Corrupción

Así fue como los testaferros de ‘Nicolasito’ Maduro pasaron a ser fantasmas

1.309 Vistas
Así fue como los testaferros de ‘Nicolasito’ Maduro pasaron a ser fantasmas

Los hermanos Morón saltaron a la fama en 2017 cuando se descubrieron sus vínculos con el heredero del dictador venezolano.

Redacción | EL NACIONAL

Morón no es un apellido común como García, Rodríguez o González. En España, donde se originó, apenas lo llevan 8.532 personas entre 47,33 millones de habitantes. Venezuela es el segundo país con más apellidados Morón –6.993– y le sigue Perú con 5.852. El Morón más famoso de Venezuela en el historiador Guillermo Morón, de quien se desconoce descendencia. El otro Morón, quizás más famoso, es el pueblo de la costa carabobeña donde funciona la refinería de El Palito.

La combinación Morón-Hernández, como primer y segundo apellido, tampoco es frecuente. En España, 8 de cada 1.000 personas, tiene Hernández como primer apellido. En total, el INE tiene registrados 351.591 Hernández. En Venezuela es el cuarto apellido más común con 534.500 personas. Cupido pudo signarle la flecha de un Morón a una de las tantas Hernández.

Aunque la data que se ocupa de cruces y entrecruces genealógicos solo registran 65 veces la combinación Morón Hernández, en la redes sociales se repite el nombre Santiago José Morón Hernández en tres personas distintas: uno es chef y asesor gastronómico, el segundo se presenta como joyero y orfebre y el tercero se denomina alfarero y ceramista. Asimismo, hay un cuarto con el nombre del ingeniero Ricardo José, pero se anuncia como psicólogo graduado en la UCV y “especializado en salud mental”. Los cuatro son venezolanos, pero ninguno es Santiago José Morón Hernández ni su hermano Ricardo José, comercializadores de oro, coltán, diamantes, presuntos testaferros de Nicolás Ernesto Maduro Guerra, sancionados el 23 de julio de 2020 por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN: ‘Nicolasito’ confirma que no habrá más diálogo hasta que liberen los fondos concertados en México

Salto a una indeseada popularidad

A partir de ese día no hubo medio de comunicación nacional o internacional que no se refiriera a los hermanos Morón como los testaferros de Nicolás Ernesto Maduro Guerra, el hijo de Nicolás Alejandro Maduro Moros, el hombre que ejerce la presidencia de Venezuela y que más 60 países no reconocen como tal. En 2020, periodistas, analistas y políticos revisaban Internet con todos los motores de búsqueda a su alcance encontrar información sobre sus actividades profesionales y políticas, sus relaciones familiares y de amistad, y cualquier otra pista de los hermanos Morón Hernández, pero no encontraron nada. Nada. Aunque hubo algunos esfuerzos importantes de una variedad de expertos en búsqueda web. No había nada que indicara algo sobre el pasado o presente de los hermanos. Eran virtualmente inexistentes. Solo aparecía la sanción y la noticia que se repetía sin mayores cambios.

Los medios solo podían reproducir la información del Departamento del Tesoro y las especulaciones de los más sensacionalistas. Hasta ahí. No obstante, la página web Asimplevista.com editorializó celebrando que si bien los venezolanos tenían que lamentar la existencia de “un Santiago José Morón Hernández al que Estados Unidos acusa de ser testaferro del heredero presidencial en los negocitos de oro y coltán, deberían celebrar”. Con la misma rigurosidad que debe usar en su lucha contra los fake news, el editorialista argumenta por qué celebrar: “Por cada Santiago José Morón Hernández que ocupe los titulares con el único ‘mérito’ de arrimarse al poder para esquilmarnos, hay quién sabe cuántos otros que andan por allí trabajando, creando y prodigando decencia, como el chef nacido en Carora, graduado en el legendario Le Cordon Blue, y el alfarero trujillano que lleva 40 años enseñándoles su oficio a niños y adolescentes”.

Despierta suspicacias que Asimplevista.com ofrezca detalles de la procedencia y el periplo del supuesto chef y del alfarero que no se encuentran en las redes ni en las páginas web del cocinero ni del alfarero.

La nota “celebratoria” era parte de la estrategia para borrar las señas de los hermanos Morón Hernández en el ciberespacio. Casi todo ha desaparecido, y no por desinterés del público, sino por la acción de expertos en limpiar pasados indeseables y reconstruir glamorosos perfiles públicos. “Los hermanos Morón son como unos fantasmas”, dice la gente que los conoció en el Zulia.

Bardas en remojo

Asimplevista.com publicó el editorial el 23 de julio de 2020, en pleno escándalo de las sanciones. Los Morón Hernández esperaban el escardillazo y borraron anticipadamente todos sus registros en Internet y colocaron al cocinero, al alfarero, al orfebre y al “psicólogo de salud mental” como muñecos de paja. Aunque la sanción de la OFAC sigue apareciendo en miles de páginas web y en todos los idiomas, las informaciones reales sobre Ricardo y Santiago, así como de sus familiares y amigos, han sido “desindexadas” y no las registran los motores de búsqueda de uso común, como Google, Bing, Yahoo, Safari y otros. En la deep web las cosas son distintas y más oscuras.

Sus perfiles en las redes sociales fueron ajustados a la más estricta privacidad y las fotografías, comentarios, publicaciones sociales y noticias que existían sobre ellos, sus familiares y amigos desaparecieron. Son polvo cibercósmico, electrones desaparecidos. En las pocas publicaciones que quedan en Instagram que mencionan a Zuzana Melicherová, la pareja de Ricardo José, se consiguen las respuestas y alusiones de sus amigos, pero no las aseveraciones de Zuzana que los generaron. Tampoco hay noticias sobre su participación en torneos de tenis ni publicaciones sobre su muy activa vida de lujos, fiestas y excentricidades.

Aunque los hermanos Ricardo y Santiago habían sido bastante discretos, sus familiares sí mantenían constantes actualizaciones y eran retratados por sus múltiples amistades. Todo era reflejado en redes sociales, hasta que sospechosamente desaparecieron y no hubo más.

Llegó la esperada tormenta

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro, mediante la orden ejecutiva 13.692 (enmendada), sancionó a los hermanos Santiago José y Ricardo José Morón Hernández “porque ambos supervisan el mecanismo financiero del esquema de oro ilícito que dirige Nicolás Ernesto Maduro Guerra”. Lo señalan como el “zar del oro y el coltán” y lo acusan de realizar transacciones ilícitas, incluida la venta de oro extraído en Venezuela y despachado desde el Banco Central de Venezuela.

El Departamento del Tesoro arguye que los hermanos Morón Hernández “fueron contratados por Nicolás Ernesto Maduro Guerra para realizar negocios en su nombre y para supervisar el mecanismo financiero del esquema del oro ilícito”.

Y agrega que “ambos utilizan una variedad de empresas para realizar transacciones y la comercialización de metales valiosos”.

A Santiago lo identifican como el asistente principal de Maduro Guerra: “Lo acompaña en sus actividades y lo apoya en los manejos financieros, tecnológicos y logísticos. Mientras que a Ricardo lo presentan como el encargado de las operaciones de altas finanzas y de los traslados de la mercancía”.

Ante la gravedad de sus actividades a favor de la corrupción de altos funcionarios del régimen, el Departamento del Tesoro bloqueó todas las propiedades e intereses de estas personas en Estados Unidos, o en posesión o control de estadounidenses. Las regulaciones de la OFAC prohíben las transacciones de personas estadounidenses que involucren cualquier propiedad o interés de las personas sancionadas, dentro o en tránsito de Estados Unidos. Con las sanciones son afectados los emprendimientos inmobiliarios y comerciales que desarrollaba la familia Morón Hernández (padres y hermanos) en Florida, Texas y California. Y lo peor, saltan del casi total anonimato a la peor mala fama.

Lea el resto de esta investigación de EL NACIONAL, haciendo click aquí.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Corrupción o similares.
Últimas Noticias: