Países

Gobierno de Perú en crisis por escándalo militar que involucra directamente al presidente Castillo

1.567 Vistas
Gobierno de Perú en crisis por escándalo militar que involucra directamente al presidente Castillo

Dos mandos superiores denunciaron que recibieron altas presiones para ascender a militares cercanos a Castillo.

Redacción | Primer Informe

El presidente peruano, Pedro Castillo, pidió a Walter Ayala, ministro de Defensa, su renuncia tras las graves denuncias del ex comandante general del Ejército, José Vizcarra.

Según el militar, el secretario presidencial Bruno Pacheco, el titular de Defensa y el propio Castillo, le pidieron el ascenso irregular de los coroneles Sánchez Cahuancamo y Ciro Bocanegra, cercanos al primer mandatario izquierdista.

«Yo sí recibí algunos pedidos, que me hicieron conocer antes del proceso. A través del secretario Bruno Pacheco y el ministro de Defensa y los mensajes a través del Edecán del ministro de Defensa. Eran varios los recomendados y en diversos grados», dijo Vizcarra Álvarez a RPP.

LEA TAMBIÉN: Un nuevo escándalo de ‘Halloween’ aumenta la inestabilidad política en Perú

Castillo y su línea de mando

Las irregularidades inician cuando desde el gobierno forzaron el retiro inesperado, el fin de semana, del comandante general del Ejército José Vizcarra y el comandante de la Fuerza Aérea, Jorge Chaparro.

Luego ocurrió el rumor de que ambos se negaron a ascender a generales que no merecían la promoción, pese a las constantes presiones del círculo del presidente Castillo.

Inmediatamente iniciaron otras presiones, las de la Fuerza Armada, desde donde se pedía la destitución de Ayala. El Comando Conjunto publicó un video reiterando «el respeto» como el valor más importante de la vida militar.

En el Congreso, las bancadas recabaron firmas para interpelar al titular de Defensa, Walter Ayala. Pero el funcionario salió a decir en horas de la tarde que evaluaba su renuncia pues el escándalo político afectaba «hasta al presidente».

El aún ministro negó las acusaciones y criticó que no se le hubiese informado antes acerca de las supuestas presiones. No contento con la falta de argumentos, Ayala intentó explicar la situación con un comentario sentenciado de machista: «Es como una mujer, comoun matrimonio que han estado juntos y cuando se separan salen a hablar cosas que no son. Hacen imputaciones tan fuertes que yo me siento responsable».

En horas de la noche, Ayala renunció. Escribió en un tuit que ponía «mi cargo a disposición del señor presidente de la República y jefe supremo de las Fuerzas Armadas».

Ayala escribió al final: «No usen pretextos contra la democracia».

Pases a retiro express

Vizcarra y Chaparro, los dos militares que levantaron el escándalo estaban indignados con la situación. El ex general Vizcarra denunciaba al presidente Castillo en vivo en RPP. Primero explicó que no recibió de ninguno de sus altos mandos, las razones de su abrupto pase a retiro.

«Si bien es cierto que el señor presidente de la República puede escoger a sus 3 generales más antiguos, bueno, eso ya lo hizo hace tres meses y me escogió a mí. Y ahora el darme de baja, por lo menos debería haber algún motivo que lo justifique o alguna falta grave que tenga dicha situación», dijo el ex comandante general del Ejército, José Vizcarra.

El ex militar dice que «por este motivo creo que debió decirmelo. De lo contrario estamos hablando de un poder absoluto de cambiar cuando se le antoje o a su conveniencia, al comandante general de una institución cuya estructura responde a normas establecidas».

Vizcarra dijo estar convencido que su pase a retiro express fue «el proceso de ascenso y las invitaciones a retiro».

Luego el ex general detalló cómo fue presionado por el gobierno castillista. «Yo sí recibí unos pedidos que me hizo conocer con unos días de anticipación al proceso. Tengo unos mensajes de Whatsapp que lo prueban, del señor Bruno Pacheco (secretario de la Presidencia), a través del ministro de Defensa y mensajes enviados a través del edecán del ministro de Defensa. Y de manera personal también me lo hicieron».

Continúa contando que «eran varios los recomendados, pero quiero puntualizar en dos específicamente. Descarto totalmente el nombre del señor Fidel Bocanegra, ese señor coronel jamás utilizó ningún medio».

«Hablo del coronel Sánchez Cahuancamo y el coronel Ciro Bocanegra», explicó Vizcarra. (…) el secretario de la presidencia y el ministro de la Defensa insistieron tanto en esos coroneles que en repetidas oportunidades tuvimos un intercambio de ideas y de concepto sobre cómo funcionan las Fuerzas Armadas, que ellos no lograron comprender», lanzó el exmilitar.

La hora de Castillo

El ex ministro relató otras presiones de los dos personeros del gobierno de Castillo. El secretario de la presidencia incluso le manifestó que «todo se puede hacer si se quiere». Pacheco le dijo a Vizcarra que «hablaba a nombre del Presidente».

El ex militar comenta que pidió hablar directamente con el Presidente porque las sospechas que le generaban tantas presiones de los dos funcionarios. «Ese día viernes 15 aproximadamente a las 19 horas, entré a hablar con el presidente después de tanta insistencia. Yo pensaba que el presidente no tenía conocimiento de esta situación, llegué a pensar que era una cosa solamente del secretario o del ministro de Defensa. Entonces le manifesté la situación al presidente y él definitivamente después de sugerirme cómo hacer para poderlo ascender al señor Ciro Bocanegra, yo le manifesté que era imposible porque no respetaba las normas, las leyes y sobretodo porque los puntajes que tenían tanto el señor Sánchez Cahuancamo, como Ciro Bocanegra, de ninguna manera podían sobrepasar a los candidatos que estaban adelante».

Según Vizcarra, Castillo le dijo si «‘¿se puede hacer algo por el señor Bocanegra?’ y yo le manifesté que si él deseaba ascenderlo le podía sugerir que haga una resolución en la que él tenía la posibilidad de otorgarle una vacante. Lógicamente le explicaba que el impacto negativo sobre la institución iba a ser grande porque ese señor no era merecedor en estos momentos, al ascenso».

En la cara del ministro

Chaparro denunció delante del ministro de la Defensa, la «intromisión de agentes externos a la institución» en el proceso de ascensos en la ceremonia de relevo de su cargo militar, en una base aérea al sur de Lima. El piloto de caza dijo que no había «razón valedera» para su pase a retiro después de 41 años de servicio.

«El honor y la dignidad han perdido brillo con el transcurrir del tiempo», dijo Chaparro.

«Un general y dos coroneles quisieron influenciar en el proceso de ascenso. Somos pocos y nos conocemos, un grupo de oficiales ha querido influenciar en las renovaciones, también los conocemos», continuó. Terminó exclamando, ante un auditorio de oficiales, agregados militares, familiares y civiles, «Es el momento de recuperar el honor y la dignidad».

Luego, en diálogo con la misma RPP, Chaparro dijo que recibió las mismas presiones que Vizcarra, pero pedirle el ascenso del general Briceño. El ex militar mencionó que se trataba del último de su promoción, con una sola espada de honor y a un combatiente del conflicto del Cenepa con el Ecuador. «O sea, me pedían algo imposible. ‘No se puede y no debo’, le dije».

Indicó que el titular de Defensa Ayala le dijo que se trataba de «un pedido de arriba», refiriéndose a Castillo.

“Primero me lo pidió por teléfono el señor Pacheco. Al día siguiente me lo pidió el asesor, se acercó a mi oficina y me dijo que era un encargo del señor Pacheco, y después me lo pidió, en una reunión que tuvimos, el ministro de Defensa en su despacho. Me dijo que era un pedido de arriba, que había que ascender al general Briceño, al coronel Castillo y al coronel Vilca”, subrayó el ex militar.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de izquierda peruana o similares.
Últimas Noticias: