Análisis

ANÁLISIS: La despedida de Michelle Bachelet, la apologista de dictadores dentro de la ONU

444 Vistas
ANÁLISIS: La despedida de Michelle Bachelet, la apologista de dictadores dentro de la ONU

«Es difícil evitar la conclusión de que las simpatías de la alta comisionada están con los opresores, ya sea en Cuba o en China. Si la ONU busca credibilidad, Michelle Bachelet debe irse», escribe Mary Anastasia O’Grady.

Mary Anastasia O’Grady | The Wall Street Journal

Los humanitarios se levantaron en armas el mes pasado cuando Michelle Bachelet, la alta comisionada de derechos humanos de la ONU, salió de una gira por China lanzando propaganda de Beijing.

Para quienes luchan por la libertad en Cuba, la actuación de la alta comisionada no fue una sorpresa. Durante la Guerra Fría estuvo del lado de los soviéticos y es una admiradora de toda la vida de la revolución cubana. Seamos realistas: los derechos humanos no son lo suyo.

Según Axios, Bachelet, de 70 años, “utilizó puntos de conversación del gobierno chino para enmarcar sus comentarios” sobre la situación en Xinjiang, donde el régimen ha detenido a alrededor de un millón de uigures y otras minorías. Bachelet describió las políticas de China «como una forma de ‘contraterrorismo’ destinada a combatir ‘actos violentos de extremismo’. También se refirió a los centros de detención masiva como ‘centros de formación profesional y educativa’, el eufemismo del gobierno para los campamentos», reportó Axios.

China aprovechó las palabras de Bachelet para su propio beneficio, y el cónsul general en Kolkata tuiteó que Beijing “no solo estaba reivindicada, sino justificada” después de la visita de la ONU.

Axios informó que el abogado de derechos humanos y compañero de derecho de Yale, Rayhan Asat, cuyo hermano está detenido, calificó el viaje de la alta comisionada como “la máxima traición”. Los grupos de defensa denunciaron su voluntad de permitir que China dicte a dónde fue y qué vio y están pidiendo su renuncia.

No sería la primera vez que Bachelet se pone del lado de los totalitarios. La socialista chilena, que eligió vivir en Alemania Oriental entre 1975 y 1979 y lo describió como una experiencia “hermosa”, es una devota discípula del difunto Fidel Castro. En 2009 peregrinó a Cuba para sentarse a los pies del tirano envejecido. Cuando murió en 2016, tuiteó que había sido “un líder por la dignidad y la justicia social en Cuba y América Latina”.

En casi cuatro años en el puesto más alto de derechos humanos en la ONU, sus raras protestas contra el régimen cubano han sido, en el mejor de los casos, poco entusiastas. Tomemos su declaración emitida después del levantamiento del 11 y 12 de julio de 2021 contra el estado policial. Internet estaba lleno de videos de teléfonos celulares de civiles desarmados golpeados y disparados en ciudades y pueblos de toda la isla por parte de la seguridad estatal y paramilitares. Sin embargo, Bachelet calificó las acciones de la dictadura como un “presunto uso de fuerza excesiva”. Miles fueron llevados a la cárcel mientras amigos y familiares los buscaban frenéticamente. Bachelet dijo que algunos detenidos estaban “supuestamente recluidos en régimen de incomunicación”. Sugirió “diálogo” entre la dictadura y la población sin poder.

LEA TAMBIÉN: Las cuentas secretas de la política chilena

Si bien pidió la liberación de los detenidos, también culpó a las sanciones de Estados Unidos por las penurias de la isla, una línea sacada directamente del libro de jugadas del régimen. Sin embargo, nunca mencionó el bloqueo interno de Cuba a su propio pueblo, la causa de la pobreza extrema. Este no es un punto menor. Más bien, expone sus prioridades.

La dictadura es un símbolo del éxito antiestadounidense porque ha sobrevivido a décadas de oposición estadounidense. A los ojos de la izquierda internacional, esto lo hace heroico y exige que sea protegido a toda costa. Los valientes inconformistas de la sociedad civil cubana, a quienes el régimen está decidido a extirpar, no son más que daños colaterales en una guerra más amplia contra los valores de Occidente.

En cualquier momento se espera que La Habana anuncie los veredictos en los juicios a puerta cerrada del artista de performance Luis Manuel Otero Alcántara y el rapero Maykel “Osorbo” Castillo. Los dos hombres son parte del Movimiento San Isidro de La Habana, fundado para resistir pacíficamente la censura de las artes por parte del gobierno.

Castillo es coautor del himno disidente “Patria y Vida”, que ganó dos premios Grammy Latinos en noviembre. No pudo aceptar los premios en Las Vegas porque lleva más de un año en la cárcel en Cuba. Otero Alcántara, detenido arbitrariamente en numerosas ocasiones, se encuentra en prisión desde julio. Sus juicios terminaron en mayo. Castillo enfrenta hasta 10 años de prisión. Otero Alcántara podría recibir una condena de siete años.

Cientos más de participantes en las protestas del año pasado languidecen en las mazmorras cubanas por delitos como falta de respeto, desorden público y desobediencia. La organización no gubernamental Cubalex ha documentado la detención de 1.477 personas tras las marchas de julio y dice que 729 de ellas siguen en prisión. Algunos son menores de edad. De los 714 que ya no están tras las rejas, no todos están libres. Algunos están en libertad bajo fianza o bajo arresto domiciliario. Se desconoce el paradero de 34 personas que fueron detenidas.

Dos meses después del levantamiento, una actualización global sobre derechos humanos, emitida por la oficina de Bachelet, omitió a Cuba. Cubalex observó en un tuit que “no hubo una sola mención de lo que está pasando hoy en la isla: la represión, la crisis sanitaria, la crisis alimentaria, las constantes violaciones” a los derechos humanos.

Es difícil evitar la conclusión de que las simpatías de la alta comisionada están con los opresores, ya sea en Cuba o en China. Si la ONU busca credibilidad, Michelle Bachelet debe irse.

Este artículo fue publicado por The Wall Street Journal, con el título ‘The U.N.’s Apologist for Dictators‘.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de China o similares.
Últimas Noticias: