Dinero

Maduro elimina subsidios y el costo de la vida vuelve a experimentar una peligrosa alza en Venezuela

799 Vistas
Maduro elimina subsidios y el costo de la vida vuelve a experimentar una peligrosa alza en Venezuela

La actualización en el precio de los servicios públicos representa un cambio drástico para una población acostumbrada a no pagar casi nada por éstos. El dilema ahora es el alto costo y el pésimo servicio, golpeado por una administración deficiente y corrupta.

Redacción | Primer Informe

El régimen de Venezuela está revirtiendo silenciosamente una política de décadas de subsidios a la electricidad, el agua, el gas y los peajes de las carreteras para apuntalar las cuentas fiscales. Así, Maduro está transfiriendo los costos a las empresas y a la población acostumbrada desde hace mucho tiempo a los servicios públicos baratos.

En todo el país las facturas de luz y agua están aumentando. Los peajes se han restablecido en varios estados. Las gasolineras cobran cada vez más en dólares. Mientras tanto, la dictadura madurista está cediendo el control de la venta de gas para cocinar y la recaudación de impuestos a los municipios.

La industria petrolera, construida sobre las reservas probadas más grandes del mundo, está produciendo una cuarta parte de lo que alguna vez hizo, dejando decenas de miles de millones de dólares menos de ingresos para gastar en servicios sociales y programas para los ciudadanos. Con este panorama, Maduro decidió avanzar hacia un enfoque más capitalista, lo que ayudó a desencadenar una incipiente recuperación económica. Ahora, su gobierno está eliminando subsidios y elevando gradualmente el precio de los servicios proporcionados por el estado para acercarlos a su costo real.

LEA TAMBIÉN: Régimen de Maduro ordena una brusca dolarización del diésel en Venezuela

Después de años de recesión e hiperinflación, que terminaron recientemente, la política de Maduro de permitir que las empresas estatales cobren más debería ayudarlas a mejorar sus operaciones y finanzas y pagar salarios más altos, dijo José Luis Saboin, consultor económico en Washington, D.C., consultado por Bloomberg.

“Es bastante desafortunado que se haya necesitado una catástrofe económica para revertir esta situación de precios”, dijo.

En Venezuela un kilovatio por hora de electricidad cuesta alrededor de un centavo, en comparación con alrededor de 11 centavos en los EEUU. Sin embargo esto representa un cambio violento para un país que se enorgullecía de proporcionar servicios públicos por casi nada.

La política data de la década de 1970, cuando el gobierno comenzó a subsidiar la mayoría de los servicios públicos a través del tipo de cambio de divisas, aprovechando la recompensa de los altos precios de las materias primas. Esto fue mantenido por Hugo Chávez, quien prometió reducir la pobreza y permitir que millones de hogares utilicen los servicios sin pagar. Incluso hoy, alrededor de un tercio de la población tiene conexiones de electricidad o agua, pero no paga un centavo, según el Observatorio Nacional de los Servicios Públicos.

No está claro exactamente cuánto gasta el gobierno en subsidios, ya que no se publican cifras confiables. Los economistas del Centro de Políticas Públicas de IESA, una escuela de negocios con sede en Caracas, estiman que ascendieron a $ 25 mil millones anuales en 2014.

Maduro comenzó a cambiar esta política en 2020, centrándose en todo, desde el combustible para cocinar hasta las tarifas de electricidad. Muchas estaciones de gasolina pasaron de cobrar en bolívares a dólares estadounidenses cuando el régimen se vio obligado a comenzar a importar condensado de lugares tan lejanos como Irán para mezclarlo con crudo local.

Pero el cambio, que se produce cuando muchos gobiernos de todo el mundo aumentan los subsidios para suavizar el golpe del aumento de los precios de la energía y los alimentos, se ha producido con poca fanfarria o publicidad, lo que ha ayudado a Maduro a evitar una reacción negativa del público. Los comerciantes dicen que fueron sorprendidos por las enormes facturas. Los servicios, mientras tanto, se han mantenido pésimos.

Algunos productores se han adaptado aumentando los precios o mudándose a municipios más baratos dirigidos por alcaldes respaldados por el gobierno que atraen negocios con exenciones de impuestos. Otros han tenido que cerrar la tienda y vender.

Con información de Bloomberg.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Agua o similares.
Últimas Noticias: