Actualidad

‘Fat Leonard’ podría ser la próxima moneda de cambio de Maduro a EEUU

613 Vistas
‘Fat Leonard’ podría ser la próxima moneda de cambio de Maduro a EEUU

Los funcionarios estadounidenses señalan que Venezuela no parece haber detenido a ‘Fat Leonard’ en su entrada al país y que podría deportarlo fácilmente por su cuenta sin ningún procedimiento judicial.

Redacción | The Associated Press

Un contratista de defensa fugitivo apodado «Fat Leonard» que afirma tener fotos sexuales incriminatorias de mandos de la Armada de Estados Unidos podría convertirse en la última moneda de cambio en los esfuerzos del régimen venezolano de Nicolás Maduro por obtener el reconocimiento oficial de la administración Biden, según los expertos.

Pero no está claro hasta qué punto el gobierno estadounidense luchará por el regreso de Leonard Glenn Francis, el propietario malayo de una empresa de servicios navales en el sudeste asiático que es el personaje central de uno de los mayores escándalos de soborno en la historia del Pentágono.

El 4 de septiembre se fugó de su domicilio en San Diego y el martes fue detenido por la policía venezolana cuando intentaba embarcar en un vuelo en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, a las afueras de Caracas. Francis tuvo su primera comparecencia ante el tribunal el jueves, según un funcionario de las fuerzas del orden en Venezuela que habló el viernes con The Associated Press bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar de los procedimientos judiciales.

El funcionario, que había sido informado sobre el caso, dijo que ahora le corresponde a Estados Unidos dar el siguiente paso. Las autoridades estadounidenses tienen 30 días para solicitar formalmente su extradición, algo que el funcionario vio como poco probable dado que el gobierno de Biden reconoce al líder de la oposición Juan Guaido -no a Maduro- como el gobernante legítimo del país.

Venezuela y Estados Unidos tienen un acuerdo de extradición, pero no está claro si las autoridades estadounidenses han hecho una solicitud formal. En un correo electrónico, un portavoz del Departamento de Justicia dijo que la agencia no hace comentarios sobre asuntos relacionados con la extradición. Incluso en circunstancias normales, las extradiciones pueden tardar muchos meses o incluso años en completarse.

El gobierno de Biden no reconoce oficialmente al gobierno socialista de Maduro, no tiene embajada en Venezuela y ha impuesto sanciones al país que han amargado aún más las relaciones.

LEA TAMBIÉN: Interpol captura a ‘Fat Leonard’ en Caracas intentando viajar a Rusia

‘Fat Leonard’ y Álex Saab

Las acusaciones de Estados Unidos contra Maduro y varios miembros de su círculo íntimo por cargos de narcoterrorismo o lavado de dinero han sido un importante factor de irritación entre los países. El caso más grave es el del empresario Alex Saab, que fue detenido por una orden de Estados Unidos en 2020 mientras hacía una parada para repostar en Cabo Verde de camino a Irán. Maduro considera a Saab un diplomático venezolano y no ha escatimado esfuerzos para luchar por su regreso.

«No tengo ninguna duda de que los venezolanos sacarán provecho (de la detención de Francis), especialmente porque han sentido los efectos del largo brazo de la justicia estadounidense», dijo David Smilde, un viejo experto en Venezuela que enseña en la Universidad de Tulane.

Francis es el cerebro de una enorme trama de sobornos que atrapó a docenas de funcionarios de la Marina. Francis admitió haberlos cortejado con fiestas sexuales en Asia a cambio de información clasificada sobre las rutas de los buques de la Armada que utilizó para beneficiar a su empresa con sede en Singapur.

Francis se declaró culpable en 2015 y se enfrentaba a hasta 25 años de prisión. Mientras esperaba la sentencia, se le concedió el confinamiento domiciliario en San Diego para recibir atención médica. Proporcionó información a los fiscales estadounidenses que consiguió la condena de 33 de los 34 acusados.

Pero cuando el caso se acercaba a su fin y faltaban pocas semanas para la vista de su sentencia, se cortó el monitor del tobillo y desapareció cruzando la frontera con México. Las autoridades venezolanas afirman que luego se dirigió a Cuba y después a Venezuela, y que planeaba ir a Rusia cuando fue detenido.

En su época de esplendor, este hombre de gran estatura y personalidad gregaria ejercía una enorme influencia como principal punto de contacto para los buques de la Marina estadounidense en Asia. La empresa familiar de servicios navales, Glenn Defense Marine Asia Ltd. o GDMA, con sede en Singapur, suministró alimentos, agua y combustible a los buques durante décadas.

A los oficiales les ofrecía carne de Kobe, puros caros, entradas para conciertos y fiestas sexuales en hoteles de lujo desde Tailandia hasta Filipinas. A cambio, los comandantes llegaron a dirigir sus barcos, en su mayoría de la Séptima Flota de la Armada, a puertos que él controlaba para poder encubrir hasta 35 millones de dólares en cargos falsos.

No está claro qué información tiene Francis, si es que tiene alguna, que pueda avergonzar aún más a la Marina estadounidense. Sin embargo, Smilde dijo que no le sorprendería ver a Francis aparecer en un video de confesión producido por el gobierno venezolano, insinuando que tiene más detalles salaces.

«Estoy seguro de que a los venezolanos les encantaría», dijo.

Ni las autoridades estadounidenses ni las venezolanas han dado detalles sobre cómo pasó Francisco su tiempo de huida o qué planeó hacer en Rusia, pero sus viajes a tres países en un periodo de dos semanas indican que tuvo acceso a dinero y a otro tipo de ayuda.

No está claro si Francis tenía contactos en Rusia que se ofrecieran a protegerle, y si los tenía, qué querían a cambio. Francis se jactó de seguir teniendo en su poder fotos y vídeos comprometedores de oficiales de la Marina.

«Lo que más preocupaba a Estados Unidos era que estos oficiales fueran corrompidos por mí, que fueran corrompibles por las potencias extranjeras», dijo Francis en una entrevista con el podcaster Tom Wright, que creó una serie de nueve partes sobre el caso el año pasado.

Jason Forge, un ex fiscal federal de San Diego involucrado en casos de extradición de alto perfil fuera de México, dijo que Francis puede tratar de convencer a Venezuela de que tiene algo que ofrecer, pero Forge duda que realmente lo tenga. Francis, que fue puesto bajo arresto domiciliario después de someterse a cirugías, según los documentos judiciales, también ha sido un prisionero costoso debido a su mala salud.

«Incluso suponiendo que tenga fotos y vídeos embarazosos de varios oficiales de la marina, a menos que sean de Hunter Biden en una de las fiestas, no veo que a Estados Unidos le importe», dijo, refiriéndose al hijo de Biden.

Los funcionarios estadounidenses señalan que Venezuela no parece haber detenido a Francis en su entrada al país y que podría deportarlo fácilmente por su cuenta sin ningún procedimiento judicial.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Biden o similares.
Últimas Noticias: