Actualidad

INFORME: Caracas y La Habana, los retos del nuevo ministro de Defensa de Colombia

7 Vistas
INFORME: Caracas y La Habana, los retos del nuevo ministro de Defensa de Colombia

Expertos consideran que el tiempo no le permitirá al nuevo ministro de Defensa de Colombia hacer ajustes importantes en materia de seguridad.

Redacción | Primer Informe

Tras la muerte de Carlos Holmes Trujillo a causa del coronavirus, después de 14 meses como ministro de Defensa de Colombia, el presidente Iván Duque designará en los próximos días al sucesor que tendrá numerosos retos.

Varios expertos en en el tema fueron consultados por el Nuevo Siglo de Colombia sobre qué le espera al nuevo ministro de Defensa de Colombia, considerando todo lo que le faltó por hacer a Holmes Trujillo.

Así lo considera Óscar Palma, docente de la Universidad del Rosario que además fue investigador del Centro de Estudios Estratégicos para la Seguridad y Defensa Nacional de la Escuela Superior de Guerra.

LEA TAMBIÉN: La fuerte advertencia de Iván Duque a la interferencia cubana en Colombia

“Creo que en este momento la situación de orden público en muchas de las regiones más remotas, más conflictivas del país, no ha cambiado. El nuevo ministro recibe una cantidad de retos que el antiguo todavía tenía, particularmente relacionados con el crecimiento de grupos armados”, dijo Palma.

El experto señala que la bonanza de los grupos armados está asociada a las economías ilícitas. “Estamos hablando principalmente de la economía del narcotráfico, pero no es la única economía, hablamos de la minería ilegal, de la extorsión, las maderas, el tráfico ilegal de especies”.

El tiempo no le permitirá al nuevo ministro de Defensa de Colombia hacer ajustes importantes de seguridad, considera Palma. 

“Creo que debe más bien tratar de enfatizar en algunas cosas, de cierta forma construyendo sobre lo construido, es decir, avanzando sobre los planes que ya el Ministerio tenía y obviamente pues en las tareas que las Fuerzas Militares vienen ya desarrollando en el territorio”, consideró el profesor universitario.

El narcotráfico entre las prioridades

El director ejecutivo del Centro de Estudios en Seguridad y Paz, Néstor Rosanía, dijo que el primer reto que tiene el nuevo ministro de la Defensa de Colombia, es el narcotráfico y el cultivo de hoja de coca.

Rosanía toma en cuenta las palabras de Holmes Trujillo antes de su muerte, sobre las fumigaciones a los sembradíos de hoja de coca en Colombia. 

Sin embargo, va más allá al mencionar las consideraciones del nuevo presidente de los EEUU, Joe Biden, de no usar tanto glifosato sino más bien “generar proyectos productivos con verificación internacional, en la línea de los acuerdos de La Habana”.

Rosanía considera que si el nuevo ministro arranca de plano con la fumigación “podría tener el primer encontronazo con la administración Biden de cuál política se va a llevar frente al asunto. Entonces ahí el ministro de Defensa va a ser el que tendrá que articular ese primer problema grande”.

Las masacres y la violencia en Colombia

El segundo tema importante que debe tratar el nuevo Ministro de Defensa de Colombia según Rosanía “son las masacres, y eso está unido con la descentralización de la violencia que hay en el país”, refiriéndose a lo que él llama la segunda generación de disidencias.

“La disidencia de la disidencia, cada vez están más atomizados, descentralizados, mutan muy rápido. Nos ha costado mucho tener mapas constantes de las zonas porque se pelean o hacen una alianza, entonces se desaparecen y arman otro grupo”, comenta el experto.

La seguridad ciudadana

El nuevo ministro de Defensa de Colombia tendrá un duro reto según Rosanía, la seguridad ciudadana. El experto considera el tema con un dolor de cabeza “pese a que el Gobierno tiene una política de seguridad ciudadana que la creó Rafael Guarín, que seguramente llegará de ministro de Defensa”.

Dijo también que el tema de los indicadores es complicado porque «la realidad en las calles es de una sensación de inseguridad total».

La frontera colombo venezolana 

Este es uno de los factores determinantes para la seguridad nacional colombiana, pues la frontera “no tiene presencia de Estado” y está dominada por grupos armados, considera el experto. 

“Todo lo que está sucediendo en la frontera: digamos la Guardia Nacional (venezolana) que está cooptada por el narcotráfico, las vendettas que hay en este momento con gente del Eln”, son el principal problema de la zona según Rosanía.

La presencia activa de las fuerzas militares y policiales en zonas desamparadas

El general de la reserva activa Jaime Alfonsó Lasprilla Villamizar coincidió con Palma y Rosanía en los retos que apuntaron.

Señaló que se debe recuperar la presencia en las regiones apartadas y «mejorar las capacidades de las Fuerzas Militares y de la Policía». 

Lasprilla considera que esas son tareas pendientes en las que estaba trabajando Carlos Holmes Trujillo y el mando militar colombiano.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Bogotá o similares.
Últimas Noticias: