Actualidad

Los detalles desconocidos de la caótica toma de posesión del nuevo presidente izquierdista de Guatemala

236 views
Los detalles desconocidos de la caótica toma de posesión del nuevo presidente izquierdista de Guatemala

Sus partidarios le han dado a Arévalo, un socialista, el apodo de “Tío Bernie” en referencia tanto a su nombre como a sus políticas socialistas que se asemejan al senador estadounidense Bernie Sanders.

Redacción | Primer Informe

Guatemala tomó posesión del presidente izquierdista Bernardo Arévalo en las primeras horas de la mañana del lunes 15 de enero, luego de una serie de retrasos, disputas y confusión en el Congreso. La inauguración estaba prevista para el domingo.

Arévalo, quien sucedió al presidente conservador Alejandro Giammattei, comenzó su mandato prometiendo «rescatar» a Guatemala de la corrupción mientras su partido político, el Movimiento Semilla, enfrenta una investigación por parte de la Fiscalía de Guatemala que resultó en la muerte del partido. descalificación de la política en noviembre. Como resultado, sus legisladores recientemente inaugurados tomó cargo el domingo como independientes.

La toma de posesión de Arévalo se retrasó más de nueve horas debido a discusiones sobre el proceso de acreditación de los nuevos legisladores de Semilla dada la situación legal, ya que esos legisladores tienen la responsabilidad de juramentar al nuevo presidente.

Luego de horas de negociaciones, el Congreso guatemalteco acordó rescindir la suspensión de Semilla, permitiendo a sus legisladores ocupar escaños como un bloque legislativo. Samuel Pérez, legislador de Semilla, prestó juramento como nuevo titular del Congreso.

La demora en la toma de posesión de Arévalo provocó enfrentamientos entre partidarios del presidente izquierdista y la policía guatemalteca afuera de las instalaciones del Palacio Legislativo de la nación, ubicado en la Ciudad de Guatemala.

Varios jefes de Estado y de gobierno de izquierda regional emitieron declaraciones instando al Congreso guatemalteco a proceder con la juramentación de Arévalo, al igual que los gobiernos de Chile y Perú. El presidente de extrema izquierda de Colombia, Gustavo Petro, que asistió a la toma de posesión, amenazó con no irse hasta que Arévalo prestara juramento.

La administradora de USAID, Samantha Power, que encabezó la delegación estadounidense, presionó al Congreso guatemalteco para que tomara juramento a Arévalo.

De igual forma, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos (OEA) emitieron comunicados que instaron al Congreso guatemalteco a proceder con la toma de posesión.

“Reunidos en la Ciudad de Guatemala para la toma de posesión presidencial, hacemos un llamado al Congreso de la República a cumplir con su mandato constitucional de entregar hoy el poder como lo exige la Constitución al Presidente electo Bernardo Arévalo y a la Vicepresidenta electa Karin Herrera”, OEA dijo el Secretario General José Miguel Insulza.

LEA TAMBIÉN: Así fue la paliza que dio Bernardo Arévalo para ganar la presidencia de Guatemala

Tras su juramentación, que técnicamente tuvo lugar el lunes, Arévalo pronunció un discurso de aproximadamente 25 minutos en el que agradeció a sus seguidores la confianza depositada en él, destacando que él y su gobierno “no permitirán que nuestras instituciones se dobleguen ante corrupción e impunidad”.

“Nunca más autoritarismo. Nunca permitiremos que la violencia se utilice como medio para promover agendas políticas o preservar privilegios”, dijo Arévalo.

El presidente recién inaugurado advirtió: “El mundo se enfrenta a una ola de autoritarismo, la propagación de la intolerancia y la restricción de la disidencia”, sin dar ejemplos.

“Estamos ante nuevos fenómenos autoritarios como la cooptación corrupta de las instituciones estatales por parte de grupos criminales que explotan su apariencia democrática para traicionar los principios de libertad, equidad y justicia”, continuó, destacando que Guatemala supuestamente está luchando contra estos nuevos formas de autoritarismo y preservar la democracia.

“No nos dejen solos; No nos rendiremos”, afirmó.

El «Tío Bernie»

Arévalo, hijo del ex presidente Juan José Arévalo (1945-1951), se postuló exitosamente como candidato “outsider” por el partido Movimiento Semilla en las elecciones del año pasado en una campaña que priorizaba la lucha contra la corrupción. La victoria del presidente fue una sorpresa, ya que todas las encuestas publicadas antes de la primera vuelta de las elecciones de 2023 sugerían que no obtendría más del tres por ciento de los votos. En la primera vuelta de las elecciones, celebrada en junio, se presentaron más de 20 candidatos y más personas emitieron votos “nulos” (inválidos) que el total de cualquier candidato. Luego, Arévalo derrotó a la ex primera dama izquierdista y favorita en la primera vuelta, Sandra Torres, en la segunda vuelta presidencial de agosto por un margen de casi el 20 por ciento.

Sus partidarios le han dado a Arévalo, un socialista, el apodo de “Tío Bernie” en referencia tanto a su nombre como a sus políticas socialistas que se asemejan al senador estadounidense Bernie Sanders.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, felicitó a Arévalo y a la vicepresidenta Karin Herrera por sus tomas de posesión en un comunicado publicado el lunes por la mañana.

«Esperamos trabajar con el presidente Arévalo y su administración para profundizar la larga y productiva asociación de nuestros países y promover la prosperidad económica, los derechos humanos, la buena gobernanza, las medidas anticorrupción y la migración segura y ordenada», se lee en el comunicado.

Arévalo afirmó en diciembre que una de sus primeras acciones como presidente será pedir la renuncia de la fiscal general Consuelo Porras. Porras fue sancionada por Estados Unidos en 2022, acusada de haber obstruido y socavado investigaciones anticorrupción en Guatemala para proteger a sus aliados políticos y ganar un favor político indebido.

Porras había presentado una solicitud para despojar a Arévalo de su inmunidad en noviembre, acusándolo de haber participado en la ocupación del campus de la universidad estatal en 2022. Arévalo había denunciado la medida como parte de un “golpe de estado en curso” que buscaba impedirle asumir el cargo.

Reporte de Breitbart.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de América Latina o similares.
Últimas Noticias: