Actualidad

Republicanos exigen a Joe Biden que endurezca su política hacia China

79 Vistas
Republicanos exigen a Joe Biden que endurezca su política hacia China

Dicen que la notoria omisión de China en el discurso de Biden en la ONU equivalía a que el presidente anunciara «su capitulación ante el Partido Comunista Chino».

Redacción | Primer Informe

Los legisladores republicanos están pidiendo a la administración Biden que endurezca su política hacia China. Creen que los recientes comentarios de altos funcionarios revelaron una falla en «comprender la verdadera amenaza que representa el Partido Comunista Chino (PCCh)».

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, respondió recientemente a una pregunta sobre la difícil situación de los uigures en la región occidental de Xinjiang de China. Dijo que «la vida siempre está llena de decisiones difíciles en la relación entre las naciones». Después dijo que «ante todo, este planeta debe ser protegido».

La secretaria de Comercio, Gina Raimondo, también señaló el deseo de mejorar los lazos comerciales de Estados Unidos hacia China. Dado el tamaño del mercado chino, «tenemos que hacer negocios allí», dijo a The Wall Street Journal el 24 de septiembre. Agregó que «un compromiso comercial sólido ayudará a mitigar cualquier tensión potencial» y «evitará conflictos no deseados».

Los comentarios generaron preocupación entre los legisladores del Grupo de Trabajo de China, integrado por republicanos de la Cámara. En una declaración del 29 de septiembre pidieron a los dos funcionarios que «reciban inmediatamente un informe de amenazas y revisen las promesas incumplidas, el robo de propiedad intelectual, el espionaje económico desenfrenado y la coacción flagrante de los ciudadanos estadounidenses», que según dijeron son el resultado de «décadas de asumir un compromiso comercial evitarían tensiones».

«Desafortunadamente, la administración Biden no ha presentado un enfoque claro e integral para abordar la amenaza generacional del Partido Comunista Chino», dijo el representante Mike McCaul (R-Texas), quien preside el panel del Congreso de 17 miembros.

Preocupaciones chinas en Washington

Los desafíos planteados por el régimen chino, que van desde la seguridad nacional hasta la económica, preocupan cada vez más a Washington.

El director del FBI, Christopher Wray, testificó la semana pasada en una audiencia del Comité de Seguridad Nacional del Senado. Allí dijo que la agencia está «abriendo una nueva investigación de contrainteligencia en China cada 12 horas».

Beijing también aceleró su ritmo en la modernización de sus fuerzas armadas en un intento por desplazar a Estados Unidos. Esto lo advirtió el 20 de septiembre el secretario de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, Frank Kendall.

«Si bien los funcionarios de seguridad nacional como el director Wray y el secretario de la Fuerza Aérea Kendall advierten sobre serias amenazas a la seguridad de Estados Unidos, otros funcionarios están repitiendo la afirmación desacreditada de que el acceso comercial y económico puede convertir al PCCh en un actor responsable», dijo McCaul.

LEA TAMBIÉN: INFORME: Legisladores estadounidenses preocupados por la alianza entre China, Venezuela y Cuba

Un compromiso negativo

Estados Unidos se ha comprometido durante décadas con China bajo el pensamiento de que la liberalización económica del país conduciría a mayores libertades políticas. Esta proyección no se materializó, dicen funcionarios y expertos occidentales, lo que apunta al deterioro de las condiciones de derechos humanos en el país. Washington comenzó a cambiar a un enfoque de línea dura hacia China bajo la administración Trump sobre temas como las prácticas comerciales injustas, el robo de tecnología, los abusos de los derechos humanos y el ciberespionaje.

La administración Biden ha descrito su relación con China como una de cooperación y competencia. También ha hecho hincapié en fomentar las alianzas con las democracias occidentales para hacer frente a la agresión militar y económica del régimen. A principios de este mes, Estados Unidos, Australia y Gran Bretaña crearon una nueva asociación de seguridad centrada en el Indo-Pacífico, un pacto que se considera ampliamente dirigido a contrarrestar la creciente asertividad de Beijing en la región.

Mientras tanto, la administración ha sostenido que no busca una nueva Guerra Fría o un conflicto con Beijing.

«Si bien podemos estar en desacuerdo con algunos de los medios con los que se involucran en el mundo, también tenemos áreas en las que queremos seguir trabajando juntos», dijo a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, el 20 de septiembre.

El presidente Joe Biden repitió el mismo mensaje conciliador en su primer discurso ante las Naciones Unidas al día siguiente sin mencionar directamente a China. Esto fue señalado por el senador Rick Scott (republicano por Florida) como un «apaciguamiento débil» de Beijing. De hecho Xi Jinping aprovechó la misma plataforma para lanzar varios golpes a Estados Unidos.

Huawei, Canadá y Biden

La reciente liberación en Estados Unidos de la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, que luego vio a dos canadienses que fueron detenidos en China liberados poco después, ha llevado a muchos a cuestionar si hubo un acuerdo de intercambio de prisioneros negociado en secreto entre Washington y Beijing. La detención de Beijing de los dos canadienses es ampliamente vista como actos de «diplomacia de rehenes» realizados en respuesta al arresto de Meng.

Psaki ha negado cualquier vínculo entre la liberación de las personas. Sin embargo confirmó que sus casos surgieron durante la segunda llamada telefónica de Biden con Xi hace aproximadamente tres semanas.

Xi en la llamada había culpado a la presión de Estados Unidos por tensar los lazos bilaterales. Por su parte, Biden le dijo a Xi que no ve «ninguna razón» para que «la competencia se convierta en conflicto».

Kerry, que acaba de viajar a China a principios de septiembre, indicó planes para una tercera visita en las próximas semanas.

«La Casa Blanca está perdiendo el tiempo y socavando la seguridad nacional al negarse a reconocer la historia fallida de compromiso», dijo McCaul.

El senador Tom Cotton (republicano por Arkansas) enfatizó la variedad de amenazas planteadas por el Partido Comunista Chino en un discurso de nueve minutos en el Senado el 28 de septiembre.

«Lo busquemos o no, China ha estado librando una guerra fría contra Estados Unidos y nuestra forma de vida durante décadas», dijo. «La única pregunta es si ganaremos o perderemos».

Argumentó que la notoria omisión de China en el discurso de Biden en la ONU equivalía a que el presidente anunciara «su capitulación ante el Partido Comunista Chino».

«Somos el líder mundial, no China, no requerimos el perdón o el favor de China», dijo Cotton.

Con información de The Epoch Times.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de China o similares.
Últimas Noticias: