Covid-19

El negocio castrista con los falsos positivos de COVID a los turistas

1.091 Vistas
El negocio castrista con los falsos positivos de COVID a los turistas

Visitantes extranjeros atraídos a la isla caribeña sufren las injustcias de la dictadura castrista para conseguir dólares.

Redacción | Primer Informe

Una presentadora de televisión rusa contó el infierno que vivió en Cuba tras ser diagnosticada con COVID-19 mientras visitaba la isla por placer.

El relato de Princesa, nombre artístico de la animadora Natalya Sevina, desnuda cómo el régimen castrista convirtió a los contagiados de la enfermedad en un negocio.

Todo había empezado bien. “Luego de cuatro maravillosos días de descanso, de disfrutar y de abrazar y conocer a muchos turistas, al quinto me entero que la prueba de PCR que me tomaron al llegar al aeropuerto de Cayo Coco dio positiva. Entonces me envían a la sala de aislamiento”, cuenta.

Cuba, que era según ella la tierra de sus sueños, se transformó entonces en una pesadilla. Terminó convirtiéndose en un rehén de las autoridades sanitarias cubanas.

Después del diagnóstico, Sevina fue aislada en un edificio junto a otros pacientes que, supuestamente, también habían dado positivo.

LEA TAMBIÉN: Los países que se arrepienten por haber apostado a la vacuna rusa 

El negocio castrista con los falsos positivos de COVID a los turistas
La presentadora rusa Natalya Sevina es muy conocida de la ciudad de Samara, al sureste de Rusia en la región del Volga. Durante años soñó con visitar Cuba, pero su experiencia en la isla estuvo marcada por los malos tratos y denuncia que la estafaron.
Como cerdos

“No se nos permitió salir de la habitación; la comida estaba fría e inservible; la basura no se tiraba; las habitaciones no se limpiaban; la ropa de cama y las toallas no se cambiaban. ¡Nos tenían literalmente como cerdos!”, denuncia la presentadora.

Dijo también que repentinamente nadie entendía ni hablaba ruso. «No sé cómo es una prisión, pero aquí me sentí prisionera”, asegura.

Según el relato, en el hotel donde fueron aislados no había conexión a Internet y tampoco conocía la dirección de la instalación. Entonces no pudo comunicarse de ninguna manera con sus familiares en Rusia. se queja.

Política de Cuba hacia los turistas

“Posteriormente nos enteramos que esta es la política de Cuba con los turoperadores para blanquear el dinero de las compañías de seguros turísticos», denuncia. «Por cada “positivo” Cuba recibe fondos… ¡Más de mil dólares!”.

No es primera vez que turistas extranjeros denuncian situaciones similares. El pasado mes de julio de 2021, una pareja de turistas canadienses contó también su amarga experiencia visitando Cuba en medio de la pandemia.

Claudia Gagné y su esposo habían volado a Cuba con las dos dosis de vacuna requeridas. Sin embargo, Gagné dio positivo al coronavirus. Tuvo que pagar una considerable cantidad de dinero para poder costear su atención médica.

La  pareja canadiense denunció que el personal médico del hospital nunca le proporcionaron pruebas de que hubiera dado positivo por COVID-19. Dijo que todo era una estafa.

Ahora, el régimen castrista se prepara para rebajar aún más las restricciones y recibir más turistas. Y adelantó que a los que no estén vacunados les aplicará algunas de las vacunas fabricadas en la isla. Las vacunas cubanas son cuestionadas por la opacidad y el hermetismo en la que fueron desarrolladas.

Con información de Cubanet.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de coronavirus o similares.
Últimas Noticias: