Sucesos

El regreso de la violencia narcoguerrillera a la frontera entre Colombia y Venezuela

171 Vistas
El regreso de la  violencia narcoguerrillera a la frontera entre Colombia y Venezuela

La pasividad chavista ante el aumento de la violencia en la zona fronteriza con Colombia reafirma la noción de que grupos terroristas colombianos se desplazan con libertad en Venezuela.

Redacción | Primer Informe

Luego de un década de un pacto de no agresión, el ELN y grupos remanentes de las extintas FARC comenzaron 2022 con un enfrentamiento mortal en la frontera colombo-venezolana.

Las zonas más afectadas fueron el estado de Apure (Venezuela) y el departamento de Arauca (Colombia). Al menos 23 personas murieron en los hechos.

En el centro de la disputa está el control de rutas del narcotráfico y otros comercios ilegales, informó Diego Molano, ministro de Defensa de Colombia.

Durante los combates también hubo ejecuciones selectivas, desplazamientos de familias y desaparición de personas .

«El hallazgo de 23 personas que fueron asesinadas en estos dos días obedece específicamente a un hecho que sucedió en Venezuela», especificó Molano desde Arauca.

Aseguró que la confrontación comenzó en el municipio de La Victoria, estado Apure, y luego se trasladó a Colombia. Dijo que entre las víctimas se identificó a un líder de las disidencias de las FARC y a cuatro venezolanos.

El grupo de defensa de derechos humanos Human Rights Watch reportó haber recibido denuncias de 24 muertes, así como desplazamientos forzados y secuestros por enfrentamientos entre el ELN y la disidencia del Frente 10 de las FARC.

LEA TAMBIÉN: Masacre en el Orinoco: Cómo el ELN se apodera de Venezuela

El departamento de Arauca fue escenario en el pasado de una violenta confrontación por el control territorial entre las FARC y el ELN que dejó cientos de muertos y desplazados, y que concluyó con un acuerdo entre los dos grupos armados ilegales.

A finales de marzo de 2021, enfrentamientos en el estado de Apure, en Venezuela, entre grupos armados ilegales involucrados en el narcotráfico y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana provocaron el desplazamiento de unas 5.000 personas hacia Colombia.

Los eventos también coinciden con un enfrentamiento entre presuntos miembros del ELN y una megabanda criminal en el estado Monagas, al oriente de Venezuela. En ese hecho habrían muerto al menos 7 personas. 

Dónde comenzó el conflicto

El portal Crónica Uno afirma que extraoficialmente, este conflicto comenzó con la muerte de un cabecilla del ELN en El Nula, en el lado venezolano. El hombre, llamado Álvaro Padilla Tarazona, alias Mazamorro. Era segundo comandante del frente Domingo Laín del ELN.

Además de Padilla, también fue asesinado José Noel Ortega, alias Cherry, jefe de finanzas del ELN. Apareció muerto en la comunidad La Espumada, sector El Zigzag, vía san Cristóbal, el 30 de diciembre en la noche. Hay otro hombre asesinado cuyo nombre se desconoce.

Otras fuentes citadas por Crónica Uno apuntan a que la guerra comenzó debido al reclutamiento forzoso de personas por parte del ELN. Una actividad que ejecutaron en comunidades rurales de municipios del departamento colombiano de Arauca.

Las respuestas de Colombia y Venezuela

Las respuestas que provocaron en Venezuela y Colombia los hechos de violencia marcan la diferencia en la actitud de los dos gobiernos frente a los grupos narcoterroristas.

Tras los violentos eventos, la reacción de las autoridades colombianas ha sido reafirmar la presencia militar en la zona.

En Twitter, el ministro de Defensa colombiano aseguró que aumentaría el número de tropas destacadas en el departamento de Arauca. En total, sumaría 600 soldados más. También prometió aumentar las recompensas contra los cabecillas de las organizaciones criminales en la zona.

Igualmente, dijo que mantendrán 300 soldados en vías de comunicación. Y a futuro, dijo que se construirán nuevas instalaciones militares en la zona.

En cambio, del lado venezolano no hay ninguna respuesta. Un alto comandante militar chavista le restó importancia a la situación y trasladó todo el peso de la responsabilidad de la situación al lado colombiano.

Domingo Hernández Lárez, Comandante Estratégico Operacional de la FANB venezolana declaró: «Es indignante ver como un ministro es usado como un Fantoche, para mentir a su pueblo y al mundo».

Agregó que el gobierno colombiano elabora «falsos positivos»   para achacar  «la culpa de sus desgracias a Venezuela». 

Con información de Reuters /TN y Crónica Uno.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Colombia o similares.
Últimas Noticias: