Actualidad

El Papa Francisco castiga al arzobispo que prohibió la comunión a Nancy Pelosi

1.858 Vistas
El Papa Francisco castiga al arzobispo que prohibió la comunión a Nancy Pelosi

El Papa ascendió a cardenal a un obispo que estaba debajo del rango del arzobispo Cordileone, quien prohibió la comunión a Pelosi por su apoyo al aborto.

Redacción | Primer Informe

El arzobispo de San Francisco, que prohibió a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, recibir la Sagrada Comunión, recibió una dura noticia del Vaticano.

El domingo, el papa Francisco ascendió al obispo de San Diego, Robert W. McElroy, al rango de cardenal. El obispo McElroy se ha opuesto abiertamente a prohibir que los políticos a favor del aborto se les niegue la Sagrada Comunión, informó Fox News.

En el proceso, el Papa pasó por encima del arzobispo de San Francisco, Salvatore Cordileone, quien fue el que estableció la prohibición a Pelosi.

McElroy, uno de los 21 nuevos cardenales que el Papa Francisco anunció el domingo, será instalado el 27 de agosto en la Basílica de San Pedro en Roma, anunció la diócesis de San Diego.

El obispo de San Diego advirtió contra la idea de negar la Comunión a los políticos proabortistas en 2021 cuando los obispos estadounidenses estaban considerando modificar su política sobre la Eucaristía.

“La propuesta de excluir de la Eucaristía a los líderes políticos católicos proabortistas es un paso en falso”, dijo el nuevo cardenal en la revista jesuita America. “Traerá consecuencias tremendamente destructivas, no por lo que dice sobre el aborto, sino por lo que dice sobre la Eucaristía”.

Dijo que “la Eucaristía está siendo armada y desplegada como una herramienta en la guerra política. Esto no debe suceder”.

LEA TAMBIÉN: Iglesia católica de San Francisco prohíbe la comunión a Nancy Pelosi

La carta de Cordileone a Pelosi

Pero el Arzobispo Cordileone no está de acuerdo y explicó su decisión en una carta al Portavoz.

“El Concilio Vaticano II, en su Decreto sobre la Iglesia en el Mundo Moderno, Gaudium et spes, reiteró la antigua y constante enseñanza de la Iglesia de que ‘desde el primer momento de la concepción, la vida debe ser guardada con el mayor cuidado mientras que el aborto y el infanticidio son indescriptibles crímenes’. De hecho, los cristianos siempre han defendido la dignidad de la vida humana en todas las etapas, especialmente en las más vulnerables, comenzando con la vida en el útero. Su Santidad, el Papa Francisco, en consonancia con sus predecesores, también ha sido bastante claro y enfático al enseñar sobre la dignidad de la vida humana en el útero materno”, dijo en la carta.

“Esta verdad moral fundamental tiene consecuencias para los católicos en la forma en que viven sus vidas, especialmente aquellos encargados de promover y proteger el bien público de la sociedad. El Papa San Juan Pablo II también fue bastante consistente en defender esta enseñanza constante de la Iglesia y nos recordó con frecuencia que “aquellos que están directamente involucrados en los órganos legislativos tienen una ‘obligación grave y clara de oponerse’ a cualquier ley que atente contra la vida humana. Para ellos, como para todo católico, es imposible promover tales leyes o votar por ellas”. Un legislador católico que apoya el aborto procurado, después de conocer la enseñanza de la Iglesia, comete un pecado manifiestamente grave que es motivo de gravísimo escándalo para los demás. Por lo tanto, la ley universal de la Iglesia establece que tales personas ‘no deben ser admitidas a la Sagrada Comunión’ (Código de Derecho Canónico, can. 915)”, dijo el Arzobispo.

“Al esforzarme por seguir esta dirección, les agradezco el tiempo que me han dado en el pasado para hablar sobre estos asuntos. Desafortunadamente, no he recibido tal acomodo a mis muchas solicitudes de volver a hablar con usted desde que prometió codificar la decisión Roe v. Wade de la Corte Suprema en la ley federal luego de la aprobación del Proyecto de Ley 8 del Senado de Texas en septiembre pasado. Es por eso que le comuniqué mis preocupaciones a través de una carta del 7 de abril de 2022 y allí le informé que, si no repudiaba públicamente su defensa de los «derechos» al aborto o se abstenía de referirse a su fe católica en público y recibir la Sagrada Comunión, no tendría más remedio que hacer una declaración, de acuerdo con el canon 915, de que no debe ser admitido a la Sagrada Comunión”, dijo.

“Como no ha repudiado públicamente su posición sobre el aborto y continúa refiriéndose a su fe católica para justificar su posición y recibir la Sagrada Comunión, ese momento ha llegado. Por lo tanto, a la luz de mi responsabilidad como Arzobispo de San Francisco de estar “preocupado por todos los fieles cristianos confiados a [mi] cuidado” (Código de Derecho Canónico, can. 383, §1), por medio de esta comunicación, yo por la presente le notifico que no debe presentarse para la Sagrada Comunión y, si lo hace, no debe ser admitida a la Sagrada Comunión, hasta que repudie públicamente su defensa de la legitimidad del aborto y confiese y reciba la absolución de este grave pecado en el sacramento de la Penitencia”, dijo.

Con información de Conservative Brief.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Arzobispo Cordileone o similares.
Últimas Noticias: