Actualidad

Las tres rutas de Maduro para evadir sanciones con el petróleo de PDVSA

5 Vistas
Las tres rutas de Maduro para evadir sanciones con el petróleo de PDVSA

El apoyo de otros regímenes totalitarios ha permitido, hasta ahora, que Maduro mantenga sus finanzas a flote.

Redacción | Primer Informe

El mercado de los compradores de petróleo venezolano se reconfiguró luego de que la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su siglas en inglés) sancionara a PDVSA en enero de 2019, pues nuevas rutas y nuevos transportes se encargaron de seguir comerciando con el régimen de Maduro.

Los principales países que insurgieron como fuertes compradores del crudo de la estatal petrolera venezolana fueron China, India y Cuba.

En el año anterior a las sanciones, al menos 36 embarcaciones completaron 47 viajes Venezuela-China. El número de viajes se redujo a 41 en el año siguiente a las sanciones pero se sumó una embarcación más a ese tráfico comercial.

En el año siguiente a las sanciones, los datos de  los sistemas automatizados de identificación de tráfico comercial marítimo, reflejan un aumento en los viajes entre Venezuela y China en febrero de 2019.

Al mismo tiempo, disminuían los viajes en general desde Venezuela a destinos internacionales, según se desprende de un informe elaborado por las firmas consultora de seguridad y defensa C4ADS y IBI Consultants.

Las sanciones estadounidenses han golpeado las finanzas del régimen de Maduro que ya había diezmado a la industria petrolera diezmada con corrupción y la mala gerencia. (Foto: Bloomberg)

La caída en los viajes entre Venezuela y China en 2019 puede explicarse en parte por el hecho de que la China National Petroleum Corporation (CNPC) detuvo su carga de petróleo venezolano entre agosto y septiembre de 2019. Lo hizo para evitar sanciones. Sin embargo, según los informes, recibió petróleo venezolano a través de compras de Rosneft.

De la misma forma, un reporte elaborado por la firma de inteligencia Kpler, afirmaba que a través de transferencias de barco a barco, generalmente efectuadas en el estrecho de Malaca (Malasia), el petróleo proveniente de Venezuela se deposita en buques diferentes y  es enviado a China.

En ese país lo reciben como si el petróleo fuera extraído en la misma Malasia y así se lograron evitar sanciones.

LEA TAMBIÉN: EE.UU. permite comercio de crudo venezolano sólo para pagar deudas

La ruta india

En el caso de la India, entre enero 2018 y enero de 2019, antes de las sanciones, al menos 44 buques únicos completaron una suma de 52 viajes entre Venezuela e India. En el año después de las sanciones, al menos 34 buques únicos completaron una suma de 41 viajes, una disminución del 21 por ciento de un año al siguiente.El ritmo de los viajes entre Venezuela e India se mantuvo relativamente estable desde diciembre de 2018 hasta abril de 2019 y se redujo de mayo a julio de 2019. Después de julio, los viajes entre Venezuela e India aumentaron nuevamente durante dos meses.

La presencia de la India en los datos del viaje no es sorprendente, dado que el crecimiento anual de la demanda de petróleo del país, que se se esperaba superara la demanda de China en 2020, esto antes de la pandemia de coronavirus.

En la India, al igual que en China, Rosneft ha jugado un rol de intermediario importando petróleo de Venezuela, ya que continuó recibiendo este petróleo en pago de préstamos bilaterales.

Reliance Energy, uno de los dos compradores indios conocidos de petróleo venezolano en 2019, supuestamente compró petróleo venezolano directamente de PDVSA y de Rosneft.

El comercio con La Habana

En el año anterior a las sanciones, al menos 12 buques únicos completaron una suma de 48 viajes entre Venezuela y Cuba, y después de las sanciones, al menos 18 buques únicos completaron una suma de 35 de esos viajes. Los viajes se redujeron en un 27%.

Pero diversos reportes sugieren que se realizan entregas adicionales de petróleo venezolano a Cuba durante los viajes oscuros, esto sucede cuando los buques desconectan su sistema automatizado de identificación (AIS, en inglés), con el cual se identifica al buque, su posición en tiempo real y su recorrido.

Junto con esa actividad oscura, los buques cisterna que viajan entre Venezuela y Cuba han exhibido cambios de identificador. Algunos cambian de nombre  y de bandera.

LEA TAMBIÉN: Cómo descubrieron al carguero Petión violando sanciones y llevando petróleo venezolano a Cuba

Con transferencias de petróleo de barco a barco, se ocultó el origen venezolano de mucho petróleo que luego fue vendido a China como proveniente de Malasia.

De las 18 embarcaciones que completaron los viajes entre Venezuela y Cuba en el año posterior a las sanciones, la mitad de ellas son operadas, administradas o propiedad de compañías vinculadas a los estados venezolano o cubano.

La naturaleza de las relaciones políticas y económicas entre Venezuela y Cuba, hace que este tráfico entre los dos países continúe a pesar de las sanciones.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de o similares.
Últimas Noticias: