Reportaje

El último golpe estadounidense al intercambio petrolero entre Irán y Venezuela

924 Vistas
El último golpe estadounidense al intercambio petrolero entre Irán y Venezuela

Empresa de seguridad estadounidense retira la certificación de dos petroleros iraníes debido a las sanciones contra el régimen persa. El castigo hace frente a los envíos de gasolina y elementos petroleros para la dictadura venezolana.

Redacción | Primer Informe

Una empresa estadounidense retiró la certificación ambiental y de seguridad de dos petroleros iraníes, luego de las acusaciones de un grupo de defensa estadounidense de que habían enviado cargamentos de petróleo de ese país, según muestran documentos vistos por Reuters.

Los países objeto de sanciones estadounidenses más duras, incluidos Irán y Venezuela, han respondido a la creciente presión con estrategias elaboradas para eludir las restricciones a sus exportaciones de petróleo.

Las principales compañías navieras petroleras, a su vez, respondieron endureciendo las pautas y desplegando tecnología para evitar infracciones accidentales de sanciones. Según los funcionarios estadounidenses, esto podría conducir a que se les excluya del sistema financiero del dólar y se incauten sus activos.

Varias fuentes de envío involucradas en servicios de seguros y asesoría legal para la industria dijeron a Reuters que las infracciones involuntarias también son un peligro creciente para las sociedades de certificación de barcos como American Bureau of Shipping (ABS), que el mes pasado retiró la cobertura para los dos petroleros.

“Las sociedades de clasificación se enfrentan al desafío de mantenerse al día con las tácticas de Irán para evitar enfrentarse a sanciones”, dijo Claire Jungman, jefa de personal de United Against Nuclear Iran (UANI).

LEA TAMBIÉN: EEUU intercepta barco procedente de Irán con material usado para explosivos

Vigilancia total

Las sociedades de clasificación brindan servicios tales como verificar que los barcos estén en condiciones de navegar.

UANI, el grupo estadounidense que monitorea el tráfico de petroleros relacionados con Irán a través del rastreo de barcos y satélites, alertó a ABS en diciembre sobre transferencias de petróleo iraní que involucraban a varios barcos, incluido el Karo de bandera panameña y el Elsa de bandera beliceña, correspondencia entre los dos grupos vistos por los programas de Reuters.

Irán considera que las sanciones de Estados Unidos son ilegales y ha dicho que hará todo lo posible para eludirlas. “Hay una fuerte voluntad en Irán de aumentar las exportaciones de petróleo a pesar de las sanciones injustas e ilegales de Estados Unidos”, dijo el ministro de Petróleo de Irán, Javad Owji, a la televisión estatal en septiembre. Los funcionarios iraníes no divulgan detalles sobre sus esfuerzos para eludir las sanciones.

ABS es la única empresa de EEUU entre las 12 principales sociedades de clasificación de barcos, que por lo demás tienen su sede en Europa y Asia, y son esenciales para el funcionamiento de miles de barcos en la flota de envío mundial.

Sin la certificación de esta firma estadounidense, los buques no pueden obtener cobertura de seguro ni hacer escala en la mayoría de los puertos internacionales.

Elsa y Karos

El sitio web de ABS muestra que la llamada cobertura de clase, que incluye inspecciones de seguridad del buque, para un barco llamado Elsa se retiró el 17 de diciembre, citando sanciones como motivo, mientras que la cobertura para un segundo barco, el Karo, se retiró el 13 de enero, con sanciones también citadas como el motivo de la medida.

Un portavoz de ABS dijo que, como empresa de EEUU, “sigue estrictamente la ley de sanciones de EEUU y toma en serio e investiga todos los reclamos y la información recibida que pueda sugerir que cualquier embarcación de la clase ABS está comerciando con un país sancionado”.

“En caso de que se confirme la información, ABS ha cancelado y cancelará la clase de ABS de la embarcación involucrada, de acuerdo con nuestras políticas y procedimientos”, dijo el vocero, declinando comentar sobre casos individuales.

En una carta del 21 de diciembre a UANI, vista por Reuters, ABS dijo que después de completar una investigación independiente había encontrado «pruebas materiales» de que el 8 de diciembre o alrededor de esa fecha, Elsa había «participado en operaciones de transbordo ilícitas con un petrolero iraní» y como resultado canceló todos los servicios de clasificación.

ABS dijo en otra carta el 14 de enero que había completado una investigación independiente por separado del Karo. Por esto también canceló todos los servicios de certificación asociados con él.

Delta Lines, con sede en Hong Kong, figura como propietaria de Elsa, que es su único barco, según la base de datos pública Equasis, cuyo objetivo es brindar transparencia en el envío mediante la publicación de datos marítimos.

Delta Lines figura en una oficina de registro corporativo en Hong Kong, pero el personal en las instalaciones no pudo proporcionar ningún detalle sobre la compañía cuando Reuters se puso en contacto con él el jueves.

Karo Shipping Services, con sede en India, figura como el propietario del Karo, que es su único barco, según mostraron los datos de Equasis.

Una oficina que figura en las bases de datos de envío como la dirección de contacto de Karo Shipping Services cerca de la ciudad de Mumbai había cerrado cuando Reuters la visitó el martes.

Los datos de seguimiento de barcos de Eikon mostraron que la última posición reportada de Elsa fue frente a Singapur el 20 de enero, mientras que la última posición reportada de Karo fue frente a la costa de Taiwán el 18 de enero.

 

Si quieres recibir en tu celular esta y otras noticias de Venezuela y el mundo descarga Telegram, ingresa al link https://t.me/primerinforme y dale click a +Unirme.

Si te gustó la nota compártela
Más noticias de buques o similares.
Últimas Noticias: