Dinero

Millonarios pagos y una colaboración de años con la DEA salieron a relucir en la última audiencia de Álex Saab

2.610 Vistas
Millonarios pagos y una colaboración de años con la DEA salieron a relucir en la última audiencia de Álex Saab

El conocido como testaferro del régimen madurista transfirió más de US$12 millones a cuentas bajo control de la agencia estadounidense.

Redacción | Primer Informe

La DEA y su relación con Álex Saab salió a flote en la audiencia de esta semana frente al juez que dilucidará si el llamado testafero madurista posee inmunidad diplomática. Una serie de testimonios de agentes de la agencia antinarcóticos estadounidense dieron fe de que el aliado de Nicolás Maduro transfirió US$12,6 millones a la entidad de seguridad durante seis meses.

Según publicó en su Twitter el periodista Joshua Goodman, de la agencia The Associated Press (AP), el dinero salió de las ganancias de contratos con Venezuela que habrían sido obtenidos gracias a sobornos a funcionarios chavistas.

El documento refiere los testimonios que darían los agentes de la DEA sobre Álex Saab, si estos fueran citados a declarar en alguna audiencia de este caso. Dicen que agentes especiales de la DEA y los funcionarios del grupo operativo participaron en reuniones con el acusado entre 2016 y 2019 en diferentes lugares. Dichas reuniones tuvieron lugar en agosto y septiembre de 2016, noviembre de 2017, ene y julio de 2018, y abril de 2019.

Explican que el 27 de junio de 2018, el acusado suscribió un acuerdo de fuente cooperante con la DEA y se convirtió en una fuente policial activa. Como parte de su cooperación, se reunió con agentes de la DEA y proporcionó cooperación proactiva.

Durante las reuniones con la DEA, y en respuesta a las preguntas de los agentes, el acusado discutió cómo llevó a cabo sus negocios venezolanos, cómo comenzó a hacer negocios en Venezuela, y detalló que realizó pagos sustanciales de sobornos a figuras políticas venezolanas de alto nivel en relación con los contratos que se le adjudicaron para construir viviendas para y proporcionar alimentos al pueblo de Venezuela.

El documento refiere que durante esas reuniones, no se preguntó al demandado si era diplomático, y nunca declaró que fuera diplomático de la República Bolivariana de Venezuela.

El acusado continuó entregando información a la DEA sobre grandes pagos de sobornos realizados por él y otros a funcionarios gubernamentales de alto nivel hasta abril de 2019 y alrededor de esa fecha.

Finalmente detallaron el dinero que Saab pagó a la DEA como parte de la colaboración. El acusado acordó devolver los beneficios recibidos relacionados con los contratos adjudicados por sobornos.

En el documento se detalla cómo el 9 de agosto de 2018, el acusado causó una transferencia bancaria de $ 3,255,593.90 de una cuenta que controlaba a una cuenta bancaria controlada por la DEA. Además, aproximadamente el 24 de septiembre de 2018, Saab realizó una transferencia bancaria de $ 3,313,757.69 de una cuenta que controlaba a una cuenta bancaria controlada por DEA. Además, aproximadamente el 1 de noviembre de 2018, el acusado realizó una transferencia bancaria de $ 3,138,844.70 de una cuenta que controlaba a una cuenta bancaria controlada por DEA. Por último, aproximadamente el 5 de febrero de 2019, Saab autorizó una transferencia bancaria de 2.942.501,37 dólares de una cuenta que controlaba a una cuenta bancaria controlada por la DEA.

LEA TAMBIÉN: Hermano de Álex Saab lo enreda más como colaborador de la DEA

Saab y la DEA, una historia de colaboración proactiva

En abril del 2022 se dio a conocer un texto por medio del juez Robert Scola que ya explicaba cómo a partir de 2016 Saab y sus abogados se reunieron con agentes especiales de la DEA.

En las reuniones también participaron oficiales del Buró Federal de Investigaciones (FBI). Fue en esos encuentros en los que Saab informó en detalle de los contratos firmados por sus empresas con el régimen venezolano. En particular, los concernientes a la empresa ecuatoriana Foglocons que supuestamente iba a construir viviendas de bajo costo.

Las reuniones de Saab con los agentes federales continuaron en 2016 y 2017. Con el tiempo, la relación se hizo más profunda.

Para el 2 junio de 2018 Saab admitió «que había pagado sobornos a funcionarios del gobierno venezolano a cambio de contratos para desarrollar viviendas de bajos ingresos y para obtener ventajas financieras relacionadas con esos contratos».

El 27 de junio de 2018 Saab se convertía en una fuente policial activa para Estados Unidos. «También accedió a declarar los beneficios recibidos como parte de los tratos», agrega el documento.

Esta evidencia contradice las declaraciones del abogado David B. Rivkin. Su propia defensa quiso desmentir el objetivo de esos encuentros a pesar de que Saab habría conversado con autoridades de EEUU acompañado por abogados.

Continuando con las fechas. El 4 de abril de 2019, Saab y su abogado «se reunieron con agentes especiales de la DEA y de la Fiscalía de Estados Unidos y del Departamento de Justicia en Europa».

Fue en esa reunión que hablaron sobre la entrega del empresario a las autoridades estadounidenses. Pactaron que ocurriría el 30 de mayo de 2019. Sin embargo, el empresario no se entregó y de ahí que se emitiera su orden de captura.

La versión del hermano de Álex Saab

En una de las acciones realizadas por el régimen venezolano para blanquear la imagen de Saab, el medio pro oficialista VEA, publicó una entrevita con Luis Saab Morán, hermano del empresario barranquillero, quien hablando sobre la relación con la DEA, esgrimió argumentos muy débiles para negar que su hermano cooperó con EEUU.

Las razones que da el hermano de Saab para desligarlo de la DEA son tan confusas que contradicen las versiones de los dos abogados defensores del cuestionado agente chavista. La explicación que dio no tiene asidero en la realidad.

Según dijo Luis Saab: «Los informantes de la DEA gozan de visa y él [Álex, su hermano] hace 30 años no pisa Estados Unidos ni tiene residencia ni tampoco tiene negocios en ese país».

Sin embargo, para ser un informante de alguna agencia federal, como la DEA, no es necesario tener visa estadounidense. Tanto es así que los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de EEUU tienen un programa oficial de visas pensado precisamente para las personas que trabajan como informantes del Gobierno. Y las visas se entregan después de que culmina la cooperación del informante, si EEUU entiende que la información entregada valió la pena.

Luis Saab agregó que la revelación de que Álex Saab era un «colaborador de la DEA» buscan «desprestigiar a una persona que ha trabajado por el pueblo de Venezuela y que ha tratado de buscar ayuda» para sortear el supuesto «bloqueo» de EEUU.

Entonces, Luis Saab, en primer lugar, intenta descartar por completo que su hermano cooperó con la DEA. Pero el abogado Neil Schuster, quien representa a Saab en su juicio por lavado, nunca negó ese hecho. Solo se opuso a que se hiciera público.

Además, ese mismo abogado le explicaba al juez que si se conocía el «alcance» de esa cooperación con la DEA la esposa e hijos de Saab estarían en peligro. El otro abogado, David Rifkin, quien representa a Saab en el caso sobre la supuesta «inmunidad diplomática» tampoco niega  que tuvera contactos con la DEA. Aunque sí dice que esa colaboración fue concertada por el empresario colombiano con Maduro.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Álex Saab o similares.
Últimas Noticias: