Petróleo

Con cuestionables tácticas PDVSA intenta llegar a su meta de producción

275 Vistas
Con cuestionables tácticas PDVSA intenta llegar a su meta de producción

Apoyada en un puñado de empresas locales desconocidas y sin trayectoria a las que paga con dólares en efectivo, el régimen de Maduro lo intenta todo para producir un millón de barriles diarios.

Redacción | Primer Informe

A pesar del deplorable estado de la industria petrolera venezolana, crecen los reportes que indican que PDVSA habría duplicado su producción en los últimos meses.

Según el porta Bloomberg, fuentes internas de la empresa indican que los pozos activos de esa empresa estarían bombeando alrededor de 908.000 barriles de crudo diarios. Y para lograr lo que se reseña como una «hazaña», la depauperada empresa recurre a acciones poco ortodoxas.

Desde hace meses, se sabe que PDVSA depende de empresas locales sin trayectoria para sostener sus operaciones. Ahora reportan que el pago, además de chatarra (que después se vende fuera del país), consiste también en mochilas llenas de dólares estadounidenses.

LEA TAMBIÉN: Irán y Venezuela amenazan con relanzar su cooperación energética

De la misma manera, la empresa ha logrado deshacerse de gran parte de su fuerza laboral, al conseguir que las mismas empresas que le prestan servicio contraten a sus trabajadores para proyectos a corto plazo.

Meta alterada

En noviembre, trascendió que PDVSA había modificado su meta de producción para el año. Inicialmente, el ministro de Petróleo de Maduro, Tareck El Aissami, prometió el pasado junio 1.500.000 barriles diarios. Ahora, el número se redujo a un millón de barriles.

A los niveles reportados de producción actual, la nueva meta parece alcanzable. Pero las dudas siguen sobre si PDVSA puede sostener esa producción. O quizá, el régimen haga todo lo posible para llegar al millón de barriles solo para obtener una victoria propagandística que se diluirá en el tiempo.

Bloomberg reporta que El Aissami está aumentando la presión para garantizar que se cumpla el objetivo de producción del dictador Maduro. Y visita con frecuencia los campos y el complejo de Jose, en el oriente el país.

Como sea, la táctica a corto plazo pareciera funcionar. Sin embargo el país está muy lejos de los niveles de producción que tuvo a finales de la década de 1990. Entonces PDVSA llegó a producir 3 millones de barriles diarios.

La mayor parte de este petróleo terminará en China a través de una cadena de comercio furtivo con la que se intenta ocultar el origen del crudo. Así, los compradores evitan las sanciones estadounidenses.

Muchas de las firmas que perforan para PDVSA trabajan de manera irregular. No tienen músculo financiero y sufren con  los retrasos en los pagos en efectivo del productor estatal. Años de corrupción y mala administración dificultan cualquier proyecto.

Aún así, los contratistas se han mantenido en el terreno. PDVSA se está concentrando en campos petroleros que están en relativamente buenas condiciones. Muchos de los cuales fueron construidos y financiados por socios extranjeros que ya no operan en Venezuela.

Ayuda iraní

El suministro regular de condensado iraní también es clave. Ese crudo ligero le permite a PDVSA mover el petróleo similar a lodo que se bombea desde la Faja del Orinoco, a plantas de mezcla cerca de la costa, donde puede refinarse a un grado más comercial y enviarse a los mercados. Tres cargueros que contienen 4,6 millones de barriles de condensado iraní han llegado desde julio a Venezuela. PDVSA no ha dicho si vendrán más barcos, pero según la agencia de noticias semioficial Tasnim de Irán, Teherán ha instado a una mayor cooperación entre los dos países en petroquímicos y refinación.

Campos cerrados

Si bien Venezuela se enfoca en campos petroleros que están en bastante buenas condiciones, decenas de otros campos permanecen cerrados. PDVSA aún puede canibalizarlos, rompiendo tuberías, motores y otros equipos que puede vender para financiar sus operaciones. Mientras eso ocurra, el resurgimiento del país como una superpotencia petrolera seguirá estando muy lejos.

Si PDVSA puede obtener suficientes envíos de condensado iraní, «existe una alta probabilidad de que pueda continuar aumentando la producción de crudo», dijo David Voght, director gerente de la consultora IPD Latin America.

«Sin embargo, la empresa podría eventualmente convertirse en víctima de su propio éxito cuando el crecimiento de la producción cumpla con ciertas limitaciones operativas y de infraestructura, lo que podría afectar la calidad del crudo y, en consecuencia, la exportabilidad», agregó.

Con información de Bloomberg.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Bloomberg o similares.
Últimas Noticias: