Actualidad

Venezolanos fueron expulsados de un hotel en Seattle después de que una ONG no pudo pagar más con su tarjeta de crédito

353 views
Venezolanos fueron expulsados de un hotel en Seattle después de que una ONG no pudo pagar más con su tarjeta de crédito

El costo por alojar a cerca de 200 migrantes venezolanos cada noche en el hotel que los expulsó, es de aproximadamente US$3.600 la noche.

Redacción | Primer Informe

Aproximadamente 200 venezolanos que buscan asilo deben abandonar un hotel de Kent, Seattle, donde se refugiaron más tarde, después de lo cual algunos planean marchar al ayuntamiento de Seattle para compartir sus necesidades. La administración del hotel dijo que la tarjeta de crédito registrada para pagar su estadía había sido rechazada repetidamente.

Cuesta aproximadamente 3.600 dólares por noche alojar a los solicitantes de asilo venezolanos.

«Pensé que eran dos o tres días de frío, pero duró tal vez cinco o seis», dijo Eli Min, director general del Quality Inn Hotel en Kent. «Ayudamos a la comunidad, hicimos nuestra parte, no nos pagaron».

Adriana Figueira llegó al hotel el 10 de enero durante la ola de frío con muchas otras personas, con la ayuda de la organización nacional sin fines de lucro Save the Kids. Anteriormente se había alojado en la Iglesia Metodista Unida de Riverton Park en Tukwila, donde en un momento dado se refugiaron más de 500 solicitantes de asilo, muchos de ellos en tiendas de campaña.

“Necesitamos ayuda para solicitar asilo, un lugar para vivir y empleos”, dijo Figueira en español. Ha estado colaborando con otros inmigrantes venezolanos en el hotel para mejorar las cosas para ellos.

Pero sus circunstancias actuales hacen que ella y otros reevalúen sus prioridades, la primera de las cuales es encontrar una vivienda estable, razón por la cual, según ella, marcharán pacíficamente al Ayuntamiento de Seattle para que, más que nada, la ciudad pueda reunirse con ellos y aprender sobre sus necesidades.

«Estamos en una lucha con la situación en la que nos encontramos», dijo Figueira.

La ola de frío hizo que los defensores se apresuraran a darle a Figueria y a otros un lugar cálido donde quedarse. Save the Kids estuvo entre los que llegaron al campamento de la iglesia para ayudar.

“Más tarde descubrimos que no tenían los recursos”, dijo Figueira. “Ahora los dueños del hotel nos han dado horas para irnos si no hay forma de pagar”.

“Los aceptamos sin pago ni financiamiento garantizados, y fue simplemente por el frío de emergencia”, dijo Min, el gerente del hotel.

Min dijo que los funcionarios de la ciudad de Burien y del condado de King le pidieron que mantuviera a las personas refugiadas en el hotel hasta el jueves mientras encuentran soluciones, pero que primero le gustaría llegar a un acuerdo por escrito.

“Consideraría extender su estadía sin pago inmediato si alguien con autoridad, como el gobernador, el condado de King o Bill Gates, dijera que están garantizando el pago y que sólo necesitan tiempo para pagar”.

Algunos de los solicitantes de asilo dijeron que intentaron regresar a la Iglesia Metodista Unida de Riverton Park, pero la iglesia los rechazó. Los organizadores de la iglesia dijeron que no tienen espacio y recientemente han estado recibiendo de 15 a 20 personas por día, un aumento significativo con respecto a los meses anteriores.

LEA TAMBIÉN: Más de 30 mil migrantes venezolanos han llegado a Denver y arman campamentos fuera de hoteles

Comunidad Sin Fronteras

Los organizadores de la comunidad de inmigrantes venezolanos en el hotel han iniciado un grupo de base llamado Comunidad Sin Fronteras en las redes sociales y planean abrir una cuenta en Venmo para recibir donaciones. Dijeron que planean marchar hasta el ayuntamiento de Seattle para crear conciencia.

Mike Faulk, portavoz de la oficina del gobernador Jay Inslee, dijo a KUOW que Inslee ha solicitado un aumento de fondos en el presupuesto estatal para programas que podrían ayudar a los solicitantes de asilo, que la legislatura estatal tendría que aprobar. Ese dinero no llegaría hasta finales de este año.

Sarah Peterson, coordinadora de refugiados del estado y miembro de un grupo de trabajo estatal para abordar este problema, dijo que no hay mucho que el estado pueda hacer en el futuro inmediato porque está «limitado a administrar programas que apoyen a los refugiados e inmigrantes humanitarios que caen bajo las asignaciones actuales y regulaciones federales”.

Información de KUOW.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Crisis Migratoria o similares.
Últimas Noticias: