Análisis

ANÁLISIS | Trump rompe otra convención con la presidencia del BID

1 view
ANÁLISIS | Trump rompe otra convención con la presidencia del BID

La imposición del presidente estadounidense del banco intensifica la lucha de poder entre China y Estados Unidos en la región e intencionalmente abre una brecha entre las naciones latinoamericanas. China tiene estatus de observador en la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Alianza del Pacífico.

Embajador Ravi Bangar | Financial Express

Mauricio Claver-Carone, cubanoamericano y actual director senior de asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, fue elegido presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el 12 de septiembre en una reunión virtual.

Fue nombrado en el Consejo de Seguridad Nacional en septiembre de 2018, trabajó bajo la dirección del halcón Bolton. Como su antiguo jefe, también «disfruta» de la reputación de ser «confrontador y agresivo».

Obtuvo el apoyo de la mayoría de los países de la región, incluidos Brasil, Colombia, El Salvador, Ecuador, Jamaica y Haití.

La ex presidenta costarricense Laura Chinchilla y Gustavo Beliz, secretario de asuntos estratégicos del presidente de Argentina, quien trabajó en el banco durante casi 15 años, estaban en la carrera, pero abandonaron antes de la votación.

Brasil y Colombia lideraron la campaña estadounidense en la región para la elección de Claver-Carone. El intento de Argentina, Chile, Costa Rica, México y la Unión Europea de retrasar la votación del banco fracasó. Se informó que Argentina estaba entre los 16 países que se abstuvieron.

Anteriormente, cinco ex presidentes latinoamericanos, Fernando Henrique Cardoso de Brasil, Ricardo Lagos de Chile, Julio María Sanguinetti de Uruguay, Juan Manuel Santos de Colombia y Ernesto Zedillo de México, inmediatamente rechazaron la nominación en una carta que decía que la candidatura de Claver-Carone “Implica una ruptura con la regla no escrita, pero respetada desde su origen, por la cual el BID, por razones, entre otras, de eficiencia financiera, tendría su sede en Washington, pero a cambio siempre estaría liderado por un latinoamericano”.

Sucederá a Luis Alberto Moreno Mejía, empresario colombiano y ex embajador en Estados Unidos. Así, llegó a su fin un largo camino para Moreno en el banco que fue elegido por primera vez en 2000 y reelegido en 2010 y 2015.

El BID en sus 61 años de existencia ha sido liderado por una selección de un país latinoamericano. Claver-Carone ganó las elecciones con el apoyo de más de la mitad de los 28 países miembros regionales del banco.

El 16 de junio, la administración Trump lanzó la candidatura de Claver-Carone a la presidencia del Banco. Comenzó su carrera en Washington como cabildero al frente de un comité de acción política que trabajó para preservar el embargo estadounidense a Cuba. Anteriormente trabajó en el Departamento del Tesoro y como representante de Estados Unidos ante el Fondo Monetario Internacional. Es más conocido por su papel central en la elaboración de las políticas de la administración Trump hacia Venezuela y Cuba.

El Banco se fundó en 1959 con el objetivo declarado de brindar financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID es una importante fuente de financiamiento para los países de América Latina y el Caribe y prestó US $ 13.500 millones en 2018.

El banco verá su papel recortado en los próximos años a medida que los países de la región se enfrentan a una recesión importante que es anterior a la pandemia pero que ha empeorado en los últimos meses. América Latina y el Caribe es una de las regiones más afectadas por la pandemia; con solo el 8% de la población mundial, representa el 25% de las infecciones y el 28% de las muertes por COVID-19 en el total mundial. El BID desempeñará un papel fundamental en la recuperación de la región, ya que canaliza más de US $ 13.000 millones anuales para financiar infraestructura y desarrollo en la región, más que cualquier otro banco multilateral de desarrollo, incluido el Banco Mundial.

LEA TAMBIÉN Izquierda latinoamericana no pudo boicotear elección para presidente del BID

A través de la nominación de Claver-Carone, Trump ha buscado ganarse el favor de los conservadores cubanos y venezolanos-estadounidenses. En cuanto a Cuba, puede ser interesante notar que el régimen de Castro firmó pero nunca ratificó el acuerdo de 1959 que estableció el BID y, por lo tanto, nunca ha tenido la condición de miembro. Según las reglas del banco, la membresía en el BID requiere la membresía previa en la OEA, un proceso que comenzó para Cuba en 2009. La resolución de la OEA de 1962 que excluía a Cuba de la participación en la organización dejó de tener efecto el 3 de junio de 2009. Actualmente, La Habana ha decidido no aceptar la readmisión en el organismo hemisférico. Por lo tanto, su pertenencia al banco permanece suspendida. Muy temprano bajo la presidencia de Trump, Estados Unidos ha retrocedido oficialmente el reloj en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Venezuela permanece en la mira de Estados Unidos incluso en esta última etapa de la administración de Trump.

La medida de Trump también refleja su enfoque para contrarrestar la creciente presencia de China en el BID y en la región. La imposición del presidente estadounidense del banco intensifica la lucha de poder entre China y Estados Unidos en la región e intencionalmente abre una brecha entre las naciones latinoamericanas. China tiene estatus de observador en la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Alianza del Pacífico. También mantiene estrechos vínculos con la Comunidad del Caribe (CARICOM) y con el CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

En 2013, se creó el Fondo de Cofinanciamiento de China para América Latina y el Caribe (“Fondo de China”) en el marco de BID Invest, el brazo financiero del Banco orientado al sector privado. El Fondo proporciona financiamiento para proyectos de infraestructura, con un compromiso inicial de US $ 350 millones. El BID y el Consejo Chino para la Promoción del Intercambio Comercial (CCPIT) también copatrocinaron la Cumbre Empresarial China-América Latina y el Caribe durante los últimos 13 años, la última celebrada en Panamá en 2019.

Como extensión de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, la administración Trump ha buscado socavar la creciente relación de China con el BID. La última reunión anual del BID estaba programada para marzo de 2019 en la ciudad china de Chengdu. La reunión fue suspendida debido a una amenaza del gobierno de Estados Unidos de bloquear el quórum si China no admitía la participación del representante de Venezuela, Juan Guaidó, en la reunión (Guiado es el autoproclamado presidente de Venezuela y cuenta con el apoyo de unos 60 países). China quería evitar la presencia de representantes de Guaidó y Maduro por lo que el evento fue cancelado.

El BID también cuenta con 20 socios extrarregionales (16 europeos, además de China, Japón, Israel y Corea del Sur) que tienen pleno derecho a voto.

En cuanto a la India, aún tiene que decidirse. Solo se espera que se haga pronto para promover los intereses de su comercio e inversión en la región con la que ha mostrado cierta presteza y dinamismo en los últimos seis años. Ha llegado el momento, siguiendo el ejemplo del compromiso de la India con Asia desde «Look Asia» hasta «Act Asia». En el caso de América Latina, será una apertura positiva, incluso si los mandarines de Delhi elaboran e implementan una política integral de “Mira América Latina” que incluye decidir rápidamente sobre membresías y actualizaciones con países e instituciones de la región.

Queda por ver si Trump apoyó que el recién nombrado presidente del BID podrá trabajar de manera efectiva en caso de la victoria de Biden y un Senado potencialmente de mayoría demócrata después de noviembre.

 

*  El autor es ex Embajador de la India en Colombia y Ecuador, Alto Comisionado en Chipre, Representante Permanente Adjunto ante la OMC y Alto Comisionado Adjunto en Singapur. En el Ministerio, dirigió las Divisiones de Relaciones Económicas Multilaterales, África Occidental y África Oriental y Meridional.

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de BID o similares.
Últimas Noticias: