Actualidad

Entrevista: El peor escenario en Ecuador es un retorno del autoritarismo “chavista” de Rafael Correa

3 Vistas
Entrevista: El peor escenario en Ecuador es un retorno del autoritarismo “chavista” de Rafael Correa

Fernando Villavicencio es un periodista de investigación de larga y reconocida trayectoria en Ecuador, que escogió la arena política para continuar la lucha anticorrupción que inició a través del periodismo. Este es el análisis descarnado que hace del futuro que le espera a Ecuador en las próximas elecciones del 15 de abril.

Casto Ocando | Primer Informe

Los reportajes de investigación de Fernando Villavicencio lo consagraron como uno de los periodistas más agresivos contra la corrupción que encarnó la década que duró el régimen de Rafael Correa (2001-2017). Pero no sólo le trajo fama y reconocimiento, sino persecución, exilio y amenazas judiciales.

Sin embargo, todos sus esfuerzos no fueron en vano. Varios de sus reportajes fueron usados por la justicia ecuatoriana para encausar y luego sentenciar al ex presidente Correa, un aliado de la dictadura venezolana que ahora vive en el exilio dorado en Bélgica, de donde es nativa su esposa.

Con la segunda vuelta presidencial a la vuelta de la esquina, este próximo 15 de abril, los escenarios se resumen básicamente a dos: un posible triunfo de Andrés Arauz, delfín de Rafael Correa, que ha prometido un retorno de las cuestionadas políticas de extrema izquierda del Correísmo; y una nueva presidencia de centroderecha en la figura de Guillermo Lasso.

Para Villavicencio, no cabe dudas de cuál es el peor de los escenarios.

El retorno del correismo, asegura el periodista, significa la vuelta de las alianzas con la narcoguerrilla colombiana, la corrupción y el pago de sobornos, la persecución a opositores y periodistas, y un modelo basado “en lo mejor del régimen de Nicolás Maduro”.

Su última gran investigación, que generó una gran controversia en Ecuador, es sobre una abultada indemnización que cobró Arauz, del Banco Central de Ecuador, en sospechosas circunstancias.

En su figura de asambleísta, Villavicencio pidió al contralor ecuatoriano abrir una investigación por la indemnización que el candidato correísta recibió tras ser despedido.

Villavicencio asegura que la indemnización que recibió Arauz al salir del BCE es ilegal. Apunta que la Ley Orgánica de Servicio Público del país establece, en su artículo 28, que Arauz solo podía acceder a una licencia para estudiar, sin remuneración, máximo hasta 2 años.

«Solo se pasó 10 meses y fue premiado con $27.583», denunció Villavicencio en Twitter.

Estas últimas acciones dan razón de un profesional comprometido con encontrar la verdad e intentar desenmascarar la verdadera naturaleza del chavismo ecuatoriano.

– ¿Cuál es la visión que tienes de la importancia que tiene esta segunda vuelta para el futuro de Ecuador?

– Es trascendental. Es una elección que se da en Ecuador pero tendrá un impacto regional, continental diría yo. Es más simbólica para lo que significa el choque de dos visiones. Creo que en Ecuador se va a evidenciar una vez más el choque de dos visiones y dos versiones de la política en América Latina, en particular aquella liderada por el Foro de Sao Paulo que acá se lo conoce y en América Latina como la ‘Multinacional del Delito’, porque han expresado que tienen un comportamiento y una forma de hacer política idéntica en todos los países. Mira tú que los presidentes de esta tendencia todos o casi todos han sido procesados y sentenciados por delitos de sobornos. Acá en Ecuador Correa está sentenciado justamente por eso, por haber recibido recursos económicos, coimas y sobornos que le dieron empresas como Odebrecht, que está sentenciado por usar parte de sus recursos en contaminar la política en las campañas electorales. Eso te advierte que estos gobiernos de los últimos años, de las últimas décadas en América Latina tienen un sello, que son gobiernos ilegítimos que han llegado al poder con recursos sucios, con recursos de la corrupción y también con recursos del narcotráfico. El caso de Ecuador es emblemático, entonces lo que estamos viviendo aquí es un proceso eleccionario trascendental, entre las dos versiones, entre una versión que reproduce lo que fue el correísmo durante una década y lo que representa una posibilidad más allá de las limitaciones que represente Lasso, Guillermo Lasso, la posibilidad de reconstruir la poca democracia que tenemos, la independencia de funciones, una articulación regional y mundial con los mercados principales del Ecuador y crear democracia y libertad que es lo que le ha hecho falta a este país en los últimos 14 años.

– ¿A qué atribuyes el apoyo que está recibiendo Andrés Arauz, un candidato asociado a Rafael Correa?

– Andrés Arauz, que es el candidato de Correa, logró aproximadamente el 30% del electorado. Hoy se sabe que un porcentaje importante, entre el 8 y 7% se obtuvo con fraude electoral, en una de las provincias más grandes de la costa ecuatoriana que es Wanabi. El Consejo Nacional Electoral ha impedido pasar a un recuento de votos que hubiese permitido transparentar este proceso. El otro problema sin duda para el Ecuador es que tienes ahí primero un 68-70% de ciudadanos que le dijo que no al correísmo, es más o menos el porcentaje que se expresó en la última elección de 2017. Es decir de ese 68-70%, ¿quién capitaliza? Y ahí también nos encontramos con una debilidad que ahora Guillermo Lasso está intentando superarla, que es la debilidad de no haber podido capitalizar a las otras tendencias que no son de derecha. Las otras tendencias como el movimiento indígena de Yaku Pérez en el segundo lugar, que es una tendencia de centro izquierda y también la tendencia de la social democracia. Es decir que Guillermo Lasso tiene que dar un giro, -es lo que está haciendo ahora-, para poder captar esos votos que no son de derecha. Ese es el principal limitante que veo yo que debe ser superado en este proceso electoral.

– ¿O sea que el lugar en las encuestas de Arauz está basado en que la oposición está dividida en varias partes y no tanto como una expresión mayoritaria del pueblo ecuatoriano?

– Eso que acabas de decir es absolutamente preciso. El correísmo representa lo que representó durante los últimos 5 años, un 25-28%, con fraude llegan al 30%, pero de ahí no pasan, entonces ¿por qué una alternativa al correísmo corre el riesgo de no ganar en Ecuador? Es por la falta de unidad del resto, de ese 70%. Por eso te digo, no es tan fácil decir que el correísmo es el responsable, un poco ahorita se puede ver que la responsabilidad es de los otros sectores que no han logrado articular un proceso de unidad. La tendencia del movimiento indígena acaba de sacar el 19%, ellos están diciéndole al país que hubo fraude, que ellos eran los que ocupaban el segundo puesto y todo el mundo sabe acá que si ganaba el candidato Yaku Pérez, que es un candidato crítico del correísmo, él hubiese ganado muy fácilmente a Arauz, eso te dicen todas las encuestas.

– ¿Cuáles son las posibilidades reales de que el Correísmo vuelva a Ecuador?

– Yo te voy a hablar de lo que está pasando. Yo mismo le he hecho una propuesta al candidato Guillermo Lasso para que vire hacia sectores y más que sectores a propuestas que están marcadas por un sello del centro y hacia la izquierda. Por ejemplo la reducción del parlamento, este parlamento ecuatoriano que es la Asamblea Unicameral, nació copiado del chavismo venezolano. Yo le he planteado a Guillermo Lasso que convoque a una consulta popular los primeros 100 días para que vayamos a la suspensión de un Consejo de Participación Ciudadana, que es el quinto poder que fue creado por Correa y que es el que le permite levantar ese régimen hiper presidencialista, la disolución de esta asamblea unicameral chavista y la conformación de un parlamento bicameral pequeño, con la mitad de representantes. Esta propuesta también fue levantada por el candidato del movimiento indígena Yaku Pérez, y Guilermo Lasso ha aceptado esta iniciativa de convocar a una consulta popular. También otra de las iniciativas que le está permitiendo a Guillermo Lasso acercarse a este electorado, es una propuesta para que no se realice minería a cielo abierto en áreas protegidas y en fuentes de agua. Como tu sabes y el mundo sabe, Ecuador es un país mega diverso, este es un país muy rico en recursos de bio diversidad y agua, entonces el movimiento indígena y amplios sectores jóvenes de este país, que son contrarios a la explotación de recursos minerales, en este caso de oro y cobre, en fuentes de aguas y en zonas protegidas, y también Guillermo Lasso ha dado un viraje en ese sentido a aceptar convocar a esta consulta popular para que sean los ecuatorianos a nivel nacional quienes decidan si están de acuerdo con la minería a cielo abierto en áreas protegidas y en fuentes de agua. Por ejemplo estas propuestas le están acercando a Guillermo Lasso hacia los otros sectores de los candidatos que quedaron en tercer y cuarto lugar, como lo fue Yaku Pérez y un joven candidato de la social democracia que se llama Javier Herbas.

– ¿Cuál es el peor escenario que temes para las elecciones?

– El peor escenario es un triunfo de Arauz y que él continúe como un títere con la agenda y el guión de venganza del correísmo. Rafael Correa acaba de decir hace pocos días que van a regresar y que ellos van a castigar a los traidores, es decir a los que abandonaron sus filas, refiriéndose al gobierno de Moreno, y castigar a los detractores, en este caso a los de siempre, a los periodistas, a los disidentes políticos como yo mismo. Ese es el peor escenario. Pero tampoco le resulta fácil porque Arauz va a heredar un país quebrado, un país en el fondo del hoyo, con una economía devastada, con una crisis sanitaria que nos tiene en el piso. Además sin posibilidad real de continuar los acuerdos con China porque ya se agota el petróleo, no tenemos petróleo siquiera para pagarles a los chinos. Es decir, yo creo que un triunfo de Arauz también los condenaría a ellos a una explosión social en el corto tiempo y a la incapacidad de cumplir las ofertas de campaña. Yo no le veo al Ecuador ninguna posibilidad de resolver sus problemas estructurales, sus problemas de desempleo, la crisis sanitaria y la crisis económica severa que estamos enfrentando, con el correísmo. Una ruptura con el fondo monetario internacional, como ha advertido Andrés Arauz, retomar las líneas de crédito del financiamiento chino y la entrega del capital chino, eso representaría un signo gravísimo de explosión social en el Ecuador y un agravamiento de la crisis económica.

– ¿Tú crees que un retorno del correísmo exacerbaría todos los problemas de narcotráfico que está enfrentando Ecuador, incluyendo la violencia de carteles mexicanos estallando en las cárceles ecuatorianas?

– El pacto que tuvo el correísmo con Rafael Correa en la primera elección presidencial del 2006, el haber recibido recursos económicos de las FARC, eso significó un viraje dramático para el Ecuador y América Latina en la lucha global en contra del narcotráfico y del terrorismo. Correa, como pago de favores a las FARC, suspendió y terminó el convenio de la base de Manta, que era un convenio que le permitía a Ecuador, en alianza con los EEUU, enfrentar el narcotráfico. A raíz de la salida de la base de Manta, Ecuador se convirtió no sólo en un territorio de paso de la droga, sino en el escenario principal de almacenamiento de los mayores cargamentos de cocaína de Colombia, y utilizar el sistema financiero ecuatoriano para el lavado de dinero del narcotráfico. Entonces las operaciones de grupos narcoterroristas aliados, de los grupos mal llamados insurgentes de Colombia le han convertido al Ecuador en eso, en el patio central de los grandes carteles de la droga que están acá. Lo que acaba de pasar en las cárceles ecuatorianas es una disputa interna por el control del gran negocio del narcotráfico y del lavado en el Ecuador.

– Tu que has sido periodista y has manejado fuentes, ¿qué es lo que puede decirse de forma confirmada sobre la relación entre Arauz y el financiamiento de las FARC y del ELN?

– Bueno, primero yo puedo decir que no se trata de una versión periodística el supuesto apoyo de 80 mil dólares del Ejército de Liberación Nacional (ELN) a la campaña de Arauz. Estamos hablando de información que está bajo cadena de custodia en poder de la fiscalía colombiana. En dos ocasiones primero vino el fiscal general y la semana anterior llegó la vice fiscal de Colombia a aportar nuevos elementos. Cuando uno lee la versión publicada de los documentos que se encuentran en poder de la Fiscalía, se hace referencia a millones de dólares, no sólo a 80 mil dólares que se habían entregado a la campaña de Arauz. Ese es un caso que está en manos de la Fiscalía. El tema es que si este caso no sale ahora en campaña a la superficie, en el peor de los escenarios, de ganar Arauz, la fiscalía colombiana que está avanzando en las investigaciones, es posible que llegue a conclusiones de que efectivamente hubo este aporte de campaña, y esto le complicaría grandemente a Arauz. Pero para los periodistas de investigación de Ecuador queda claro que siempre existió una vinculación muy cercana entre el correísmo o como tendencia, con un proyecto político, aunque a veces suene demasiado llamarles un proyecto político, de cercanía con el narcotráfico colombiano y con la narcoguerrilla colombiana. Ya  no sólo en ese caso de las FARC sino el ELN, ellos han tenido y tienen en sus filas a militantes de Alfaro Vive, que es el grupo guerrillero que operó en Ecuador. Hay evidencia suficiente que confirma que ellos recibieron recursos económicos de las FARC. Hay cables publicados por Wikileaks, Julian Assange que es un aliado de Correa, donde se confirma que hubo financiamiento tanto del gobierno venezolano, como de las FARC para la campaña del 2006. Es decir, eso para nosotros no está en discusión, ellos son cercanos y comulgan con los grupos terroristas colombianos.

LEA TAMBIÉN: Triunfo de Andrés Arauz podría traer caos y violencia a las calles de Ecuador, advierte experto militar de Estados Unidos

– Recientemente Nicolás Maduro autorizó una nueva ruta aérea Caracas – Quito con una aerolínea estatal venezolana. ¿Tu crees que Maduro pueda también estar financiando la campaña de Arauz?

– Ya nosotros difundimos acá cómo el gobierno de Maduro aportó 281 mil dólares, hay una transferencia de entre los años 2017 y 2019, a través del Bandes, del Banco de Desarrollo de Venezuela, a una cuenta del Instituto Político Alfaro, al banco en el que hoy tiene la cuenta el candidato Arauz aquí en Ecuador. 280 mil dólares del gobierno venezolano para financiar actividades supuestamente académicas, pero que evidentemente son políticas de Rafael Correa, de Andrés Arauz y de otros altos dirigentes del correísmo en este país. Para nosotros no es extraño porque el chavismo siempre fue la fuente de inspiración del correísmo ecuatoriano. Casi toda la normativa, la constitución aprobada en Ecuador en el año 2008 nació por inspiración del chavismo. Las grandes obras fallidas estratégicas como la Refinería del Pacífico que nunca se cumplió, nacieron en sociedad con PDVSA de Venezuela. Estamos hablando de un perjuicio al estado ecuatoriano de más de 1.500 millones de dólares. La entrega del mayor campo petrolífero a PDVSA, el campo Sacha. Es decir, hay un matrimonio de larga data entre el chavismo y el correísmo…

– ¿Qué crees que va a continuar si retorna el correísmo al poder?

– Arauz lo ha dicho, Arauz y el asesor de Podemos acá en Ecuador, el señor Casado, acaban de decirlo hace pocos días. Arauz dijo que ellos tomarán lo mejor del gobierno de Maduro. Para ellos, para Arauz, Maduro es un referente, es un ícono político.

– ¿Qué va a pasar con los cargos y las acusaciones y las condenas contra Rafael Correa si gana Arauz?

– Ellos ya han dicho que harán lo que acaban de hacer en Brasil. La propuesta principal de Arauz por sobre de la agenda económica y política, es la liberación de Rafael Correa, en este caso, liberarle de la sentencia de 8 años por el delito de cohecho que se basa en una investigación mía, la de Arroz Verde. Sin duda Correa vendrá con toda la venganza, principalmente en contra del autor de esa investigación que soy yo. Arauz ha dicho que lo va a hacer a través de los jueces, es decir que los jueces van a revisar la sentencia en contra de Correa y en contra de 19 funcionarios más, porque son 20 los sentenciados por este caso, los más altos jerarcas del correísmo. Esa declaración de Arauz lo condena y lo deja desnudo, eso significa que el Ejecutivo va a meter las manos en la justicia y van a torcer una sentencia ejecutoriada. Hace pocas hora el presidente de la Corte de Justicia, Iván Saquisela ha dicho que esa sentencia está ejecutoriada (que ya es irreversible) y que lo que está en trámite en este momento es un pedido a Interpol para la captura y extradición de Rafael Correa.

– ¿Qué dicen las leyes de Ecuador sobre este caso?

– Que se han cumplido todos los procesos, que la decisión no se puede revertir. Eso ha dicho el presidente de la Corte (Suprema) que justamente fue parte del tribunal penal que sentenció a Rafael Correa. Es decir, lo que ha dicho Arauz es un desafío a lo poco de estado de derecho que tenemos, es un desafío a la justicia y lo que dice es que en el fondo lo único que le interesa a Arauz es traer a Rafael Correa de regreso y abrir las cárceles para que salgan los pocos delincuentes de cuello blanco que están en prisión por casos de corrupción, gracias al trabajo del periodismo de investigación. Porque es importante que sepa el mundo que los pocos casos (criminales) investigados que han llegado a sentencia en Ecuador sobre el correísmo, no nacieron de las instituciones del Estado, nacieron de periodistas de investigación, en particular de quien habla.

– ¿Cuál crees que es la principal preocupación de la gente que podría votar a favor del retorno del correísmo? ¿Qué es lo que les preocupa a ellos y cuáles son sus aspiraciones?

– El correísmo se sostiene principalmente en los sectores más empobrecidos del país. Porque cuando el correísmo estaba en pie y tenía recursos provenientes del petróleo, con un barril en $140, $130, el correísmo hizo lo que la derecha no hizo. Eso también es cierto. El correísmo hizo carreteras, construyó obras, robaron como dicen acá, robaron pero algo nos dieron. Los otros robaron y nunca nos dieron nada. Yo estoy ahora en la provincia de Malabí, que es la provincia más correísta y es una provincia a la que más le han robado, pero es una provincia a la que algo le han dado, entonces la gente más empobrecida tiene aquí un bono, el bono de la pobreza y algo tenían en el correísmo, pero con el morenismo no tienen nada. Entonces lo peor que le pasó a este país es Moreno, porque Moreno es el que les traicionó a ellos, según el correísmo, y Moreno es un presidente de la República que tiene menos del 8% de aceptación, o sea todo lo que hace mal el gobierno de Moreno le sirve como espejo al correísmo. El correísmo se ve ahí y dice ‘nosotros decimos esto, estos traidores de Moreno les han dado pobreza’. Entonces esa es la realidad del país.

– ¿Consideras que un retorno del correísmo puede convertir a Ecuador en un país como Venezuela?

– Te voy a decir algo, de los pocos países donde no se permitió que el correísmo avance con mayor rapidez al modelo venezolano, como se habla, es Ecuador. Este país tiene movimientos sociales muy fuertes. Yaku Pérez, que fue el candidato del movimiento indígena, ellos tienen 27 legisladores, es el segundo bloque más potente de la Asamblea, es decir que aunque gane Arauz en el peor de los escenarios, el movimiento indígena ecuatoriano es un movimiento anticorreísta. Los movimientos sociales de Ecuador que no están con Lasso son anticorreístas, es decir en el peor escenario que ganase Arauz, lo que en Ecuador va a pasar es que se va a revivir un estado de convulsión social y política porque Arauz no va a poder cumplir. O sea, el correísmo llega a Ecuador en este segundo gobierno, si llega, pero con una economía devastada y con movimientos sociales muy radicalizados y que han recuperado su fortaleza. El correísmo no tiene mayoría en la Asamblea. El correísmo tiene 49 legisladores de 137, pero les resulta muy difícil tener mayoría, por eso es que Arauz ya ha anticipado que ellos van a disolver la Asamblea. Van a llamar a ‘muerte cruzada’ que se llama acá, disuelven la Asamblea y convocan nuevamente a elecciones.

– Elecciones que pueden ser amañadas…

– Sí, que pueden ser amañadas, pero eso va a generar una convulsión política en este país. A eso me refiero. Aquí hay movimientos sociales como el movimiento indígena, minorías, trabajadores, ambientalistas, ecologistas, que son anticorreístas porque hemos sido víctimas de la represión del correísmo. Aquí no hay un líder indígena que no haya sido agredido por el correísmo. Aquí el movimiento indígena es anticorreísta y me refiero a la tercera fuerza política de importancia de este país.

– ¿Qué tipo de apoyo tendría si gana Lasso?, ¿Cuál sería el escenario que avizoras para el país?

– Bueno, si gana Lasso yo creo que, y puedo asegurarlo, empezará el fin del correísmo. Porque a eso se ha comprometido Guillermo Lasso, al menos conmigo, a impulsar una cruzada anti corrupción y anti impunidad radical, hacer un acuerdo con los organismos de justicia en Estados Unidos para perseguir el delito de lavado. Porque nosotros sabemos que gran parte del dinero de la corrupción del Ecuador pasó por el sistema financiero de Estados Unidos, y con la fiscal general que tenemos ahora, Diana Salazar, que ha sido valiente, ella es la que ha liderado los principales casos de investigación penal, y lo propio con un presidente de la Corte Nacional que ha demostrado fortaleza e independencia, creo que con un triunfo de Lasso la primera gran victoria será el inicio de una cruzada nacional en contra de la corrupción, en contra del correísmo, darle tranquilidad, garantizar independencia de funciones en este país, una apertura importante al capital extranjero. Si no vienen capitales frescos a este país es imposible hablar de reactivación económica. Esas son las grandes tareas que le tocan a Guillermo Lasso. Yo tengo fe y confianza de que con los cambios que está introduciendo Guillermo Lasso en su campaña, en este momento en Ecuador se habla de un crecimiento importante de Guillermo Lasso y en las semanas que faltan es posible revertir esta diferencia que estaba marcada en la primera vuelta.

– ¿Tu crees que es viable entonces una alianza entre Lasso y los sectores indígenas liderados por Pérez?

– Mira, los líderes principales todavía están un poco molestos o bastante molestos porque se sienten perjudicados. Estos líderes han anunciado que van a votar nulo, pero gran parte de su electorado, sin duda estará con Guillermo Lasso, es más entiendo que Javier Herbas que es el candidato socialdemócrata acaba de anunciar que va a votar por Lasso. Varios líderes indígenas intermedios también han anunciado que van a votar por Lasso, pero se puede ver aquí todos los dirigentes indígenas que están en contra de Arauz.

– O sea ellos ven mucho más claramente la amenaza del retorno de Correa, que la posibilidad de un triunfo de Lasso…

– Sí, sin duda.

– En el caso de los votantes del correísmo, ¿qué factor crees que los pudiera hacer cambiar de opinión?

– Son muy susceptibles… pueden ser correístas porque económicamente que van a volver a ese momento de bonanza económica, pero el momento en el que ellos perciban que los niveles de odio, venganza y de violencia que puede generar una mayor presencia de los carteles del narcotráfico en Ecuador, ellos lo van a pensar dos veces. Este país es uno que aún se puede considerar un país de paz, de relativa paz, entonces eso es importante. Ellos tienen esperanza de vivir mejor económicamente, pero si ellos advierten que los niveles de violencia, terror y represión van a volver como se presume, yo creo que podrían reflexionar el voto.

– ¿Crees que a eso se deba, por ejemplo, decisiones que Arauz ha cambiado por ejemplo con respecto al sistema de la dolarización? Al principio había planteado una sustitución de ese sistema, pero ahora ha dado marcha atrás…

– Lo que acaba de pasar en el debate presidencial de esta semana confirma que el correísmo sabe que si persiste en presentar a Arauz con Correa pueden perder las elecciones, por eso de toda la publicidad que está circulando, Arauz ha bajado de las imágenes a Correa, porque ya tienen el voto duro del correísmo, ahora lo que intentan es ganar a ese otro votante, a ese otro elector, que no es correísta, que votaron por el movimiento indígena, que votaron por la socialdemocracia. Por eso Arauz se presenta ya como crítico incluso de Correa, porque ellos saben que hay un anticorreísmo duro.

– Que es mayor que el corrreísmo.

– Exactamente, estamos hablando del 68%.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Andrés Arauz o similares.
Últimas Noticias: