Petróleo

La historia detrás de la ruptura de PDVSA con Total y Equinor

2 Vistas
La historia detrás de la ruptura de PDVSA con Total y Equinor

Demandas de los socios extranjeros para aumentar la productividad en proyectos conjuntos fueron ignoradas sistemáticamente por la administración chavista de PDVSA.

Redacción | Primer Informe

La salida de la francesa Total y la noruega Equinor, de su proyecto conjunto con PDVSA se siente con fuerza en la maltrecha estatal petrolera venezolana. La ausencia de esas dos empresas deja un vacío técnico y financiero que no puede suplir cualquiera.

Mientras tanto, el régimen sigue diciendo que completó una «adquisición exitosa del 100% de Petrocedeño (El proyecto conjunto con Total y Equinor). Aunque la realidad es evidente,  Venezuela perdió dos importantes socios para su industria petrolera.

Y los perdió por la incapacidad de del régimen chavista de manejar con criterios empresariales a la actividad que era el motor económico del país. Total y Equinor tenían años reduciendo su presencia en Venezuela.

Desde hace casi 10 años, progresivamente, iban disminuyendo su participación en el país tanto en personal como en proyectos.

Tenían disconformidad en materia cambiaria, inseguridad de instalaciones, contratación de servicios y gestión operacional de la empresa mixta Petrocedeño.

Las dos empresas habían llegado al país en la presidencia de Rafael Caldera. A finales de la década de 1990, conformaron la empresa Sincrudos de Oriente (Sincor).

LEA TAMBIÉN: El duro golpe que recibió PDVSA con la salida de sus socios en Petrocedeño

En 2007, la empresa fue convertida en Petrocedeño y Total redujo su participación de 47% a 30,3% a favor de una mayoría accionaria de PDVSA. Ese fue el origen de una nefasta política petrolera de Chávez que en parte llevó a la destrucción de la industria venezolana de los hidrocarburos.

Descenso sostenido

Sincor (la precursora de Petrocedeño) registró pico de producción de 172.000 barriles diarios en 2006. Luego de su transformación a Petrocedeño inició un camino de decadencia que terminó con una producción de 100.000 barriles diarios en 2016.  Y después, año a año, esa producción continuó descendiendo.

Los representantes de Total y Equinor llegaron a proponer una reducción en la tasa de regalía de 30% a 20%. Y aunque esto estaba dentro de lo permitido por la  Ley Orgánica de Hidrocarburos, la petición fue descartada.

Desde 2018 ya comienzan las conversaciones para reducir la inversión en proyectos de hidrocarburos líquidos. Sobre todo, los que se consideran contaminantes como el de Petrocedeño.

Por el momento las dos empresas seguirán participando en negocios de gas natural. La francesa tiene participación de 69,5% en la licencia de gas de Yucal Placer y 49% del bloque 4 de la plataforma deltana. En este último Equinor posee 51%.

Ambas empresas tienen intención de seguir en Venezuela. Ahora depende de la dictadura de Maduro. Si provee un marco legal favorable y que efectúe cambios políticos que lleven a un alivio en las sanciones de Estados Unidos.

Por la energía limpia

El experto petrolero Francisco Monalid le dijo a La Gran Aldea que desde hace tiempo Total y Equinor fueron relegadas como «asesoras» de Petrocedeño. La operación de la empresa recaía por completo en PDVSA.

«La combinación de todos los problemas que ha tenido la industria petrolera, el hecho de que el Gobierno los haya obligado a vender crudo previsto para exportación al mercado interno y después usar las plantas mejoradoras para apoyar el proceso de refinación en Venezuela», contribuyeron con la decisión 

Además, el interés de esas empresas en incursionar en energías limpias más la poca probabilidad de que ocurra un cambio político en el país, también motivaron la decisión.

Con información de Petroguía La Gran Aldea.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Equinor o similares.
Últimas Noticias: