Actualidad

La OTAN en alerta por misiles rusos que impactaron en Polonia durante ataque a Ucrania

161 Vistas
La OTAN en alerta por misiles rusos que impactaron en Polonia durante ataque a Ucrania

Los medios polacos informaron que dos personas murieron el martes por la tarde después de que un proyectil impactara en Przewodów, un pueblo polaco cercano a la frontera con Ucrania′.

Redacción | Primer Informe

Una descarga de misiles rusos sobre la red eléctrica ucraniana hizo que la guerra se extendiera a los países vecinos el martes, afectando a Polonia, miembro de la OTAN, y cortando la electricidad a gran parte de Moldavia.

Fue el mayor bombardeo de Rusia hasta la fecha, y algunos de los misiles cruzaron a Polonia, donde murieron dos personas, según un funcionario estadounidense. Fue la primera vez en la guerra que las armas rusas cayeron sobre un país de la OTAN.

El portavoz del gobierno polaco, Piotr Mueller, no confirmó inmediatamente la información de un alto funcionario de la inteligencia estadounidense, que habló bajo condición de anonimato debido a la naturaleza sensible de la situación.

Una segunda persona confirmó que aparentemente los misiles rusos impactaron en un lugar de Polonia a unos 15 kilómetros de la frontera con Ucrania.

Pero Mueller dijo que los principales líderes estaban celebrando una reunión de emergencia debido a una «situación de crisis».

Los medios de comunicación polacos informaron de que dos personas murieron el martes por la tarde después de que un proyectil impactara en una zona donde se secaba grano en Przewodów, un pueblo polaco cercano a la frontera con Ucrania.

La vecina Moldavia también se vio afectada. Según un funcionario, se produjeron apagones masivos después de que los ataques dejaran fuera de servicio una línea eléctrica clave que abastece a la pequeña nación.

OTAN en alerta

El daño desplaza la atención hacia la alianza de la OTAN, que ha advertido repetidamente que defenderá el territorio de sus aliados de Rusia. Polonia es miembro de la OTAN, que opera bajo el principio de defensa colectiva -consagrado en el artículo 5 del tratado fundacional de la alianza-. Según este acuerdo, un ataque contra un país de la OTAN se considera un ataque contra toda la alianza militar. Pero el artículo 5 sólo se ha invocado una vez en la historia de la OTAN, tras los ataques terroristas contra Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001.

El Artículo 5 establece que los miembros de la OTAN ayudarán a la parte o partes atacadas «tomando inmediatamente, individualmente y en concierto con las otras Partes, las medidas que considere necesarias, incluido el uso de la fuerza armada, para restablecer y mantener la seguridad del área del Atlántico Norte».

No está claro cuál fue la causa de que los proyectiles rusos cayeran en Polonia, lo que podría tener una gran influencia en la reacción de la alianza. Estados Unidos y sus aliados occidentales han advertido a Rusia en repetidas ocasiones que un ataque en territorio de la OTAN desencadenaría una respuesta contundente.

Bélgica condena enérgicamente el incidente que provocó una explosión en territorio polaco el martes, dijo el primer ministro belga Alexander De Croo, añadiendo que su país estará junto a Polonia.

«Todos formamos parte de la familia de la OTAN», dijo en un tuit.

LEA TAMBIÉN: La OTAN acuerda construir un «escudo celestial europeo» por ataques de Rusia

«Sobreviviremos a todo»

Zelenskyy dijo que Rusia disparó al menos 85 misiles, la mayoría de ellos dirigidos a las instalaciones eléctricas del país, y dejó sin luz a muchas ciudades.

«Estamos trabajando, restableceremos todo. Sobreviviremos a todo», prometió el presidente. Su ministro de Energía dijo que el ataque fue el bombardeo «más masivo» de las instalaciones eléctricas en la invasión rusa de casi 9 meses. Golpeó tanto los sistemas de generación como de transmisión de energía.

El ministro, Herman Haluschenko, describió los ataques con misiles como «otro intento de venganza terrorista» tras los reveses militares y diplomáticos del Kremlin. Acusó a Rusia de «intentar causar el máximo daño a nuestro sistema energético en vísperas del invierno».

El asalto aéreo, que se saldó con al menos un muerto en un edificio residencial de la capital, Kiev, se produjo tras unos días de euforia en Ucrania provocada por uno de sus mayores éxitos militares: la reconquista la semana pasada de la ciudad sureña de Jersón.

La red eléctrica ya estaba maltratada por ataques anteriores que destruyeron aproximadamente el 40% de la infraestructura energética del país.

El presidente ruso, Vladimir Putin, no ha comentado la retirada de Jerson desde que sus tropas se retiraron ante la ofensiva ucraniana. Pero la impresionante escala de los ataques del martes lo dice todo y deja entrever la ira del Kremlin.

Al atacar objetivos a última hora de la tarde, poco antes de que empezara a anochecer, los militares rusos obligaron a los trabajadores de rescate a trabajar en la oscuridad y dieron a los equipos de reparación poco tiempo para evaluar los daños a la luz del día.

Más de una docena de regiones -entre ellas Lviv en el oeste, Kharkiv en el noreste y otras entre ellas- informaron de ataques o esfuerzos de sus defensas aéreas para derribar misiles. Al menos una docena de regiones informaron de cortes de electricidad, que afectaron a ciudades que en conjunto tienen millones de habitantes. Casi la mitad de la región de Kiev se quedó sin electricidad, según las autoridades. Los ferrocarriles ucranianos anunciaron retrasos en los trenes en todo el país.

Zelenskyy advirtió que era posible que se produjeran más impactos e instó a la población a mantenerse a salvo y buscar refugio.

«La mayoría de los golpes se registraron en el centro y en el norte del país. En la capital, la situación es muy difícil», dijo un alto funcionario, Kyrylo Tymoshenko.

Dijo que un total de 15 objetivos energéticos fueron dañados y afirmó que 70 misiles fueron derribados. Un portavoz de la Fuerza Aérea Ucraniana dijo que Rusia utilizó misiles de crucero X-101 y X-555.

Mientras una ciudad tras otra informaba de ataques, Timoshenko instó a los ucranianos a «aguantar».

Ataques desesperados

Con sus crecientes pérdidas en el campo de batalla, Rusia ha recurrido cada vez más a atacar la red eléctrica de Ucrania, aparentemente con la esperanza de convertir la llegada del invierno en un arma dejando a la gente en el frío y la oscuridad.

En Kiev, el alcalde Vitali Klitschko dijo que las autoridades encontraron un cadáver en uno de los tres edificios residenciales que fueron atacados en la capital, donde el proveedor de energía DTEK también anunció apagones de emergencia.

Un vídeo publicado por un asesor presidencial mostraba un edificio de cinco plantas, aparentemente residencial, en Kiev en llamas, con los apartamentos arrasados por las llamas. Klitschko dijo que las unidades de defensa aérea también derribaron algunos misiles.

El ministro holandés de Asuntos Exteriores, Wopke Hoekstra, se dirigió a un refugio antibombas en Kiev tras reunirse con su homólogo ucraniano y, desde su lugar de seguridad, describió el bombardeo como «una enorme motivación para seguir estando hombro con hombro» con Ucrania.

«Sólo puede haber una respuesta, y es: Seguir adelante. Seguir apoyando a Ucrania, seguir entregando armas, seguir trabajando en la rendición de cuentas, seguir trabajando en la ayuda humanitaria», dijo.

Ucrania había vivido un periodo de relativa calma desde las anteriores oleadas de ataques con drones y misiles de hace varias semanas.

Los ataques se produjeron cuando las autoridades ya estaban trabajando furiosamente para recuperar Jerson y empezar a investigar los presuntos abusos rusos allí y en los alrededores.

La ciudad del sur no tiene electricidad ni agua, y la jefa de la misión de supervisión de la oficina de derechos humanos de la ONU en Ucrania, Matilda Bogner, denunció el martes la «terrible situación humanitaria» que se vive allí.

Desde Kiev, Bogner dijo que sus equipos están dispuestos a viajar a Kherson para tratar de verificar las denuncias de casi 80 casos de desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias.

El jefe de la Policía Nacional de Ucrania, Igor Klymenko, dijo que las autoridades van a empezar a investigar los informes de los residentes de Kherson de que las fuerzas rusas establecieron al menos tres presuntos lugares de tortura en partes ahora liberadas de la región más amplia de Kherson y que «nuestra gente puede haber sido detenida y torturada allí».

La reconquista de Jerson supuso otro duro golpe para el Kremlin. Zelenskyy comparó la reconquista con el desembarco aliado en Francia el Día D de la Segunda Guerra Mundial, diciendo que ambos fueron acontecimientos decisivos en el camino hacia la victoria final.

Sin embargo, amplias zonas del este y el sur de Ucrania siguen bajo control ruso, y los combates continúan.

Zelenskyy advirtió de la posibilidad de que se produzcan más noticias sombrías.

«En todas partes, cuando liberamos nuestra tierra, vemos una cosa: Rusia deja atrás cámaras de tortura y fosas comunes. … ¿Cuántas fosas comunes hay en el territorio que aún permanece bajo el control de Rusia?», preguntó Zelenskyy.

Con información de Business Insider, CNBC y Reuters.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Moldavia o similares.
Últimas Noticias: