Actualidad

Estas son las repercusiones de la debacle electoral de la izquierda en España

440 views
Estas son las repercusiones de la debacle electoral de la izquierda en España

Pedro Sánchez convocó elecciones anticipadas para el 23 de julio después de que su partido socialista sufriera fuertes pérdidas en toda España en las elecciones regionales y municipales.

Redacción | Primer Informe

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el lunes que disolverá el Parlamento y convocará elecciones anticipadas para el 23 de julio, un día después de que los conservadores y la extrema derecha registraran fuertes avances en los comicios regionales y municipales.

España tenía previsto celebrar elecciones generales a finales de año, pero el líder socialista anunció su decisión de adelantar la fecha tras los comicios locales del domingo, en los que su partido sufrió fuertes pérdidas en todo el país.

En una declaración televisada desde el Palacio de la Moncloa, residencia oficial del jefe del Gobierno español, Sánchez asumió personalmente la responsabilidad por el mal resultado de su partido en las elecciones municipales, que concluyeron con casi todas las ciudades más grandes del país en manos del Partido Popular (PP), de centro-derecha, incluido Sevilla, bastión socialista desde hace muchos años.

«Estos resultados sugieren que los españoles deben aclarar qué fuerzas políticas quieren que tomen el liderazgo», dijo Sánchez, añadiendo que era hora de dejar que los ciudadanos «tomen la palabra y definan el rumbo político del país».

LEA TAMBIÉN: Una mansión de «dudosa procedencia» es el último escándalo del chavismo español

Apuesta a la derecha

La decisión de convocar elecciones generales anticipadas es una decisión audaz para Sánchez, que concluye su mandato de cuatro años al frente del primer gobierno de coalición de la historia del país.

La ley española dicta que la votación debe celebrarse 54 días después de la disolución del parlamento del país, lo que significa que hay un plazo muy corto para que el presidente del gobierno revierta sus actuales desgracias políticas y seduzca a los desmotivados izquierdistas y a los desencantados votantes moderados.

Pero ese pequeño margen puede jugar a favor de Sánchez porque en las próximas semanas, el PP va a realizar movimientos que podrían reactivar los bloques de votantes que los socialistas quieren movilizar.

Aunque los candidatos del PP ganaron el domingo en la mayoría de las ciudades españolas, no consiguieron mayorías absolutas. Para hacerse con el control de los ayuntamientos de todo el país, el partido de centro-derecha deberá establecer coaliciones o pactos de gobierno con el partido de extrema derecha Vox.

Con la convocatoria de elecciones anticipadas, Sánchez espera aprovechar esas preocupaciones y argumentar que votar al PP abre la puerta a una coalición de gobierno de extrema derecha a nivel nacional en España, un resultado que probablemente no sentará bien a los centristas.

El año pasado, el homólogo portugués de Sánchez, António Costa, utilizó la misma estrategia para asegurarse la mayoría absoluta en el Parlamento.

Pero el éxito de esta hoja de ruta es menos seguro en España, donde el miedo a la extrema derecha ha llevado recientemente a los votantes a dar, paradójicamente, un apoyo aún mayor al PP, más asentado y conservador.

Después de liderar durante tres años un gobierno en minoría respaldado por la extrema derecha, en 2022, Juanma Moreno, del PP, evocó la posibilidad de tener que alinearse más con Vox para mantener el control y fue reelegido a la presidencia de la Junta de Andalucía con mayoría absoluta.

El domingo, Isabel Díaz Ayuso, la populista presidenta del PP de Madrid, detuvo el control mayoritario del Parlamento regional utilizando, en parte, argumentos similares.

Reagruparse en tiempo récord

La reducción de los plazos ejerce una presión extrema sobre la fracturada extrema izquierda española, que debe recomponerse para hacer posible un futuro gobierno de Sánchez.

Durante la mayor parte de este año, el partido populista de extrema izquierda Podemos ha estado enfrentado al nuevo movimiento de izquierdas Sumar, liderado por Yolanda Díaz, la carismática ministra de Trabajo española. Pero el sistema electoral español castiga las candidaturas divididas, y el domingo esta realidad quedó patente cuando Podemos fue barrido de varios parlamentos regionales y los aliados de Díaz obtuvieron peores resultados.

Poco después de que Sánchez hiciera su anuncio, Díaz dijo que estaba preparada para el reto de resolver las diferencias entre la extrema izquierda para derrotar a «la España negra» de la derecha.

«El mensaje recibido [en las elecciones municipales del domingo] fue muy claro: hay que hacer las cosas de otra manera», tuiteó. «Sin distracciones».

La secretaria general de Podemos, Ione Belarra, respondió anunciando la apertura inmediata de negociaciones con Sumar para llegar a un acuerdo.

Sea cual sea la nueva buena voluntad, ambas facciones tendrán que moverse con rapidez: La ley electoral española dicta que los partidos de coalición deben registrarse en los 10 días siguientes a la disolución del Parlamento, lo que significa que la irreconciliable discordia que ha mantenido alejados a Podemos y Sumar hasta ahora tendrá que resolverse en un tiempo récord.

Elecciones en vacaciones

La celebración de las elecciones nacionales a finales de julio también añade un elemento de azar a la votación.

Muchos españoles estarán de vacaciones y no está claro cuántos de ellos estarán dispuestos a volver a casa para votar.

Aunque los ciudadanos pueden votar por correo, los recientes escándalos relacionados con la compra de estas papeletas en algunas ciudades que suponen un mayor uso de este sistema serán probablemente fuente de agitación.

Si los últimos veranos sirven de indicación, los españoles también votarán en medio de otra prolongada y mortal ola de calor, y en un momento en que los incendios forestales asolan a menudo el interior del país.

La participación podría verse fuertemente afectada por cualquiera de estos factores y resultar decisiva para el resultado.

Además, las elecciones tendrán lugar sólo tres semanas después de que España asuma la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea.

Con el Partido Socialista 6 puntos por detrás del PP en las encuestas, es muy posible que la presidencia rotatoria comience con Sánchez como Presidente del Gobierno y concluya con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, como Jefe de Gobierno de España.

Este tipo de cambio podría suponer una gran distracción en medio de la última presidencia completa del Consejo antes de las elecciones al Parlamento Europeo del año que viene.

Se suponía que estos seis meses iban a ser un periodo «dorado» en el que se ultimaría gran parte de la legislación histórica de esta legislatura, pero la conclusión de la actividad parlamentaria en Bruselas puede verse eclipsada en última instancia por la agitación política en Madrid.

Con información de POLITICO.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Chavismo español o similares.
Últimas Noticias: