Criptomonedas

Creador del «Petro» promueve una nueva criptomoneda desde su exilio en Estados Unidos

161 Vistas
Creador del «Petro» promueve una nueva criptomoneda desde su exilio en Estados Unidos

Ahora trabaja en un proyecto llamada Reserve el cual propone como alternativa a los venezolanos para escapar a la hiperinflación.

Redacción | Primer Informe

Gabriel Jiménez, un programador venezolano de 31 años, es el creador de la criptomoneda Petro. La primera respaldada, en teoría, por un Estado. Ahora Jiménez vive exiliado en los Estados Unidos.

Antes de que el gobierno de Nicolás Maduro se le acercara para discutir la creación de una moneda digital, Jiménez era un activista contra el chavismo, reporta la DW. Participaba en las protestas callejeras en contra de la dictadura.

En ese momento, en el año 2017,  la economía del país sudamericano ya estaba en caída libre a pesar de que su industria petrolera todavía no colapsaba.

Jiménez vio la oportunidad de cambiar su país desde adentro. Si una criptomoneda similar a Bitcoin se hiciera de la manera correcta, pensó, podría darle al gobierno lo que quería. Eso era un método para eludir las sanciones financieras.

También pensaba que el experimento terminaría con darle algo de libertad a los venezolanos en el manejo de su dinero. Y sobre todo, resguardarse del devaluado bolívar.

LEA TAMBIÉN: Régimen chavista impone nuevas reglas empresas vinculadas al mercado de criptomonedas

Un proyecto paralelo

Al mismo tiempo que lanzaba el Petro junto a Maduro, Jiménez llevaba un proyecto cripto paralelo. Con su empresa The Social Us planeaba realizar una emisión inicial de moneda en noviembre de 2017. Esperaba recaudar el equivalente a los 20 millones de dólares.

El cambio de ser un activista disidente a infiltrarse en las entrañas del poder chavista en Venezuela, iba acompañado de muchos peligros. Y, al final, la primera moneda digital estatal del mundo que ayudó a crear, no se convirtió en el tipo de revolución que esperaba.

Otra cripto para los venezolanos
Para el venezolano Gabriel Jiménez, regresar a su país natal sería peligroso. Vive en el exilio desde hace dos años en Estados Unidos. Igualmente, sigue intentado impulsar una revolución de las criptomonedas en Venezuela.

Ahora trabaja en un proyecto llamado Reserve, una «stablecoin». Este tipo de criptomonedas fijan su valor a otro activo, como por ejemplo, el dólar.

Los políticos socialistas en el gobierno «no tienen soluciones para nuestro país» ni para su depreciada moneda, el bolívar, dijo a DW.

El fracaso del Petro

Su propuesta criptográfica para el chavismo fracasó. El petro está anclado en las reservas de petróleo de Venezuela. Así, rompe los principios de Bitcoin y otras criptomonedas, cuyos valores no se derivan de recursos naturales o monedas fiduciarias gubernamentales, sino solo de las leyes matemáticas.

Antes y después del lanzamiento de Petro en febrero de 2018, Jiménez también se vio obligado repetidamente a cambiar el llamado «informe blanco» del token, que informaba en qué plataforma blockchain se negociaba la moneda.

«Fui ingenuo en ese momento y todavía me duele mucho ver cómo el gobierno está utilizando indebidamente al Petro como arma política», dijo, y agregó que finalmente se vio obligado a huir al exilio para escapar de la prisión y el castigo.

Sus negociaciones con el gobierno de Maduro han convertido a Jiménez en una figura controvertida. Ha perdido mucha confianza dentro de la criptocomunidad global.

Sin embargo, dice que todavía está decidido a combatir la inflación descontrolada de su país, que en marzo obligó al gobierno a emitir un billete de 1 millón de bolívares, por un valor de medio dólar.

Con información de DW.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Bitcoin o similares.
Últimas Noticias: