condicional al empresario venezolano acusado de sobornos supuestamente pagados a Luisa Ortega Díaz

“Nos hemos convertido en un bastión para desmantelar lo que está pasando en Venezuela”, dijo Urbano Fermín al juez Scola, quien emitió la sentencia por una colaboración significativa del empresario.

Redacción | Primer Informe

El empresario venezolano Carlos Urbano Fermín, quien pagó sobornos cuyo caso penal implica a la ex fiscal chavista Luisa Ortega Díaz, fue sentenciado el lunes a cinco años de libertad condicional en reconocimiento a sus esfuerzos por exponer la corrupción desenfrenada en el poder judicial del país.

El fiscal federal adjunto Michael Berger había buscado una sentencia reducida de casi dos años de prisión para el empresario en reconocimiento a su «significativa colaboración”.

Pero el juez Robert Scola dictó una sentencia aún más leve y se puso del lado de los abogados de Fermín, quienes argumentaron que debería recibir un trato similar al de un acusado que cooperó en otro caso de soborno en Venezuela.

Fermín, al declararse culpable el año pasado, admitió haber pagado alrededor de $1 millón en sobornos a un “fiscal de alto rango” en Venezuela como “seguro” contra cualquier investigación sobre los extensos tratos de su empresa constructora con el gigante petrolero estatal PDVSA.

La fiscal venezolana no identificada es la exfiscal general de Venezuela Luisa Ortega, informó The Associated Press el año pasado. Ortega no ha sido acusado, pero anteriormente dijo que las acusaciones de soborno fueron un intento infundado del gobierno de Maduro para obligar a una confesión y empañar su reputación.

“Nunca soñé que me encontraría en esta situación”, dijo Fermín en la sentencia del lunes, describiendo cómo se vio obligado a tomar la decisión imposible de pagar sobornos o destruir o incautar su negocio de 1.500 empleados.

También agradeció al gobierno de Estados Unidos por proporcionar un refugio seguro que le ha permitido evitar un destino como el de su hermano, quien está encarcelado en Venezuela desde 2017 por lo que considera cargos falsos.

“Nos hemos convertido en un bastión para desmantelar lo que está pasando en Venezuela”, dijo Urbano Fermín al juez Scola, quien tomó la inusual medida de sellar procedimientos judiciales normalmente abiertos donde se discutieron detalles de la cooperación del acusado. “Un sistema que ha sido dañado y tomado por los políticos”.

LEA TAMBIÉN: Se profundiza la investigación por soborno a Luisa Ortega Díaz en EEUU

Ortega Díaz implicada

El caso hace referencia a Luisa Ortega Díaz, admiradora desde hace mucho tiempo del difunto Hugo Chávez, rompió con el liderazgo socialista de Venezuela en 2017 y llamó a oponerse al régimen madurista.

Por sus opiniones abiertas, fue destituida de su cargo de fiscal general y huyó rápidamente a la vecina Colombia, donde ella y un equipo de fiscales exiliados intensificaron sus ataques contra la corrupción en su país y proporcionaron pruebas a la Corte Penal Internacional de abusos contra los derechos humanos presuntamente cometidos por gobierno de Maduro.

Los aliados del líder opositor Juan Guaidó se unieron en su defensa, llamándola fiscal jefe “legítima” de Venezuela y tratando de aprovechar su deserción para construir una coalición anti-Maduro más amplia.

Pero ella nunca pudo sacudirse por completo su reputación como una leal que sirvió durante una década como la principal ejecutora judicial de lo que Chávez llamó su revolución bolivariana.

Desde entonces, se mudó a España a medida que avanzaba la investigación penal de EEUU sobre la corrupción dentro del poder judicial de Venezuela.

Según una presentación de hechos de tres páginas que acompañaba su declaración de culpabilidad el año pasado, Fermín dijo que entre 2012 y 2016, sus compañías obtuvieron numerosos contratos importantes de tres empresas conjuntas de PDVSA con compañías petroleras extranjeras, entre ellas China National Petroleum Company, Rosneft de Rusia y la francesa Total SA.

A principios de 2017, la oficina de Ortega abrió una investigación sobre la adjudicación de esos contratos. Casi al mismo tiempo, fue abordado por un abogado en Venezuela que era cercano al fiscal de alto rango anónimo con la promesa de que podría anular cualquier investigación criminal, dijo Fermín.

Describiéndose a sí mismo como una “póliza de seguro”, el intermediario “informó al acusado que tenía la capacidad de prevenir cargos penales”, según el expediente judicial.

Posteriormente, dijo Fermín, transfirió aproximadamente $1 millón de los EEUU a cuentas en beneficio del funcionario venezolano anónimo, incluido un pago de $100.000 a un banco en el suburbio de Coral Gables en Miami.

El gobierno venezolano nunca presentó cargos contra las empresas de Fermín mientras Ortega fue fiscal jefe, aunque su sucesor designado por Maduro, Tarek William Saab, sí lo hizo poco después de asumir el cargo en 2017, cuando acusó a Fermín y sus dos hermanos.

Con información de The Associated Press.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Carlos Urbano Fermín o similares.
Últimas Noticias: