Actualidad

La escandalosa fiesta «enchufada» en lo alto de un Tepuy que violó todas las leyes ecológicas en Venezuela

152.062 Vistas
La escandalosa fiesta «enchufada» en lo alto de un Tepuy que violó todas las leyes ecológicas en Venezuela

Ahora, además de la minería ilegal que devasta terrenos considerados sagrados para el planeta, en Venezuela grupos ligados al régimen de Nicolás Maduro colaboran en la destrucción del Parque Nacional Canaima promoviendo actividades turísticas en abierta violación a las leyes venezolanas y convenios internacionales.

Jaime Garvett | Primer Informe

El último escándalo de la élite venezolana asociada al Chavismo, estalló esta semana tras filtrarse una serie de fotografías y videos que documentan la realización de actividades turísticas y sociales en los conocidos tepuyes de la zona de la Gran Sabana, en el sur de Venezuela, causando daños irreparables y violando regulaciones nacionales e internacionales.

Según las fotografías y videos filtrados a Primer Informe, algunas de las cuales se conocen por primera vez, las actividades han tenido lugar en la cima de los milenarios tepuyes como parte de paquetes turísticos y sociales ofrecidos por empresarios vinculados al régimen de Niciolás Maduro, que controlan el usufructo ilegal del área como destino turístico.

De acuerdo a los documentos y a testimonios de fuentes familiarizadas con el tema recogidos por Primer Informe, las actividades de turismo ilegal están controladas por el empresario turístico Rafael Oliveros, presidente del Grupo La Marea.

Oliveros, un ex decorador de interiores devenido empresario turístico, fue juramentado por Nicolás Maduro como miembro del Consejo Nacional de Economía, en calidad de coordinador del llamado «Motor Turístico», uno de los llamados nueve motores con los cuales Maduro planeaba recuperar la economía en 2016, un plan que terminó en el fracaso.

Vista satelital con la ubicación del Tepuy donde se llevó a cabo la fiesta por ls 50 años del empresario del turismo ligado al régimen de Maduro.

Sin embargo, Oliveros logró promover sus negocios turísticos gracias a sus conexiones con el régimen. Obtuvo las autorizaciones necesarias para operar en la Gran Sabana, puerta de entrada a los milenarios Tepuy, cuando Marleny Cabello, esposa de Diosdado Cabello, oficiaba como Ministra de Turismo, de acuerdo a una fuente familiarizada con el caso.

A través de su grupo empresarial, Oliveros ha promovido paquetes turísticos que incluyen visita y estadía en la cima del Tepuy Kusari, uno de los más emblemáticos de la Gran Sabana. El paquete lo llaman «Kusari Under The Stars» (Kusari bajo las estrellas), y los clientes reciben una atención con lujo de detalles.

Según expertos y profesionales que por décadas han trabajado para proteger la delicada ecología de los Tepuy, estas actividades violan disposiciones legales que protegen los terrenos del Parque Nacional Canaima, que abarcan en total 3 millones de hectáreas. Al mismo tiempo, Canaima fue designado por la Unesco en 1994 como Patrimonio Mundial Natural, una designación que establece la prioridad de preservar su frágil ecología. Según la declaración de la Unesco, «los tepuyes constituyen una entidad bio-geológica única y de gran interés geológico».

Como una muestra del tipo de «experiencias» turísticas que ha promocionado y continúa ofreciendo a sus clientes, Oliveros organizó recientemente una fiesta literalmente por todo lo alto. Según dijeron fuentes que conocieron detalles del evento, se trató de la celebración del cumpleaños número 50 de Oliveros, que tuvo lugar en la cima del Tepuy Kusari.

la-fiesta-prohibida-que-celebro-un-empresario-chavista-en-un-tepuy-de-canaima
En la imagen se puede ver el Kusari Tepuy, parte del Parque Nacional Canaima donde se llevó a cabo la polémica y exclusiva celebración.

LEA TAMBIÉN: La razón por la que la minería ilegal en un emblemático parque nacional venezolano hace entrar en pánico a la dictadura chavista

Fiesta privada en el Kusari Tepuy

La fiesta tuvo lugar el pasado viernes 4 de febrero. Oliveros invitó a un grupo selecto de amigos, incluidas conocidas socialités de la clase alta en Caracas, operadores financieros, profesionales del sector y familiares del cumpleañero. Entre los destacados asistentes estuvo el llamado «zar de la belleza», Osmel Sousa, conocido por dirigir la Organización Miss Venezuela.

A los invitados se les indicó que debían ir de traje formal tipo smoking y traje largo. Fueron conducidos al aeropuerto de Canaima y allí abordaron costosos helicópteros para ser trasladados a la cumbre del Kusari Tepuy. Según fuentes familiarizadas con el evento, al menos 9 vuelos de helicópteros regresaron a los invitados al día siguiente en las primeras horas de la mañana. Según otra fuente consultada por este portal, cada hora de vuelo de estas aeronaves ronda los 2 mil dólares. Sin embargo, no se trata de un servicio fijo del turismo de la zona, sino helicópteros alquilados específicamente por el organizador de la fiesta, dijo la fuente.

La celebración no fue de bajo perfil pues algunos invitados mostraron abiertamente en las redes sociales cómo se violaban las leyes de resguardo del Tepuy Kusari. Sousa fue el más entusiasta con las publicaciones en su cuenta de Instagram. Otros mostraron a los invitados y también cómo fue limpiada una zona para establecer unas carpas donde pasarían la noche los invitados. En otra imagen se pudo apreciar a los invitados ataviados con trajes de etiqueta y vestidos de gala que, según una de las fuentes, fue requisito indispensable para asistir al convite.

Por su parte, Titina Penzini, quien es una conocida influencer caraqueña, publicó un video con imágenes del vuelo en el helicóptero y mostrando todos los detalles de lo que ella llamó #Kusari2022. También mostró selfies junto a «Rafa» o «Rafita» como le llaman los mencionados invitados en sus publicaciones a Oliveros, además de otros momentos en el Campamento Canaima, que es un hotel de lujo refaccionado por el grupo que dirige el homenajeado. Todo este material fue borrado después.

Según la crónica que la periodista de farándula Angela Oraa publicó en su cuenta de Instagram, en la celebración se brindó con champagne burbujeante. Además, «la cena fue fondue y sopa goulash pero era tal el frío que al servir el queso derretido éste se apelmazaba. Afortunadamente, la sopita llegó calentita en los alicorados estómagos». Oraa describió el encuentro como de estilo «Glam Camping», es decir, de campamento «glamoroso».

Algunas imágenes que fueron filtradas por fuentes a Primer Informe, mostraron cómo fue intervenida el área en el Tepuy Kusari para adaptar los toldos y las carpas. También mostraron una imagen curiosa del baño usado por todos estos selectos invitados.

Parte del terreno usado para la polémica e ilegal celebración del empresario Rafael Oliveros, en el Tepuy Kusari del Parque Nacional Canaima.
La zona fue limpiada para montar toldos y carpas donde pasaron la noche los invitados, en una práctica que puede costar muy caro para el equilibrio natural de esta área protegida en el Parque Nacional Canaima.

También existen fotografías de los invitados regresando al Campamento Canaima al día siguiente, ya sin la elegancia de la noche anterior. Entre éstas destaca una imagen de Osmel Sousa sin el glamour que lo caracteriza, saliendo del helicóptero vistiendo pijamas.

la-fiesta-prohibida-que-celebro-un-empresario-chavista-en-un-tepuy-de-canaima
La imagen muestra cómo llegó el llamado «Zar de la Belleza» después de ser transportado en un lujoso helicoptero desde el tepuy donde se celebró la fiesta de cumpleaños de Rafael Oliveros, al Campamento Canaima.
la-fiesta-prohibida-que-celebro-un-empresario-chavista-en-un-tepuy-de-canaima
Otros invitados se dirigen al lujoso helicóptero que los transportó de regreso al Campamento Canaima, al día siguiente de la fiesta celebrada en un tepuy del Parque Nacional.

Organizaciones que monitorean las actividades ilegales en esa extensa zona del sur de Venezuela, cuestionaron estas prácticas turísticas que violan las leyes venezolanas y afectan la frágil ecología de los tepuyes, cuya formación tomó miles de años.

«Hacer fiestas en la cumbre de un Tepuy, dentro de un Parque Nacional que es el único sitio de Patrimonio Mundial Natural que ha sido registrado para Venezuela, viola además de la filosofía y concepto de las figuras que lo protegen», indicó en un comunicado este lunes la organización SOS Orinoco, que ha venido denunciando los constantes abusos ecológicos por parte de la minería ilegal en esta zona del país.

¿El zar del turismo chavista?

Fuentes dijeron a Primer Informe que durante la gestión de Marlenys Contreras de Cabello, esposa de Diosdado Cabello, Oliveros no sólo recibió la concesión para operar en el Parque Nacional Canaima, sino también en otro destino paradisíaco: Playa El Agua, en la isla de Margarita y la Isla La Tortuga.

El Campamento Canaima, centro neurálgico usado para la celebración de su cumpleaños número 50, pertenecía a los ex dueños de la antigua aerolínea venezolana Avensa. El régimen madurista le entregó la concesión del hotel, el cual se encargó de remodelarlo hasta convertirlo en una estructura lujosa al que el venezolano promedio no tiene acceso por los costos prohibitivos. Como quedó claro en un video en las redes publicado por Osmel Sousa mostrando la suite que le asignó «Rafita», como él llama a Olivares en el video, el especialista en misses deja claro que «para venir aquí hay que tener platica (dinero en abundancia)».

Oliveros suscribió un acuerdo comercial con Conviasa, a través de ConViaje. La negociación busca «incentivar el turismo en la localidad con paquetes ‘todo incluido'». Sin embargo, las actividades que Oliveros lleva adelante con Venetur en un Patrimonio Mundial como lo es el Parque Nacional Canaima, viola los reglamentos diseñados para proteger la fragilidad ecológica de este sitio único.

Leyes violadas

Según la Organización SOS Orinoco, el impacto de las actividades irresponsables en esta área son «probablemente imposibles de remediar en una escala de tiempo humana».

Detallan que «sobre la cumbre del Kusari Tepuy crece una vegetación de herbazal, única de estas montañas tabulares del Escudo Guayanés, caracterizada por especies de gran valor científico. (…) Son muy susceptibles a los incendios, al pisoteo, a los desechos orgánicos, y por es por eso que toda actividad en principio debe estar prohibida».

Dos artículos del Reglamento 276 sobre la Administración y Manejo de Parques Nacionales y Monumentos Naturales. Estos son:

Artículo 19 de las “Actividades Prohibidas” dentro de los parques nacionales: Por ser totalmente incompatibles con los fines de su creación, se consideran, entre otras: las aglomeraciones de personas y cualquier actividad en densidades de más de una persona por cada treinta (30) metros cuadrados, así como el aterrizaje de aeronaves civiles en áreas no autorizadas para ello.

Artículo 20 de las “Actividades Restringidas”: Aquellas que pueden ser autorizadas siempre que no deterioren el paisaje o los recursos naturales y que deban estar sujetas a las limitaciones y condiciones que para cada caso concreto imponga INPARQUES, a fin de garantizar que no ocurra tal deterioro; incluso, tal autorización podría estar condicionada a la realización de un estudio previo de impacto ambiental. En este artículo expresamente se consideran “restringidos” las siguientes actividades,  entre otras: el uso de vehículos aéreos; el campamento con pernocta (siempre que sea  en forma individual o en bajas densidades de personas)  cuando ello se realice fuera de los sitios acondicionados para tal fin;  la producción de sonidos o ruidos por parte de los visitantes (especialmente fuera de sitios expresamente zonificados como Zona de Recreación o Zona de Servicio) y que no podrá exceder los 57 decibeles (dBA) a 2 metros de distancia de la fuente sonora (salvo de 9:30 pm hasta las 5 am, lapso durante el cual estarán totalmente prohibidos el uso de cualquier fuente que genere tales ruidos o sonidos y deberá hablarse solamente en voz baja); actividades recreativas (siempre y cuando no se exceda, en un mismo momento y lugar, de la relación de una persona por cada 30 metros cuadrados); el expendio, tenencia y consumo de bebidas alcohólicas; el vuelo de aeronaves a una altura inferior a los 1.000 pies (305 metros).

INPARQUES, el ente encargado de hacer cumplir este reglamento, tiene la obligación de imponer la Ley, por lo que realizar una celebración privada, como el cumpleaños de este empresario ligado al chavismo, en cualquier sitio del Parque Nacional Canaima, es considerado un desprecio hacia la cultura pemón pues esta comunidad milenaria considera que los tepuyes son considerados como sagrados.

Primer Informe trató de obtener las versiones de las personas mencionadas en este reportaje, pero hasta el cierre de esta edición, no fue posible.

[email protected]

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Campamento Canaima o similares.
Últimas Noticias: