Análisis

ANÁLISIS: El mensaje que envía la retirada de Afganistán al régimen de Maduro

3 Vistas
ANÁLISIS: El mensaje que envía la retirada de Afganistán al régimen de Maduro

Maduro ha podido sortear las sanciones económicas de “máxima presión” con la ayuda del mencionado “Eje del Mal”.

Javier Manjarres | The Floridian

Se ha hecho evidente que cada vez que Estados Unidos abandona un país como Afganistán e Irak, se crea un gran vacío. Así los sospechosos adversarios habituales se mueven para llenar el vacío: China, Rusia e Irán.

Recientemente, la apresurada evacuación de las fuerzas armadas estadounidenses, los ciudadanos estadounidenses y sus aliados fuera de Afganistán, mostró que China, Rusia e Irán estaban esperando entre bastidores la partida de Estados Unidos.

Afganistán era el país en el que China y Rusia estaban haciendo un gran juego a medida que Estados Unidos retrocedía. Pero no es el único país que estos detractores estadounidenses están compitiendo por controlar.

Según Neil Herrington, vicepresidente senior para las Américas de la Cámara de Comercio de EEUU, el «récord» es claro: «cuando las empresas occidentales se van, a menudo son los adversarios de EEUU los que llenan el vacío».

Herrington escribió recientemente su evaluación —y preocupación— por el potencial de una mayor influencia o “puntos de apoyo” de actores nefastos más cerca de casa. Específicamente en Venezuela.

LEA TAMBIÉN: Rusia defiende a Álex Saab y dice que Washington lo usará para presionar a Maduro

Herrington argumenta que, aunque elementos de las estrategias de sanciones de «máxima presión» de la administración Trump, como la «incautación selectiva y el congelamiento de los activos personales de Maduro y su círculo íntimo tuvieron su impacto en llevar al régimen a la mesa», las sanciones económicas, en particular los impuestos al sector energético «aunque bien intencionados en su objetivo de librar al sufrido pueblo venezolano de Maduro», han «desatado una cascada de consecuencias negativas no deseadas que perduran hasta el día de hoy». Entre ellos, agrega Herrington, que han «ayudado a fortalecer a Maduro, profundizado la grave crisis económica y humanitaria de Venezuela, han causado daños a los trabajadores y empresas estadounidenses y han socavado nuestra seguridad nacional».

Herrington ve que la política actual de Estados Unidos para Venezuela, principalmente en el sector energético, «recompensa perversamente a PDVSA y a Maduro mientras castiga a las empresas estadounidenses y aliadas». Como ejemplo, Herrington señala la reciente salida de las empresas energéticas francesas y noruegas Total y Equinor de su sociedad conjunta con la compañía petrolera estatal de Venezuela PDVSA, donde ahora, “la pérdida de $ 1.4 mil millones de Total se convirtió instantáneamente en la ganancia del régimen de Maduro con problemas de liquidez cuando PDVSA absorbió la parte de la empresa francesa de la empresa conjunta». Además, que las sanciones actuales bajo la Licencia General 8, «prohíben a las empresas estadounidenses reclamar sus extracciones de petróleo en Venezuela», por lo que ahora, PDVSA «retiene y vende petróleo que antes era propiedad de empresas estadounidenses, enriqueciendo aún más el régimen de Maduro».

Además, Maduro ha podido sortear las sanciones económicas de “máxima presión” con la ayuda del mencionado “Eje del Mal”.

Los aliados de Venezuela han invertido mucho en su sector energético y Rusia anunció recientemente «su amplio compromiso de mejorar la seguridad de la infraestructura energética» de Venezuela a medida que parten las empresas occidentales, y China ha comenzado a sentar las bases para reactivar la producción de petróleo, afirmó Herrington.

Muchas personas se han hecho eco de las advertencias de seguridad nacional de Herrington, incluidos funcionarios electos estadounidenses como el senador Marco Rubio y el representante Greg Steube.

«Rusia y China quieren debilitar a Estados Unidos y extender su influencia maliciosa por todo el mundo», dijo el senador Rubio en un comunicado a The Floridian. “Los vemos explotando la caótica retirada del presidente Biden de Afganistán. Y vemos cómo intentan subvertir a Estados Unidos apoyando a dictadores marxistas en Venezuela, Cuba y más allá. La Administración Biden no debería hacer la vista gorda ante la amenaza marxista que crece en nuestro propio patio trasero».

El representante Greg Steube se centró en la amenaza china a Estados Unidos y el esfuerzo activo del régimen comunista para «desestabilizar» países como Venezuela.

“El PCCh (Partido Comunista Chino) tiene hambre de expandir su influencia, y lo hemos visto hacerlo en países desestabilizados como Venezuela. El PCCh considera a nuestros enemigos como sus aliados”, dijo el representante Steube en un comunicado a The Floridian, al tiempo que hace un paralelo entre Venezuela y “ su creciente presencia en Afganistán”, que “cae completamente en el regazo de Joe Biden”.

Es por eso que Herrington está pidiendo a la administración Biden que revise «una política de sanciones contraproducente de Estados Unidos hacia Venezuela», con «un enfoque alternativo de sanciones multilaterales dirigidas», y agregó que «la comunidad empresarial de Estados Unidos está lista para proporcionar las recomendaciones de la administración sobre una política revisada, diseñada para eliminar simultáneamente tanto la recompensa a Maduro como el castigo a las empresas occidentales y al pueblo venezolano”.

Este artículo fue publicado originalmente en The Floridian, con el título ‘U.S. Retreat From Afghanistan Sends Dire Message To Latin America’.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Afganistán o similares.
Últimas Noticias: