Países

Principales aliados de Rusia piden terminar con la guerra en Ucrania

487 Vistas
Principales aliados de Rusia piden terminar con la guerra en Ucrania

Ningún país importante apoyó los últimos reclamos de Rusia en las Naciones Unidas, ni siquiera China desde donde se había prometido un vínculo inquebrantable con Putin días antes de la invasión a Ucrania.

Redacción | Primer Informe

China y la India han hecho un llamamiento para que se negocie el fin de la guerra de Ucrania, pero no han apoyado firmemente a su tradicional aliado, Rusia.

Tras una semana de presiones en la Asamblea General de las Naciones Unidas, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia subió a la tribuna de la Asamblea General para lanzar una encendida reprimenda a los países occidentales por lo que calificó de campaña «grotesca» contra los rusos.

Pero ningún país importante apoyó a Rusia, incluida China, que días antes de la invasión de Ucrania en febrero había prometido un vínculo «inquebrantable» con el Presidente Vladimir Putin.

LEA TAMBIÉN: El extraño dron ruso capturado por el ejército ucraniano

Preocupaciones en Beijing por la guerra en Ucrania

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, pidió a Rusia y Ucrania que «eviten que la crisis se desborde» y afecte a los países en desarrollo. «China apoya todos los esfuerzos que conduzcan a la resolución pacífica de la crisis de Ucrania. La prioridad urgente es facilitar las conversaciones para la paz», dijo Wang el sábado.

«La solución fundamental es abordar las legítimas preocupaciones de seguridad de todas las partes y construir una arquitectura de seguridad equilibrada, eficaz y sostenible», agregó.

Durante su visita a las Naciones Unidas, Wang se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, en sus primeras conversaciones desde el inicio de la guerra.

A principios de este mes, Putin reconoció la «preocupación» de China por Ucrania durante una reunión con su homólogo, Xi Jinping.

Los funcionarios estadounidenses se han sentido alentados por lo que consideran la falta de apoyo concreto de China a la guerra y han afirmado que Pekín ha declinado las peticiones de envío de equipamiento militar, lo que ha obligado a Rusia a depender de Corea del Norte e Irán a medida que sus propios suministros disminuyen.

La reacción de China ante Rusia está siendo observada de cerca en busca de pistas sobre su enfoque de Taiwán, una democracia autónoma que Pekín reclama como su territorio.

Wang se mantuvo firme en su afirmación de que China tomaría «medidas contundentes» contra cualquier interferencia, insistiendo en que los esfuerzos por impedir la «reunificación» con Taiwán serían «aplastados por las ruedas de la historia».

Cauta presión desde la India

La India, a diferencia de China, mantiene una cálida relación con Estados Unidos, pero tiene vínculos históricos con Rusia, su tradicional proveedor de defensa.

«A medida que el conflicto de Ucrania sigue haciendo estragos, a menudo se nos pregunta de qué lado estamos», declaró el ministro de Asuntos Exteriores indio, Subrahmanyam Jaishankar.

«Nuestra respuesta, cada vez, es directa y honesta: India está del lado de la paz y permanecerá firmemente allí», dijo.

«Estamos del lado que pide el diálogo y la diplomacia como única salida».

Rusia ataca a Occidente

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, declinó en una rueda de prensa responder a si ha habido alguna presión por parte de China. En su discurso, trató de culpar directamente a Occidente.

«La rusofobia oficial en Occidente no tiene precedentes. Ahora el alcance es grotesco», dijo Lavrov en la asamblea general.

«No escatiman en declarar la intención de infligir no sólo una derrota militar a nuestro país, sino también de destruir y fracturar a Rusia».

Estados Unidos, dijo, desde el final de la guerra fría ha actuado como si fuera «un enviado de Dios en la Tierra, con el sagrado derecho de actuar impunemente donde y cuando quieran», dijo Lavrov.

También arremetió contra la Unión Europea por considerarla una «entidad autoritaria, dura y dictatorial» y dijo que la dirección del bloque obligó al líder de un Estado miembro -el presidente chipriota, Nicos Anastasiades- a cancelar una reunión prevista con él.

Lavrov criticó a Occidente por no comprometerse con Rusia, diciendo que «nunca hemos dejado de mantener el contacto».

Las potencias occidentales están estudiando la posibilidad de imponer más sanciones después de que Putin convocara a los reservistas e hiciera una amenaza velada de utilizar armas nucleares, y se haya negado a reconocer los resultados de los referendos sobre la anexión rusa que se celebran en los territorios ocupados.

Han acogido con satisfacción el aislamiento de Lavrov, señalando cómo sólo se presentó en una sesión del Consejo de Seguridad el jueves para hacer comentarios y no para escuchar a los demás.

Rusia contó con una rara voz de apoyo el sábado en la asamblea general. El primer ministro interino de Malí, el coronel Abdoulaye Maïga, nombrado por los golpistas, saludó la «cooperación ejemplar y fructífera» con Moscú.

La junta ha dado la bienvenida a la empresa de seguridad rusa Wagner Group, a pesar de las acusaciones occidentales de abusos contra los derechos, mientras Francia retiraba las tropas que luchaban por contener la insurgencia yihadista.

Información de The Guardian.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de China o similares.
Últimas Noticias: