Actualidad

La ultraizquierda se muestra moderada en la recta final de las presidenciales peruanas

0 views
La ultraizquierda se muestra moderada en la recta final de las presidenciales peruanas

Castillo moderó su discurso de cara a las presidenciales peruanas a raíz de las numerosas críticas que lo acusaban de querer imponer un régimen como el de Venezuela.

Redacción | Primer Informe

El candidato de la ultraizquierda Pedro Castillo, ha moderado su discurso durante la recta final de las elecciones presidenciales peruanas a celebrarse el próximo 6 de junio. El maestro rural dejó de nombrar algunas de sus propuestas planteadas durante la primera vuelta que amenazaban el orden jurídico.

Entre las propuestas dejadas atrás por el ultraizquierdista, están la pena de muerte para delincuentes y corruptos y la desactivación de la Defensoría del Pueblo, por no resolver las controversias que afectan a los campesinos.

Esta moderación del lenguaje de Castillo fueron motivadas por las numerosas críticas que lo acusaban de querer imponer un régimen autoritario como el de Nicolás Maduro en Venezuela. Esta idea lo mantiene estancado en los sondeos que miden las posibilidades de los candidatos en estas presidenciales peruanas.

LEA TAMBIÉN: Un equipo peruano comprobó en Caracas el futuro de Perú si la ultraizquierda gana la presidencia (VIDEO)

Los compromisos sellados por el candidato de la izquierda

El miércoles Pedro Castillo firmó una lista de al menos 10 puntos en los que sella los compromisos de garantizar el respeto a los tratados internacionales y los derechos de las minorías. 

Estos compromisos además precisan que promoverá una asamblea constituyente pero siguiendo las reglas de juego vigentes.

La lista de compromisos fueron documentadas en dos páginas bajo el título “Compromiso con el pueblo peruano”. El documento recuerda al que firmara Ollanta Humala en el 2011, durante la campaña de la segunda vuelta. En ese momento Humala también tuvo que moderar su discurso.

El gesto de Humala llamado “Compromiso en defensa de la democracia”, le valió el apoyo de organizaciones de la sociedad civil y del antifujimorismo, entre ellos el Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa. Esto le ayudó a ganar las presidenciales peruanas de ese momento a Keiko Fujimori, quien entonces se había lanzado como candidata presidencial por primera vez.

La promesa de vacunas para todos de Pedro Castillo

El candidato presidencial de la ultraizquierda se comprometió también a no repetir los errores cometidos en la gestión de la pandemia y además garantizó “la vacunación para todos y sin privilegios”, en alusión al escándalo en donde estuvo involucrado el expresidente Martín Vizcarra.

En la mesa está también el turismo de vacunas, ya que desde abril unos 1.500 peruanos viajan cada día a Estados Unidos para inmunizarse ante la lentitud del proceso en el país andino.

Las críticas a una nueva Constitución en Perú

Desde la primera vuelta del 11 de abril, tanto la prensa como los líderes de opinión en Lima, han cuestionado a Castillo y a la candidata de la izquierda moderada, Verónika Mendoza por promover un referendum para una asamblea constituyente que cambie la actual Constitución.

La Carta Magna de 1993, fue aprobada por el congreso constituyente de mayoría fujimorista e impuso un modelo económico neoliberal en Perú. Esto fue instaurado después del autogolpe del autócrata Alberto Fujimori, en abril de 1992.

“Hemos ofrecido cambios fundamentales en el país, como la convocatoria a una Asamblea Constituyente. Me comprometo a que todo ello se hará dentro del marco jurídico vigente. No más golpes de Estado”, señala el documento suscrito por Castillo, 

Este fue presentado al final de un acto en el que anunció un acuerdo político con Mendoza, con quien firmó por separado una declaración conjunta.

¿Qué significa el acuerdo entre Castillo y Mendoza?

Para desmarcarse del chavismo con el que siempre fue involucrado por sus contrincantes, el candidato de Perú Libre se comprometió a que si gana las elecciones, abandonará el cargo el 28 de julio de 2026. 

“Cuando termine mi mandato regresaré a mi escuela a seguir trabajando por mi pueblo”, aseguró el ultraizquierdista.

La candidatura de Mendoza, líder del movimiento Nuevo Perú y excandidata de Juntos por el Perú, había encabezado durante la campaña de abril las demandas de la población LGTBI, de las que Castillo siempre se ha desmarcado. 

El acuerdo político alcanzado ahora entre ambos incluye la promesa de Castillo, aunque sin mayores concesiones, de respetar los derechos de las minorías y “defender los derechos humanos de todos los peruanos y peruanas”. 

“Además, respetaré los tratados internacionales que el Perú ha suscrito en dicha materia”, añade.

El cese de las amenazas contra instituciones

El líder sindical retrocedió también en sus amenazas a instituciones. Según Castillo, éstas eran inútiles pues no trabajan en favor de los necesitados, sino de grandes intereses empresariales y particulares.

“Para que ese país que sueño se haga realidad, será necesario fortalecer la democracia, garantizar las libertades y consolidar las instituciones. El Tribunal Constitucional, la Defensoría del Pueblo, y los organismos reguladores del Estado serán fortalecidos para que cumplan su verdadero objetivo: servir al pueblo”, ha ofrecido.

Según la encuesta más reciente, de Ipsos Perú, un 43% de los electores votará por él y un 34% por la hija mayor del autócrata Fujimori. Keiko sin embargo, se mantiene en cabeza en Lima, donde reside un tercio del electorado.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Elecciones presidenciales peruanas o similares.
Últimas Noticias: