Análisis

ANÁLISIS: Por qué Inglaterra no puede ni debe entregar el oro a Maduro

2 views
ANÁLISIS: Por qué Inglaterra no puede ni debe entregar el oro a Maduro

Dadas las acusaciones generalizadas de malversación de fondos y el uso de sobornos para asegurar la lealtad de los partidarios y jefes militares clave de Maduro, se debe esperar que una proporción decente de esos mil millones de dólares se desvíe para beneficio personal. Otra parte podría pagar las bandas armadas del régimen.

Daniel Rey | The Spectator

El sistema judicial británico puede estar a punto de otorgar mil millones de dólares (770 millones de libras esterlinas) a uno de los dictadores más notorios del mundo. Nicolás Maduro, el dictador venezolano, quiere tener acceso a las reservas de oro del Banco de Inglaterra. El líder, condenado internacionalmente por la mala gestión crónica de la economía y facilitar una gran corrupción, dice que utilizará los fondos para combatir el coronavirus.

El Banco de Inglaterra tiene activos que pertenecen a muchos países, y el oro venezolano ha estado en el banco desde 2008, cuando fue depositado por el mentor de Maduro, Hugo Chávez.

El Tribunal Superior de Inglaterra y Gales falló en julio contra el reclamo del oro de Maduro, afirmando que, en opinión de Gran Bretaña, Maduro no es el presidente legítimo de Venezuela. En respuesta Maduro apeló y demandó al Banco de Inglaterra.

El lunes, la Corte de Apelaciones anuló el fallo del Tribunal Superior porque Gran Bretaña ha mantenido relaciones diplomáticas formales con Maduro. Los jueces no pudieron emitir un fallo concluyente y solicitaron al Ministerio de Relaciones Exteriores que estipule si reconoce a Maduro como presidente de facto. Si lo hace, el caso en su contra sería «nulo y sin efecto».

Gran Bretaña rara vez rompe las relaciones diplomáticas, ese es más el juego de Estados Unidos, y este podría ser el vacío legal de Maduro. Después de que las elecciones venezolanas de 2018 fueran consideradas fraudulentas, Gran Bretaña, junto con Estados Unidos, Canadá y una docena de países latinoamericanos, reconocieron a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como jefe de estado interino.

En términos de compromiso diplomático significativo, Gran Bretaña apoya a Guaidó, no a Maduro. De hecho, Guaidó se reunió con Dominic Raab en el Ministerio de Relaciones Exteriores a principios de este año, cuando destacó que el mandato de Maduro ha creado tantos refugiados como Siria devastada por la guerra. Sin embargo, es el enviado de Maduro en Londres, no el de Guaidó, quien tiene la acreditación diplomática oficial del gobierno británico.

Maduro (cuyo abogado en el caso del Banco de Inglaterra representó al régimen de Saddam Hussein en 2001) afirma que el oro se vendería y las ganancias se utilizarían para combatir la pandemia de coronavirus. El plan de Maduro es transferir el dinero del Banco Central de Venezuela (BCV) al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

LEA TAMBIÉN Gobierno interino prepara estrategia final para asegurar oro venezolano en Londres

Por estos motivos, podría parecer que existe un argumento humanitario para otorgarle a Maduro acceso a las reservas. Sin embargo, como Diego Moya-Ocampos, analista senior de riesgo político para Venezuela en IHS Markit, le dice al Spectator: “No hay precedentes para este tipo de arreglo y no ha habido discusiones avanzadas con la ONU sobre cómo funcionaría. Es parte de la narrativa propagandística de Maduro, pero no es real «.

«Si Maduro gana el caso y los fondos van al BCV, no hay garantía de que sean transferidos a la ONU, sino que se utilizarán para reprimir a los disidentes».

No se puede confiar en el régimen de Maduro. Tiene a importantes figuras de la oposición como prisioneros políticos, emplea bandas armadas para mantener el «orden» en las calles y reprime a los opositores con total impunidad. Un informe publicado por investigadores de la ONU el mes pasado afirmó que los métodos represivos de Maduro incluyen ejecuciones arbitrarias y extrajudiciales y el uso sistemático de la tortura. Sostuvo que es probable que Maduro sea responsable de crímenes de lesa humanidad.

Es más, dadas las acusaciones generalizadas de malversación de fondos y el uso de sobornos para asegurar la lealtad de los partidarios y jefes militares clave de Maduro, se debe esperar que una proporción decente de esos mil millones de dólares se desvíe para beneficio personal. Otra parte podría pagar las bandas armadas de Maduro.

Maduro es quien ejerce la mayor parte del poder sobre el terreno en Venezuela. Ejerce muchos de los roles que cabría esperar de un presidente. Pero ocupa su cargo de manera ilegal y con un flagrante desprecio por los derechos humanos y el estado de derecho.

Esto no quiere decir que las reservas deban transferirse a Guaidó. Su mandato de dos años como presidente interino finaliza en diciembre, y no está claro qué ocurrirá después. Lo que está claro es que el Tribunal Superior solo debería hacer accesibles las reservas una vez que vuelvan a celebrarse elecciones libres y justas.

El oro de la bóveda del Banco de Inglaterra pertenece al pueblo de Venezuela. Si el Tribunal Supremo falla a favor de Maduro, Gran Bretaña sería cómplice de dar mil millones de dólares del dinero de la república a un ciudadano particular particularmente represivo.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Banco de Inglaterra o similares.
Últimas Noticias: