Actualidad

Esta es la provincia que se quiere separar de Argentina

23 Vistas
Esta es la provincia que se quiere separar de Argentina

La crisis económica alienta una idea separatista en una tierra conocida por su vino.

Redacción | Primer Informe

«Mendoza tiene todo como para vivir como un país independiente. El país productivo está a punto de rebelarse», dijo Alfredo Cornejo, ex gobernador de esa provincia argentina que hoy es diputado.

Pero lo más importante es que Cornejo es presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), el principal partido de la oposición al peronismo.

Esas declaraciones, viniendo de ese personaje, tienen peso. Cornejo justificó su propuesta  con una denuncia a Alberto Fernández, al que acusa de practicar un federalismo de extorsión.

El descontento en Mendoza es considerable. Las restricciones a la movilidad impuestas en medio de la pandemia han afectado a dos de las principales actividades de la provincia: la producción de vino y el turismo.

LEA TAMBIÉN: Así avanza Cristina Kirchner contra la empresa privada en Argentina

En ese ambiente, los mendocinos se enteraron también de que el proyecto Portezuelo del Viento se detuvo. Esa iniciativa busca la construcción de una una central hidroeléctrica que se considera vital para el desarrollo provincial.

La central significa empleos y energía limpia para Mendiza y se percibe que la detención de la licitación es consecuencia de maniobras políticas del presidente Fernández.

Cornejo hizo sus polémicas declaraciones justo se acaba de imponer una estricta cuarentena en al área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires, epicentro de la pandemia en Argentina.

Las implicaciones de las declaraciones del ex gobernador resuenan por el pasado histórico de la provincia. En ese territorio se dieron algunos de los acontecimientos más importantes del proceso de independencia que lideró el general  José de San Martín, considerado como «padre de la patria».

Pero los dichos de Cornejo también resonaron como una extensión de esa idea, que de forma jocosa, surgió en las redes sociales luego de las elecciones de 2019,  crear un país llamado «Chetoslovaquia».

Cornejo es el líder de la Unión Cívica Radical, el principal partido opositor al peronismo.

Esa nación ficticia incluía a Mendoza, San Luis, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y la ciudad de Buenos Aires. Todos los lugares en donde el electorado prefirió al expresidente Mauricio Macri en aquellos comicios. En Argentina, los chetos, son la «gente bien», con buena posición económica.

Luego de las polémicas declaraciones, Cornejo buscó bajar volumen a la controversia, reportaron medios argentinos. Aclaró que: “Está claro que nuestra constitución no permite esa independencia”.

Sin embargo, agregó que “muchos argentinos sienten, fundamentalmente las provincias del centro, que ponen más de lo que sacan en la unión nacional»

LEA TAMBIÉN: EEUU y Argentina discuten “restauración” de democracia en Venezuela

Marcelo Zentil, secretario de Redacción del diario Los Andes, el más importante de Mendoza, aclara que esa provincia fue perjudicada históricamente en la distribución de los recursos que hace el poder central.

«Lo cierto, es que ahora recibe un poco más de lo que aporta, un 3,7% del PIB nacional, y recibe el 4,1», contrastó.

Un sueño recurrente

Sin embargo, la idea de la secesión siempre ha aparecido en Mendoza.  Se considera que hay empresarios mendocinos abonándola durante años y que se han atrevido a presentarla seriamente ante la Justicia Federal de Argentina.

Hugo Laricchia,  empresario del mundo vitivinícola, retomó la idea en los últimos tiempos con cierto éxito en las redes sociales.

Aunque separada por su vecinos transandinos precisamente por la imponente cordillera, culturalmente Mendoza se siente en muchos aspectos más cercana a Santiago de Chile que a Buenos Aires.

«Los mendocinos provienen de una colonización hispánica chilena», destacó el analista Carlos Pagni esta semana. «Son además muy conservadores, algunos lo atribuyen a que no tienen agua y han creado un vergel en un lugar que es un desierto».

El historiador Augusto Salvatto, en cambio considera que: «Para que haya separatismo se necesitan elementos estructurales que lo puedan justificar. En Hispanoamérica, esos elementos no están».

Parecen haber más argumentos en contra, que a favor del separatismo mendocino.  Claudio Barros, periodista de Los Andes,  resumió en un artículo de 2019 a esa idea como la «más estúpida que hemos tenido».

Las palabras de Barros fueron contundentes: «Al fin y al cabo la pregunta esencial no es si podemos independizarnos o no, sino más bien: ¿podemos tener una idea más estúpida que esta?».

Con información de El Mundo

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Alberto Fernández o similares.
Últimas Noticias: