Análisis

En Estados Unidos avanza la campaña para destituir al «fiscal chavista» de San Francisco

896 Vistas
En Estados Unidos avanza la campaña para destituir al «fiscal chavista» de San Francisco

Críticos de la gestión del fiscal argumentan que antepone su visión política alineada con la izquierda radical y que trata con indulgencia a los criminales así sean reincidentes.

Redacción | Primer Informe

En la ciudad de San Francisco (California, EEUU) la sociedad está movilizada para lograr la destitución del fiscal de distrito, Chesa Boudin. 

El abogado es un ex defensor público con un marcado sesgo ideológico hacia la izquierda radical. El funcionario incluso llegó a trabajar para el propio Hugo Chávez como traductor. 

Ahora, el grupo Safer SF Without Boudin (Un San Francisco más Seguro sin Boudin) ha reunido 83,487 firmas de votantes que quieren destituir a Boudin. La petición estará en la boleta electoral de junio de 2022.

Algunos de los principales promotores de la destitución son antiguos fiscales que trabajaron en la oficina que Boudin dirige desde 2020. Renunciaron por sus diferencias con él.

Pero las críticas vienen también de la Asociación de Oficiales de Policía de San Francisco. Lo acusan de ser demasiado indulgente con los reincidentes.

LEA TAMBIÉN: Así tratan de tumbar las sanciones de EEUU contra Maduro

Don du Bain, ex fiscal de siete años en la Oficina del Fiscal de Distrito, renunció recientemente y también está respaldando la campaña de destitución. Dijo que Boudin «hace cumplir selectivamente las leyes en el estado de California, de acuerdo con sus propias prioridades políticas”.

Afiliado con la izquierda radical

Un artículo en The Daily Signal apunta que Boudin es parte de una camada de fiscales corruptos en los Estados Unidos que quiere «aplicar ingeniería inversa al sistema de justicia penal«.

De esa manera, asegura el medio, fiscales independientes a favor de la ley y el orden están siendo reemplazados en todo el país.

En su lugar, se instalan fanáticos pro-criminales y anti-víctimas que desobedecen el estado de derecho y abusan de sus cargos. Como consecuencia, el crimen explota en sus ciudades.

Y es que la afiliación política de Boudin con la izquierda más radical es muy clara.  Sus padres, Kathy Boudin y David Gilbert, eran miembros de Weather Underground, una organización marxista radical y militante activa en la década de 1970.

Ambos huyeron en un automóvil luego de un robo a mano armada de un camión de transporte de dinero en Nueva York. En el hecho, un guardia de la empresa y dos policías fueron asesinados a tiros. 

Su madre salió de prisión en 2003 y su papá fue perdonado por el ahora ex gobernador Andrew Cuomo. Salió de la cárcel esta semana.

Viajando por América Latina

En 1999, un todavía adolescente Boudin inició un viaje por América Latina. Vivió en Guatemala, Chile Argentina Brasil y Colombia. Eventualmente, en el 2004 llegó a Venezuela.

Según su propio recuento, admite que cuando llega a Caracas no sabe prácticamente nada sobre Chávez. Pero empieza a participar en los círculos de izquierda. En esos espacios lo presentan como como «el hijo de presos políticos en los Estados Unidos».

Automáticamente, Boudin disfrutó de credibilidad y un estatus menor de celebridad. Pero sus conexiones lo llevaron a trabajar en el Palacio Presidencial de Venezuela como intérprete.

Trabajando para Chávez

En el libro «Chavistas en el Imperio» del periodista Casto Ocando, editor de Primer Informe, hay más detalles de la relación de Boudin con el chavismo.

Ocando lo describe como miembro de una «familia de radicales marxistas norteamericanos». Dice que en  esa familia destacó Leonard Boudin, un abogado que trabajó para Fidel Castro en Nueva York.

«Boudin, un becario Rhodes de la Universidad de Oxford y especialista en temas latinoamericanos, tradujo al inglés un libro de conversaciones de Hugo Chávez con la ideóloga chilena Marta Harnecker, y coescribió otro volumen en defensa del chavismo dirigido al público estadounidense», relata Ocando.

Cuenta que ese libro lo escribió Boudin tras vivir una temporada en Venezuela. Colaboraron con él Gabriel González, un asesor del gobierno chavista, y Wilmer Rumbos, columnista de la página pro chavista Aporrea.org.

«El libro fue considerado ‘más como un catecismo exuberante que un análisis académico profundo’, que ‘demuestra considerable simpatía por Chávez y sus esfuerzos’, criticó Brendan Driscoll, comentarista de la revista Booklists, órgano de la American Library Association», remata Ocando.

El libro en cuestión es titulado «La revolución venezolana: 100 preguntas – 100 respuestas» (The Venezuelan Revolution: 100 Questions – 100 Answers).

Con información del San Francisco Examiner, SF Gate, El País y The Daily Signal.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de chavistas en EEUU o similares.
Últimas Noticias: