Narcotráfico

Los detalles de la caída del «narco de narcos» en Sinaloa

816 Vistas
Los detalles de la caída del «narco de narcos» en Sinaloa

La detención del «narco de narcos» apunta a una importante cooperación entre EEUU y México a pesar de los recientes enfrentamientos en materia de seguridad. «Este tipo de captura es impensable sin la participación de la DEA», dijo un experto.

Redacción | Primer Informe

Rafael Caro Quintero, un capo de la droga conocido como «el narco de los narcos» que estuvo detrás del asesinato de un agente antidroga estadounidense en 1985, fue capturado por las fuerzas mexicanas, casi una década después de salir de prisión.

Caro Quintero fue detenido después de que un perro de búsqueda llamado Max lo encontrara escondido entre la maleza en la localidad de San Simón, en el estado de Sinaloa. El lugar estaba en las montañas cerca de la frontera de Sinaloa con el estado fronterizo norteño de Chihuahua. La caída de Caro Quintero fue resultado de una operación conjunta de la marina y la fiscalía general, según un comunicado de las autoridades.

El registro nacional de detenciones de México indica que la hora de la captura de Caro Quintero fue alrededor del mediodía. Había dos órdenes de detención pendientes contra él, así como una solicitud de extradición del gobierno estadounidense.

La detención se produjo días después de que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reuniera con Joe Biden en la Casa Blanca.

«Esto es enorme», dijo en Twitter el asesor principal para América Latina de la Casa Blanca, Juan González.

LEA TAMBIÉN: Así respondió la DEA tras ser «expulsada» de México

«Narco de narcos»

Caro Quintero, originario de La Noria, Sinaloa, es quizás más conocido como uno de los cofundadores del cártel de Guadalajara. El apogeo del grupo se produjo en las décadas de 1970 y 1980. En esa época traficaba principalmente con cocaína, heroína y marihuana de México a Estados Unidos.

Su grupo contaba como sicario a Joaquín «El Chapo» Guzmán, que fundó el violento cártel de Sinaloa y ahora está encarcelado en EEUU.

Caro Quintero fue condenado en su día a 40 años de prisión por el secuestro, la tortura y el asesinato de un agente de la Agencia Antidroga DEA de EEUU, Enrique «Kiki» Camarena, en 1985.

Caro Quintero creía que Camarena era el culpable de una redada en una plantación de marihuana el año anterior.

La tortura y el asesinato de Camarena, que había estado trabajando de forma encubierta, se consideró un punto de inflexión en la violenta guerra de México contra los cárteles de la droga. Esto ha sido un punto delicado para las fuerzas del orden estadounidenses, así como una fuente de fricción con Washington.

El brutal asesinato del agente Camarena se considera uno de los peores episodios de la historia de la DEA, y la captura de Caro Quintero se considera desde hace tiempo en la agencia como un asunto pendiente.

En 2013, una sentencia de un tribunal de apelación mexicano dejó en libertad a Caro Quintero tras cumplir 28 años. Las autoridades estadounidenses y los fiscales mexicanos se indignaron. El Tribunal Supremo revocó la decisión.

Pero Caro Quintero se había escondido. Desde entonces, las autoridades estadounidenses le acusan de haber asumido un papel de liderazgo en el cártel de Sinaloa tras la caída de El Chapo. Decían que al mismo tiempo dirigía su propia organización en la región.

¿Extradición a EEUU?

Estados Unidos dijo que solicitaría la extradición inmediata del «narco de narcos».

«No hay lugar donde esconderse para quien secuestra, tortura y asesina a las fuerzas del orden estadounidenses. Estamos profundamente agradecidos a las autoridades mexicanas por la captura y detención de Rafael Caro Quintero», declaró el fiscal general de EEUU, Merrick Garland.

Mike Vigil, ex jefe de operaciones internacionales de la DEA, dijo que «probablemente es una de las capturas más importantes de la última década en términos de importancia para la DEA».

Antes de que se informara de la detención de Caro Quintero el viernes, el gobierno estadounidense ofrecía una recompensa de hasta US$20 millones por información que condujera a su captura.

Caro Quintero, que el año pasado perdió una última apelación contra la extradición a Estados Unidos, será extraditado lo más rápidamente posible, dijo otro funcionario mexicano.

Aunque Caro Quintero, de 69 años, ya no se considera un actor importante en el tráfico internacional de drogas, es probable que el impacto simbólico de su captura sea importante a ambos lados de la frontera.

LEA TAMBIÉN: AMLO no quiere que EEUU capture a los hijos del Chapo Guzmán

Caro Quintero, Biden y AMLO

La captura del infame jefe del narcotráfico se produjo pocos días después de que López Obrador se reuniera con el presidente Biden en Washington.

Ambos dijeron haber «reafirmado nuestro compromiso de trabajar juntos para abordar los principales problemas de seguridad que afectan a nuestras naciones, incluidos los desafíos del fentanilo, el tráfico de armas y el contrabando de personas».

Es probable que la captura de Caro Quintero se considere una victoria importante para López Obrador, que ha presidido uno de los periodos más sangrientos de la historia de México, a pesar de haber prometido combatir la delincuencia y sofocar la violencia.

El arresto también sugiere una cooperación continua entre las fuerzas de seguridad estadounidenses y mexicanas. Esta relación se ha vuelto cada vez más tensa desde que México aprobó el año pasado una legislación que restringe las actividades de los agentes extranjeros y elimina su inmunidad diplomática.

El experto en seguridad mexicano Alejandro Hope dijo que la detención apunta a una importante cooperación entre los dos países. Esto a pesar de los recientes enfrentamientos en materia de seguridad. «Este tipo de captura es impensable sin la participación de la DEA», dijo.

La operación «requiere un intercambio de información muy fluido entre los marines y las agencias estadounidenses», dijo Hope. «Es una señal de que al menos a este nivel, a nivel de agencias, esa cooperación persiste».

La falta de voluntad de México para extraditar a Caro Quintero antes de salir de la cárcel fue una fuente de tensión entre ambos países.

Un funcionario estadounidense dijo que Washington estaba muy interesado en su extradición.

«Es de esperar que esto empiece a arreglar la deteriorada relación entre Estados Unidos y México en términos de lucha contra el narcotráfico», dijo Vigil.

Con información de The Guardian y New York Times.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de Cártel de Sinaloa o similares.
Últimas Noticias: