Actualidad

El dólar norteamericano se convierte en la moneda rey en la Cuba comunista

4 Vistas
El dólar norteamericano se convierte en la moneda rey en la Cuba comunista

La Comisión Económica de la ONU para América Latina pronostica que el PIB de la Isla se desplomará un 8 por ciento este año.

Redacción | Primer Informe

Tras el fracaso del comunismo en Cuba el dólar se instala en el mercado de la isla como uno de los máximos símbolos del capitalismo, mientras sus pobladores lo ven como la moneda favorita de cara a una nueva devaluación del peso para bajar las presiones en una economía miserable.

Cuba tiene un sistema único mediante el cual dos monedas oficiales han existido una al lado de la otra durante casi tres décadas, el peso cubano y el peso convertible, el CUC.

Las largas colas de personas fuera de las tiendas de alimentos es el común denominador en La Habana en medio de la escasez crónica de productos básicos, y con el gobierno planeando detener a los comerciantes que no acepten el CUC, los cuales rechazan la moneda por no tener solidez, situación que genera una avalancha de dólares para quienes pueden obtenerlos.

Son muchos los sitios que ya exhiben carteles que dicen CUC no aceptado, tanto en La Habana como en otros lugares de la isla.

Las sanciones impuestas por Estados Unidos mantienen golpeado al gobierno comunista, al igual que la pandemia del coronavirus que ha ocasionado la pérdida de al menos 3 millones de dólares ante las restricciones en el turismo, uno de los principales ingresos que tiene el régimen comunista.

La Comisión Económica de la ONU para América Latina pronostica que el PIB se desplomará un 8,0 por ciento este año.

En julio, La Habana abrió decenas de «tiendas de dólares» estatales en un esfuerzo por recaudar divisas.

Las tiendas relativamente bien surtidas son un imán para los cubanos acomodados y aquellos que reciben remesas en dólares enviadas por cubanos residenciados en Estados Unidos.

LEA TAMBIÉN Se reanudan envíos de dólares a Cuba con empresa no controlada por militares castristas

Los dólares han comenzado a filtrarse en la economía cubana a través de tarjetas de débito.

Tarjetas como válvulas de escape

Esta es una de las nuevas alternativas que han aparecido en la Isla en los últimos meses. Los clientes primero tienen que abrir una cuenta bancaria denominada en dólares y luego usar una tarjeta de débito para pagar los productos en las tiendas.

Los economistas advierten la creación de una economía de dos niveles: para los ricos que pueden permitirse comprar en dólares y para los que no tienen dólares en la economía nacional normal.

«De los 11 millones de habitantes, si un millón puede comprar en dólares, ¿qué pasa con los otros 10? Si no tengo familia en el exterior, para enviar dólares a casa, no tengo esa oportunidad», dijo Aleskis Rodríguez, de 31 años. mientras hacía cola para comprar café en un mercado de La Habana que todavía aceptaba CUC.

El ministro de Economía, Alejandro Gil, negó que la medida presagiara un «apartheid económico» en Cuba. Todo lo contrario, Gil dijo que satisfará las demandas de las personas con mayor poder adquisitivo y se sumará a las arcas del Estado.

Economistas como Pavel Vidal, especialista de la Universidad Javeriana de Colombia en Cuba, han sostenido durante mucho tiempo que el sistema de doble moneda es difícil de manejar, particularmente para los exportadores.

Reforma confusa

Vidal dice que la adopción del dólar por parte de Cuba es una admisión del fracaso de las autoridades, consecuencia de reformas «incompletas y muy por debajo de las expectativas».

La reforma monetaria discutida desde hace mucho tiempo está llegando «en el peor momento posible», dijo Vidal, «porque esta es una reforma monetaria que implica una devaluación significativa de la moneda oficial frente al dólar. Algo que nunca se ha hecho», comentó a la agencia AFP.

El régimen cubano ha mantenido durante años el CUC vinculado artificialmente al dólar, como escudo para la vulnerable moneda cubana.

«¡Gasté $ 30.90 y mire lo que compré! Algunos paquetes de jugo, cinco paquetes de espaguetis y cinco paquetes de puré de tomate, realmente nada», dijo Niurka Romera, de 50 años, afuera de una tienda.

Lo seguro en Cuba sea cual sea la moneda con que la gente pague sus compras, son las largas colas fuera de las tiendas. «Estoy aquí desde las 5.15 de la mañana. Son las 11.30 ahora, pero ya están cerrando la tienda y tengo que volver mañana a comprar mi café», dijo Magalis, una maestra de 52 años.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Capitalismo o similares.
Últimas Noticias: