Corrupción

Descubren nuevas y dudosas conexiones de Plus Ultra en Panamá

13 Vistas
Descubren nuevas y dudosas conexiones de Plus Ultra en Panamá

Una posible empresa fachada en Panamá, disuelta justo antes de recibir el rescate del gobierno español, pone la atención nuevamente la línea aérea que ha sido relacionada con altos jerarcas del chavismo.

Redacción | Primer Informe

Rodolfo Reyes Rojas y Raif El Arigie Harbie son los venezolanos que figuran como los principales socios de la polémica aerolínea Plus Ultra.

Poco antes de recibir el cuestionado rescate de 53 millones de euros del Gobierno español, los dos hombres disolvieron una sociedad en Panamá que se presume era una pantalla.

La empresa se llamaba SNIP Aéreo. Empezó a funcionar en 2017, mismo año en que los dos venezolanos entraron en Plus Ultra.

Su disolución se ordenó el 4 de marzo de 2021. La documentación obtenida por el grupo europeo del partido político español Ciudadanos lo confirma. Los datos provenían del Registro Mercantil de Panamá, reporta el portal Vozpópuli.

LEA TAMBIÉN: Magnate dueño de aerolínea Plus Ultra cierra todas las tiendas de Inditex en Venezuela

De acuerdo con ese medio de comunicación, Ibrahin Ibrahin Ibrahin, Raif El Arigie Harbie y Rodolfo José Reyes Rojas firmaron una orden de disolución de SNIP Aéreo. Argumentaban que la sociedad había «cumplido con los objetivos específicos por la cual fue constituida».

Cinco días después, el 9 de marzo, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de España otorgaba la millonaria ayuda a la aerolínea Plus Ultra.

Un nombre sospechoso ¿posible blanqueo?

Un dato sospechoso es que Reyes Rojas, Roberto Roselli y Raif El Arigie Harbie controlan el 56,8% de Plus Ultra a través de una sociedad denominada Snip Aviation. Esta organización está dedicada a la «tenencia de participación en el capital de otras entidades».

Un nombre similar al de la sociedad panameña que administraban los mismos empresarios.

Luis Garicano, eurodiputado de Ciudadanos, denunció el rescate ante la Comisión Europea. En sus alegaciones que si bien se desconoce la conexión con Snip Aviation, podría tratarse de «un holding pantalla».

Apunta que tiene un nombre «muy similar» y «el nombre mal escrito es una táctica típica de blanqueo de capitales».

Los otros lazos panameños con Plus Ultra

Los vínculos de Plus Ultra con Panamá no son novedosos. Hay que recordar que la aerolínea evitó la disolución gracias a un préstamo participativo de un banco panameño llamado Panacorp. Esa entidad tiene relación con al magnate cercano al régimen venezolano Camilo Ibrahim Issa.

Según consta en las alegaciones de Luis Garicano ante Bruselas, el préstamo fue «simulado». Explica que 4 de los 6,3 millones estaban «indisponibles». Así consta en el plan de viabilidad de la empresa al que tuvo acceso el partido.

El préstamo participativo computa como patrimonio neto a efectos de reducción de capital y liquidación de sociedades. De hecho, inicialmente el préstamo de Panacorp se configuró como una línea de crédito ordinaria. Tres meses después se convirtió en préstamo participativo.

El préstamo de Panacorp a Plus Ultra se prorrogó cinco años más, hasta el 31 de diciembre de 2026.

En este sentido, desde el partido naranja denuncian ante la Comisión Europea que «a través de una maniobra contable, Plus Ultra ha conseguido evitar ser considerada una empresa en crisis» de cara al rescate.

Panacorp tiene como tesorero a Mohamed Ibrahim. Según añaden las alegaciones de Luis Garicano ante Bruselas, «es ampliamente conocido que su tío, Camilo Ibrahim, controla la compañía a través de Panam Capital Markets S.A».

La denuncia de Garicano advierte de que Ibrahim prestó 3,3 millones de euros y tiene bajo su yugo a Corpoestructura, una sociedad que dio el préstamo a Snip Aviation con el que acabó tomando el control de Plus Ultra.

Un vínculo también con PDVSA

Panacorp Casa de Valores, el banco panameño que salvó de la disolución a Plus Ultra a finales de 2017 , tiene negocios con PDVSA.

Según consta en las cuentas de la entidad financiera, tiene bonos de la estatal petrolera y de la propia República Bolivariana de Venezuela.

En total Panacorp tenía bonos en Venezuela por valor de 9,3 millones de euros (11,4 millones de balboas panameños), de los que 7,1 millones son de la propia República Bolivariana y 2,2 millones de PDVSA.

La empresa prestamista de Plus Ultra sitúa los bonos de deuda estatal venezolana en el nivel D, el de riesgo más alto. Eso significa que ese bono no se va a cobrar, ya que se considera que habrá un impago general. Los de PDVSA están en el nivel C, con una alta probabilidad de impago. Así  lo aseguran las tres casas de calificación (S&P, Fitch y Moody’s).

A fecha de 2017 y con vencimiento en enero de 2018, Panacorp también tenía un préstamo de AndCapital Bank. Esa es una entidad financiera puertorriqueña vinculada a dos empresarios venezolanos que entraron en Plus Ultra en 2018: Flavio Bórquez Tarff y Héctor Antonio Tobía Roye.

Así, de AndCapital Bank obtuvo en 2017 un «préstamo» de alrededor de 4 millones de euros con un interés del 5,6%.

Según el medio español El Confidencial, la inteligencia de EEUU entiende que de AndCapital Bank habrían salido los 2,4 millones con los que Bórquez Tarff y Tobía Roye entraron en el capital de Plus Ultra en 2018, y que lo anterior formaría parte de una trama de blanqueo de capitales.

Con información de Vozpópuli.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de España o similares.
Últimas Noticias: