Narcotráfico

Las claves de la operación que capturó a ‘Otoniel’, el mayor narcotraficante de Colombia

1.668 Vistas
Las claves de la operación que capturó a ‘Otoniel’, el mayor narcotraficante de Colombia

El arresto del narcotraficante más buscado de Colombia y cabecilla del ‘Clan del Golfo’ deja herida de muerte a esa peligrosa agrupación delincuencial.

Redacción | Primer Informe

Las autoridades colombianas revelaron los detalles de la operación milimétricamente calculada que llevó la captura de Dario Antonio Usuga David, alias ‘Otoniel’, líder del ‘Clan del Golfo‘ y considerado el narcotraficante más buscado de Colombia, y por quien Estados Unidos ofreció una recompensa de 5 millones de dólares.

‘Otoniel’, con 122 órdenes de captura y 7 medidas de aseguramiento por homicidio, reclutamiento ilícito, concierto para delinquir, secuestro extorsivo, terrorismo, porte ilegal de armas y narcotráfico, era uno de los elementos más peligrosos del crimen organizado transnacional de Colombia.

El narcotraficante se movía en la costa de Antioquia pero cambiaba constantemente su ubicación, en esta región de complicada topografía. El capo sabía que estas características del terreno dificultaba las operaciones en su contra. Sin embargo fue un problema de salud lo que ayudó a las autoridades para rastrear el área en la que se encontraba. Los problemas en los riñones de ‘Otoniel’ requerían que su grupo más cercano le trasladara los medicamentos a la zona. Esto fue clave.

La información que ya había recopilado la Policía, además de los seguimientos técnicos, testimonios de colaboradores e imágenes satelitales, fue recopilada y discutida en una reunión dentro de una unidad militar de Bogotá la nocha del 15 de octubre. Ese día se diseñó la Operación Osiris, para capturar al capo.

Operación Osiris

El general Luis Fernando Navarro Jiménez, comandante del Ejército colombiano, reveló estos detalles desde el fuerte militar Tolemaida. «Nos reunimos con los oficiales de inteligencia de la Policía, con los oficiales de planeamiento de operaciones especiales de las Fuerzas Militares y la Policía, y es cuando se decide cambiar y darle otro salto a esta estrategia. Ya teníamos cómo desarrollar y romper el último anillo de seguridad de este bandido», dijo el alto oficial.

Los cuerpos de seguridad colombianos establecieron en el mapa un cuadrado de cinco kilómetros alrededor de la ubicación de ‘Otoniel’ y se fijaron dos tareas claras: evitar a toda costa que se filtrara la operación y la segunda, evitar que al detectar la presencia de los uniformados, ‘Otoniel’ se pudiera reunir con sus redes de apoyo que lo ayudaban a trasladarse y le daban protección.

‘Otoniel’ tenía establecidos en la zona un sistema de alertas. Además contaba con ocho anillos de seguridad distanciados entre uno y tres kilómetros que le notificaban sobre los movimientos de las autoridades por la región. Estos mismos ya lo habían ayudado a escapar de varias operaciones en su contra.

El narcotraficante ya no usaba casas para pasar la noche ni para descansar. Tampoco usaba celulares por temor a ser bombardeado. En las últimas semanas pasaba las noches a la interperie.

Con el panorama claro, la fuerza pública eligió la madrugada del pasado viernes 22 para iniciar el despliegue contra el líder del Clan del Golfo.

Las acciones

Según un reporte de El Tiempo, el capo se movía con un grupo muy pequeño de escoltas que lo ayudaban a moverse cuando detectaban la presencia de las autoridades. No buscaba enfrentarlos sino que se adentraba en la zona selvática o se movía hacia el mar Caribe.

Fue esto mismo lo que intentó hacer en la mañana de este sábado 23, cuando fue informado de la presencia de las autoridades. Entonces se separó de su último anillo de seguridad para quedarse solo e intentar evadir el operativo. El capo quería que el grupo de búsqueda se concentraran en la persecución de su equipo de protección.

Pero la información que manejó nunca fue clara. Desde el viernes en la noche, el capo estaba rodeado por un equipo que, según el comandante Navarro Jiménez, «participaron más de 500 hombres de fuerzas especiales del Ejército, infantería de marina bloqueando corredores fluviales, la Fuerza Aérea dándonos toda la cobertura con sus plataformas de inteligencia y moviendo tropas desde diferentes zonas del país, y 22 helicópteros de la fuerza pública, de transporte y de apoyo aéreo cercano».

El oficial dijo que mantener la iniciativa, la sorpresa y el secreto fue clave. «Logramos mantener el secreto, dimos la sorpresa el viernes a la madrugada, mantuvimos la iniciativa de manera total. El bandido nunca tuvo oportunidad de encontrarse con sus redes de apoyo ni de salir del área, porque nuestros comandos estaban ubicados de manera estratégica. Es así como este sábado, a las 15:00 horas, es capturado este bandido», detalló.

La única baja que tuvo el operativo fue la del intendente de la Policía Edwin Guillermo Blanco, en la vereda San Pablo de Turbo, a una hora de la vereda La Pita, de Turbo, Antioquia, donde capturaron a ‘Otoniel’.
captura de otoniel - primer informe
El capo estaba oculto entre ramas y hojas secas en una zona selvática. El oficial que lo divisó e identificó por su piel blanca le pidió que se identificara mientras lo apuntaba. «Tranquilo soldado, soy Otoniel», se rindió el capo.
Inteligencia y apoyo de EEUU y UK

Jorge Luis Vargas, director de la Policía, dijo que el trabajo de 50 elementos de inteligenciia y el apoyo de agencias de Estados Unidos y el Reino Unido, determinaron la dinámica del capo para escapar de las autoridades. Esto les permitió predecir sus movimientos.

Las autoridades ya tenían marcadas las rutas que el narco usaría a medida que ellos le cerraban el paso. Desde el aire, dos plataformas de inteligencia de la Fuerza Aérea monitoreaban sus movimientos y mantenían informados en tiempo real a los comandos en tierra.

‘Otoniel’ no tuvo la oportunidad de salir del área y a las 3 de la tarde ya estaba siendo esposado por las unidades del Ejército.

“Fuimos entendiendo de mejor manera sus corredores de movilidad y sus cambios de ritmo. Fue perdiendo sus equipos de seguridad y cometiendo los errores que queríamos que cometiera”, manifestó el general Navarro.

Por su parte, el general Vargas dijo que «en múltiples ocasiones le informamos a los colombianos que se encontraba en la zona del Nudo de Paramillo. Importante esa información, porque empezamos a recibir datos de inmediato de muchísimas fuentes humanas que dieron información valiosa para entender cómo estaba moviéndose», resaltó.

Descubrieron además que el cabecilla del ‘Clan del Golfo’ estaba «durmiendo en condiciones de lluvia, sin acercarse a residencias. Sabíamos qué estaba comiendo: tenía un plato favorito que es un animal propio de las selvas del Urabá antioqueño y de la frontera con Córdoba».

Según detalles revelados por Semana el sargento que encabezaba la operación notó un tumulto tapado entre ramas y arbustos y al observar con detenimiento notó que era una persona sin camisa y cuya piel blanca, delató a ‘Otoniel’.
Al acercarse con sigilo, el uniformado lo apuntó y le gritó «¡identifíquese!». Cuando fue descibierto, el narcotraficante dijo «tranquilo soldado, soy Otoniel».
Una captura histórica

El presidente Iván Duque, el ministro de la Defensa y los Altos Mandos militares celebraron la captura de ‘Otoniel’.

«Este es el golpe más duro que se le ha propiciado al narcotráfico en este siglo, en nuestro país, y es solamente comparable con la caída de Pablo Escobar en los años 90», dijo Duque.

«En enero del año en curso, por orden del señor Presidente de la República y el señor Ministro de Defensa, se decidió cambiar los ritmos estratégicos y diseñamos una nueva estrategia para entender de mejor manera a este blanco, a sus estructuras de seguridad y toda su red de apoyo», explicó el comandante del Ejército.

«Esta era una operación que teníamos en diferentes fases, y fuimos entendiendo de mejor manera los cambios de ritmo. Cada vez el bandido iba perdiendo más su esquema de seguridad y además lo estábamos induciendo a cometer errores», reveló el general Navarro Jiménez.

El Fiscal General de Colombia, Francisco Barbosa destacó el trabajo conjunto de las autoridades y dijo que la acción le envía un mensaje a esa zona del país, «donde también tenía unos tentáculos el ‘Clan del Golfo’ (…) Seguimos adelante con las diferentes operaciones contra el crimen organizado contra el narcotráfico y por supuesto contra el crimen transnacional en Colombia».

Aunque en Colombia, ‘Otoniel’ tiene seis sentencias condenatorias, entre ellas dos de 40 y 50 años de prisión, desde Bogotá, donde está apresado, esperará los avances de su proceso de extradición a los Estados Unidos, donde tiene dos procesos vigentes de la Corte Distrital para el Distrito Medio de Florida y de la Corte Distrital para el Distrito Este de Nueva York.

Falta que ambas peticiones estadounidenses pasen a la Corte Suprema de Justicia, que definirá la aprobación de su extradición. Estos procesos pueden tardar entre ocho meses y dos años.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Capo o similares.
Últimas Noticias: